ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 826 Si me odias, simplemente aléjate de mí

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8217

Actualizado: 2019-04-11 08:59


"¡Hijo de perra!", gritó el padre de Pablo: "¡Mi reputación está completamente arruinada por tu culpa!" Nunca esperó que este evento se filtrara a sus superiores ni que su hijo hubiera ofendido a alguien que estaba más allá de su alcance.

"¡Padre, lo siento! ¡Estoy bien consciente de mis acciones ahora! ", gritó Pablo temblando y cubriéndose el rostro herido.

El alcalde le advirtió, "Sólo quiero que te quedes en casa el próximo par de días y que no vayas a ningún lado. ¡Si te atreves a hacerle daño a alguien otra vez, perderé mis privilegios para siempre!"

"Lo sé, padre. ¡De ahora en adelante, me aseguraré de comportarme!" A Pablo ahora le quedaba claro que Irene Shao tenía un sólido historial puesto que tenía la capacidad de privar a su padre de su posición oficial.

Desde entonces, sólo se dedicó a recorrer y a merodear por la casa de los Zheng sin ninguna razón en particular.

Si su familia se metía en problemas, él también estaba en problemas.

Cuando Estela descubrió lo que había sucedido, supuso que todo se debía a Irene. Estaba profundamente conmovida por lo que ella había hecho, y había decidido que buscaría un trabajo en la ciudad que quedara más cerca de ella después de que estuviera completamente recuperada.

En un apartamento privado.

Adele Song estaba ocupada trabajando cuando sonó su teléfono. "Hola, Daniel", respondió alegremente.

Sus ojos se iluminaron repentinamente y dijo: "Muy bien, iré ahora mismo."

Después de colgar, su sonrisa se desvaneció bruscamente cuando, de repente, una idea le llegó a la cabeza.

Sólo había una razón particular por la que Daniel le pediría que fuera a su mansión tan tarde por la noche.

'¡Irene Shao!'

Respiró hondo y pensó: "¡Irene Shao, haré hasta lo imposible para eliminarte de este mundo!"

Luego abrió su guardarropa y sacó uno de sus abrigos de lana negra más caros. Estaba vestida con un suéter simple, pero ahora se había puesto una blusa de seda...

Sentada frente al tocador, se puso maquillaje y se roció con el más caro de sus perfumes. Después, se calzó tacones altos y se dirigió a la mansión Número 9 en el vecindario de la Mansión Leroy.

Tocó el timbre de la puerta y Daniel, envuelto en su bata de baño, acudió a abrirle.

Si no supiera la verdadera razón de su presencia allí, se habría entregado a la tarea de hacer realidad algunas de las ilusiones que tenía con Daniel.

Después de cerrar la puerta de la mansión, Daniel subió

había pasado la mano!

'¿En verdad piensan que soy una cobarde?', pensó Irene.

Con postura arrogante, se puso al lado de Adele y, con las manos en la cintura, dijo: "¡Adele Song! Déjame aclararte algo: ¡Daniel me pertenece! Me ha quitado mi pureza, y ahora es responsable de mí. Así que si todavía sabes o recuerdas algo sobre la vergüenza, ¡vete ahora mismo!"

Al escucharla, Adele no daba crédito a sus oídos y volteó a ver a Daniel.

Entonces este jaló a Irene y la echó de la habitación. "Irene, ¿quién te dio permiso de desafiar a mi novia?"

Ella se liberó de sus manos y dijo: "¡Yo me di permiso! ¡Hombre malo y traicionero! ¡Ah! ¡Te odio!"

'¿Por qué me enamoré de un hombre tan malo? Por favor, ¿que alguien me diga por qué?', reflexionó.

"Si me odias, ¡simplemente aléjate de mí!" Sus ojos reflejaban la rabia que hervía en su interior, y las gotas de agua todavía escurrían de su cabello.

Entonces, sin previo aviso, Irene estalló en lágrimas y se arrojó en sus brazos.

"Daniel, sabía que había malinterpretado las cosas, ¡te pido disculpas! ¿Por qué te es tan difícil perdonarme?" Se estaba ahogando en sollozos, Y cuando él escuchó sus suaves palabras, su corazón también se suavizó.

"¡Fuera de mi camino, necesito tomar una ducha!" Daniel la hizo a un lado con un gesto desagradable, Pero ella siguió siguió sujetando su cintura como si tuviera pegamento en las palmas, y luego protestó con sus maneras de niña mimada, "¡No, Daniel! Por favor, pídele que se vaya. ¡No quiero verla aquí!"

Daniel inconscientemente suavizó sus movimientos y, alisando su largo cabello, dijo: "¡Ire, deja de bromear!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir