ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 862 Antes de hacerlo, piénsalo dos veces

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9132

Actualizado: 2019-04-18 05:46


Daniel agachó la cabeza y presionó sus labios contra los de ella mientras sostenía su teléfono cerca de su oreja.

No fue hasta que contestó Estrella que liberó a Irene de su beso. "Estrella, voy a ir a buscarte", dijo.

Pero Estrella respondió en voz baja: "No, gracias. Volveré a casa más tarde."

"Estrella, ten cuidado con lo que haces, y antes de hacerlo, ¡piénsalo dos veces!" dijo Daniel. Estaba acostado en la cama junto a Irene, sosteniéndola con su brazo libre.

También pensó que Gonzalo y Estrella sólo se quedarían en el apartamento esa noche, al igual que Ire y él. ¡No era tan sencillo!

"... Um, está bien, ya veo. Duérmete temprano ", dijo Estrella. y después de pronunciar estas palabras, colgó el teléfono.

En ese momento, ella se encontraba en estado pasivo, mientras que Gonzalo, que parecía estar un poco borracho por todo el alcohol que había bebido, la besó de forma incontrolada.

"Gonzalo, estás borracho. ¡Déjame ir!" dijo Estrella. Alejó a Gonzalo, que estaba presionando su cuerpo.

Gonzalo inmediatamente la miró y dijo: "Estoy más sobrio que un cura en domingo. Estrella, escucha, te dejaré volver a Estados Unidos mañana y te daré ... un mes como máximo para tomar tu decisión, como máximo. Luego cambiarás tu lugar de trabajo y volverás aquí, si no deseas trabajar en País C, también puede elegir trabajar en País A. Después de todo, Chuck tiene un hospital allí, donde yo puedo trabajar."

En la actualidad, Gonzalo no tenía planes de continuar su carrera en el extranjero, pero si a Estrella le gustaba tanto Estados Unidos, consideraría mudarse y trabajar allí por ella.

"Um... Entiendo", dijo Estrella. Ella intentó alejarlo de nuevo.

Gonzalo se bajó de ella, se dio la vuelta y la abrazó con fuerza. "Ahora, quiero que te conviertas en mi mujer", dijo. Sin embargo, todavía tenía que preguntarle si ella también lo quería, porque no era un asunto insignificante después de todo...

Estrella miró a Gonzalo, quien ahora tenía los ojos cerrados. De hecho, si Gonzalo la hubiera obligado a hacerlo esta noche, lo habría rechazado de inmediato.

Pero ahora, soportando el dolor, él le preguntó su opinión al respecto...

"No confío en ti", susurró suavemente Estrella. Él la tenía abrazada fuertemente entre sus brazos.

Se habían visto muchas veces, pero rara vez se habían hablado, y Estrella nunca le había prestado mucha atención a Gonzalo.

Pero esta vez, todo pasó de repente. Era extraño, Estrella parecía no sentir disgusto cuando Gonzalo se le acercaba...

Mantuvo una relación de cuatro años con su ex novio, pero con el tiempo él la engañó porque ya no podía soportar más sus ideas anticuadas ...

"Estrella, tanto padre como madre* están atentos a ti, y s

erlo a la mañana siguiente.

Creyó que eso era lo que había sucedido.

Luego llamó a sus padres. "Madre, por favor prepárense. Voy a ir a casa de Estrella a proponerle matrimonio."

Encontró un traje más formal en su guardarropa y lo colocó en su cama. Cuando vio por casualidad las salpicaduras de gotas rojas en su sábana, se dibujó una sonrisa en sus labios de satisfacción.

"¿Ah?" Daisy, quien estaba bebiendo un vaso de leche de soya, escupió repentinamente, haciéndola lucir menos elegante en la mesa del desayuno.

Chuck inmediatamente le pasó un pañuelo y la ayudó a limpiar las manchas de leche de soya; luego le pidió a un sirviente que trajera otro desayuno en la mesa.

"Está bien. No tienen que preparar nada, yo me encargaré de todo ", dijo Gonzalo. Primero planeaba escribir un cheque de dote para la novia, y el precio que escribió fue ... ¡Noventa y nueve millones novecientos noventa mil! Después de eso, pensó en llevar a Estrella a buscar una nueva casa donde vivir ...

¡Eso sonaba genial!

"¡De acuerdo!" dijo Daisy. Cuando ella le dio la noticia a Chuck, él también casi se ahoga con el pan tostado que estaba comiendo.

'¿Por qué Gonzalo quiere casarse tan de repente? ¿Realmente quiere casarse? ¿Qué pasó anoche entre ellos ...?' pensó Chuck.

En la mansión de la Familia Li

Lola, quien había recibido la llamada telefónica, se acercó a la puerta para saludar a Gonzalo y a sus padres.

Daisy, que estaba muy feliz por tan afortunado acontecimiento, sonrió y tomó la mano de Lola. ¡Nunca imaginó que su hijo se enamoraría de Estrella!

Jorge, sabía que Estrella había pasado la noche anterior con Gonzalo y no se veía muy bien, pero aún así le dio unas palmadas al hombro de Gonzalo.

Se sentaron en la sala y el sirviente les llevó té y pasteles de la mejor calidad.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir