ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 870 Nunca Voy a Ceder ante un Bastardo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7136

Actualizado: 2019-04-20 02:56


"¡Aléjate de mí o nunca te lo perdonaré!" Ella dijo esto en un tono bastante serio y grave.

Luego Daniel aventó su chaqueta y dijo: "¿Me perdonarás si te dejo ir?"

... "¡No!", ahora ella estaba susurrando.

Él tocó suavemente la cara de Irene con sus dedos. "Tu piel es mucho más suave que antes."

...

"Sólo han sido dos meses. Tal vez hubiera seguido siendo tan suave como la de un bebé si me hubieras tocado incluso después de dos años."

Sus palabras hicieron que ambos pensaran en una sola pregunta. ¿No se han visto desde hace dos meses? Se había sentido como si hubieran sido más de dos años...

"Has estado pensando demasiado. Irene, eres mía en esta y en la vida que sigue..." Daniel mostró una sonrisa perversa, pero fascinante.

E Irene también le sonrió. Ella rodeó a Daniel con sus manos y dijo: "Señor Si, eres tú quien ha estado pensado demasiado. Nunca cederé ante un bastardo como tú, nunca. Me casaré con otro hombre en el futuro, lo prometo."

Daniel se sintió irritado por sus palabras.

Ella era la única culpable de su ira, y tenía que pagar el precio. "¿Quieres casarte con otro hombre? Huh, ni lo sueñes."

Él la besó con fuerza y sostuvo sus manos sobre su cabeza.

Irene le dio una patada en las piernas, pero él sólo resopló un poco y la apretó aún más fuerte.

"¡Silencio!", "¿Para qué?"

"¡Porque eres mi mujer!"

"No estés tan seguro de eso." Su actitud lo hizo desesperarse aún más.

Le mordió las orejas con delicadeza y dijo: "¿Sabes cómo terminara esto si te empeñas en seguir resistiéndote?"

"No me importa... ¡Déjame ir! Maldita sea..."

"Ruégame primero".

... "¡De ninguna manera! ¡Vete al infierno!"

"Te ayudaré a encontrar el camino". Daniel dijo eso en un tono coqueto y pervertido.

Y acariciaba todo su cuerpo mientras le hablaba. Irene estaba harta de él que intento alejarlo de ella.

Pero sus esfuerzos fueron en vano, y él volvió a abrazarla antes de que ella tuviera la oportunidad de levantarse.

"¿De verdad te resistes a mi?. ¿Estás haciendo caso omiso a mis advertencias? ¿No es así, mi vida?" Mientras decía esto, Daniel se quitó el abri

ente al restaurante, del cual salió una mujer, que inmediatamente atrajo la atención de todos.

Su largo cabello rojizo era ondulado y se esparcía casualmente sobre sus hombros. Su ropa y su sombrero eran de color verde oscuro. Llevaba un maquillaje cargado; algo que nunca había hecho antes, para ser más exactos, eran cejas muy marcadas y mucho rímel en las pestañas, una sombra de ojos azul y labios de color rojo brillante.

Ella vestía un abrigo doble vista color verde oscuro y botas largas negras, sostenía un bolso negro de edición limitada que Daniel le había traído hace un tiempo.

Se veía muy a la moda y toda una mujer madura.

Un hombre maduro la había estado esperando en la mesa No. 8 dentro del restaurante Garfield. Irene caminó hacia él con elegancia.

En la presidencia del Grupo SL.

El teléfono móvil de Daniel sonó una y otra vez hasta que finalmente lo contestó desde la pila de documentos en el que estaba. "¡Daniel!, ¡Hijo! ¡Ve al restaurante Garfield ahora mismo!"

La voz angustiada de Lola se escuchó desde el otro lado del teléfono. Daniel dejó la pluma y se frotó las cejas. "Mamá, ¿por qué estás tan agitada?"

"Tengo razones suficientes para estarlo. Ire está teniendo una cita a ciegas en este momento. ¿Acaso eso no te inquieta? ¡Te ordeno que la lleves de regreso, ahora!" Lola fue la primera en regañarlo si es que alguna vez él había evitado su responsabilidad por Ire.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir