ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 860 ¿Sabes acaso a quién está persiguiendo tu hijo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8406

Actualizado: 2019-04-18 05:43


Chuck le sonrió a su hija y estaba a punto de cerrar la puerta.

Pero Ángela estaba ansiosa, e inmediatamente se puso en medio de la puerta para evitar que se cerrara. "Madre, ¿sabes acaso a quién está persiguiendo tu hijo?", preguntó.

A Chuck le preocupaba que Ángela se hubiera hecho daño, así que abrió la puerta de nuevo y dijo: "¡Ten cuidado! No te lastimes."

"Padre, ¿sabes? ¡Mi hermano está persiguiendo a Estrella!, dijo Ángela.

Daisy, que se frotaba la cara, dijo con calma: "Estrella... ¿Qué Estrella?" Inmediatamente después de que ella le preguntara, se alejó un par de centímetros de Ángela.

Ángela se sorprendió y respondió: "Madre, es Estrella, ¡La hija de madrina* Lola!"

Esta vez, Daisy se dio cuenta de la gravedad del asunto, y Chuck también pareció bastante pensativo. Daisy se quitó rápidamente la máscara que se estaba aplicando en la cara e inmediatamente tomó su teléfono para llamar a su hijo.

"¿Qué diablos está haciendo ahora? ¿Incluso quiere salir con Estrella?", dijo Chuck. Se preguntó desde cuándo su hijo se había vuelto tan poco fiable.

Daisy no tardó en comunicarse con Gonzalo por teléfono, pero en ese momento Gonzalo estaba subiendo las escaleras con Estrella.

Cuando vio que su madre lo estaba llamando, Gonzalo supo que Ángela lo había delatado. "Madre, me voy a la cama ahora, tengo mucho sueño. ¡Si pasa algo, ya hablaremos mañana!, dijo Gonzalo.

"¿Te vas a la cama? ¿Con quien?" Daisy estaba un poco nerviosa cuando le hizo esta pregunta a su hijo.

Gonzalo miró a Estrella, que ya estaba en el apartamento de él ahora, y respondió: "Eso es asunto mío, así que, no seas tan indiscreta".

"¡Gonzalo Si! ¿Por qué eres tan caprichoso? ¡No puedes juntarte con Estrella! ¡No es del tipo de chica juguetona con la que normalmente sales, no puedes coquetear con ella y no puedes tener tantas ganas de estar con ella!", dijo Daisy. No quería que su hijo fastidiara las cosas.

Gonzalo se masajeó el punto doloroso entre las cejas y dijo: "¿Por qué soy caprichoso? Sé lo que estoy haciendo, por favor, no interfieras en mis asuntos, ¿de acuerdo?

Daisy guardó silencio durante un rato y luego preguntó con suavidad: "Gonzalo, ¿hablas en serio?"

"Um", respondió Gonzalo. Luego se levantó y fue a buscarle a Estrella un vaso de agua.

Daisy pensó por un momento y dijo: "Gonzalo, Estrella es unos seis años mayor que tú ... Oh no, en realidad son siete. No puedo aceptar esto. Eres más joven que ella y no sois buenos el uno para el otro".

Tambié

ión", dijo.

Gonzalo había demostrado su amor por ella de repente, y Estrella estaba un poco sorprendida.

"¡Dame tu respuesta ahora mismo!", dijo Gonzalo. Sabía que Estrella volaba de regreso a los Estados Unidos mañana por la tarde.

Estrella pensó un momento y después negó con la cabeza y dijo: "Vivo en los Estados Unidos todo el año, y tú estás aquí. Una relación a larga distancia... No puedo aceptarla."

"Estrella, volverás tarde o temprano. ¿De verdad quieres casarte con un extranjero?" dijo Gonzalo. Cuando pronunció la última frase, la agarró de la muñeca aún más fuerte.

Por supuesto que no se casaría con un extranjero, porque aun viviendo en los Estados Unidos durante todo el año, realmente no le gustaban los extranjeros y tampoco se casaría con ninguno.

"Yo sólo... No puedo volver tan a menudo como querría", dijo Estrella.

Gonzalo miró sus hermosos labios y no pudo evitar besarlos de nuevo. "Estrella, es hora de que te cases. Por favor vuelve a País C y cásate conmigo...", dijo él.

Además, Gonzalo sacó un anillo y lo puso en el dedo anular de Estrella.

Asi que... Lo que había sucedido esa noche había sido planeado por él y por Irene.

Esa noche era la oportunidad perfecta de Gonzalo para expresar su amor; ayer y mañana no sería posible.

En ese momento, cuando Estrella miró el anillo de diamantes en su dedo, se quedó completamente pasmada. Gonzalo no solo le había confesado su amor, sino que también le había propuesto matrimonio.

Sabía que Estrella tenía una edad que la llevaba a creer que casarse era mucho más importante que las citas casuales. Había planeado casarse con Estrella primero y luego cuidarla bien.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir