ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 904 Daniel e Irene se reconciliaron.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6812

Actualizado: 2019-04-27 00:17


"Cuídate mucho y no te apresures a volver al trabajo, puedes pedirle ayuda a Rafael cuando necesites algo" dijo Daniel con frialdad.

Luego miró el reloj y le dijo a Irene: "Ire, debemos irnos ahora, tengo algo más que hacer."

Entonces Irene se despidió de Estela y dijo: "Estela, cuídate mucho. ¡Hasta mañana!"

"Está bien, cuídate, Irene", dijo Estela, y se despidió de ellos agitando la mano.

Pero Irene todavía se sentía preocupada por ella, y habló con Rafael. "Rafael, por favor cuida bien a Estela."

Rafael le prometió, "Señorita Shao, por favor, confíe en mí que satisfaré todas las necesidades que tenga la secretaria Zheng."

"Gracias."

Irene todavía estaba parada en la puerta, no quería irse, pero Daniel la tomó en sus brazos y la sacó de la habitación.

"¡Adiós, Estela!"

Irene tiró de la ropa de Daniel, tratando de detenerlo. "¿Por qué tienes tanta prisa por irte? ¡Ni siquiera me he despedido de Estela!"

Daniel respondió: "Te pedí que dijeras adiós hace treinta minutos. ¿Por qué tus despedidas te toman tanto tiempo?" A Irene le importaba mucho Estela.

"¡Humph! ¡Eres tan duro de corazón!" Luego lo empujó porque la gente los estaba mirando, pero Daniel la abrazó de nuevo y la molestó diciendo: "¿Quieres que muestre mi cortesía a otras chicas?"

... Cuando escuchó eso, por enojo, Irene se alejó de él inmediatamente.

Daniel, por supuesto, sabía lo que había sucedido. Él rio y tiró de ella hacia atrás, y luego le susurró al oído: "Sabes cuánto te quiero. ¿Cómo puedo voltear a mirar a otras chicas?"

La dulce charla la hizo sonrojarse, y avergonzada, corrió hacia el ascensor para evitarlo. "¡Oh, basta!", ella dijo.

La joven enfermera en el ascensor no pudo apartar sus ojos de Daniel cuando entró, Irene también miraba al hombre, quien incitaba al amor tan fácilmente. Daniel dio la espalda a la joven enfermera y la ignoró por completo, entonces encerró a Irene en un rincón del ascensor.

"Tengo algo que hacer en la ciudad. Espérame en casa."

Irene puso los ojos en blanc

llamó la puerta de nuevo y, detrás de ella, dijo: "Irene, sé que estás despierta. ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Abre la puerta!"

"¡Bien, bien, bien!" Irene se enterró debajo de las mantas y lo llamó tímidamente: "Querido esposo."

¡Ni siquiera estaban casados todavía! ¿Por qué siempre tenía que obligarla a que lo llamara así?

"Bueno, mi buena chica, ¡buenas noches!" Daniel estaba feliz y satisfecho ahora.

Irene colgó rápidamente el teléfono y luego abrió la puerta para Luna.

"Madre, ¿qué estás haciendo? ¡Ya es tarde!" dijo Irene.

Luna se inclinó hacia adentro, como si esperara encontrar algo dentro de la habitación de Irene. "¿Por qué no abrías la puerta? ¿Qué estás escondiendo?"

Ella respondió honestamente: "Estaba hablando por teléfono."

"¿Con quién?" Luna miró a su hija seriamente, esperando que dijera algo.

"¡Con Daniel!" finalmente dijo Irene.

Luna estaba entusiasmada con su respuesta, y tenía la intención de preguntar al respecto. "¿Se reconciliaron ustedes dos?"

Había escuchado que habían estado peleando por algún tiempo, y ahora que tenía la oportunidad, se apresuró a preguntarle sobre su relación.

Irene se tiró sobre la cama y con orgullo dijo: "¡Algo así!"

Luego se dijo a sí misma: 'Pero primero debe comportarse bien.'

Luna se sentó en el borde de la cama y le preguntó: "¿Qué quieres decir?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir