ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 919 ¿Por qué no fue Irene quien se embarazó

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9239

Actualizado: 2019-05-01 00:17


Eran las tres de la tarde cuando el vuelo de Irene aterrizó. Bill condujo un auto casi desvalijado para ir a recogerla.

"¡Ire! ¡Te he extrañado tanto!" Bill, quien usaba un traje camuflado del ejército, corrió hacia Irene con gran entusiasmo al verla salir de la sala de abordaje.

Irene le dio un fuerte abrazo de oso y dijo: "Yo también te extrañé." Ella había estado un poco preocupada por saber qué tal la estaba pasando él ahí.

Bill lucía mucho más bronceado de lo que ella podía recordar.

"¡Vámonos!" Bill se encargó del equipaje, y a ella la guio hasta el auto.

Llevó a Irene hasta su departamento, el cual no estaba tan decorado, pero era lo suficientemente limpio y ordenado para ser agradable.

Bill le dijo que la verdadera razón por la cual su departamento estaba tan ordenado, todo era gracias a una hermosa niña que se ofreció a ayudarle a limpiar de vez en cuando.

A Irene le causó gracia las palabras de Bill. "¡Debe agradarte mucho esa chica" dijo bromeando.

Aunque bromeaba, al mismo tiempo se deprimió un poco con sus palabras. Era una pena, pues ella nunca tuvo el gesto de hacer algo similar por Daniel.

Por fortuna, Bill tenía mucho tiempo libre para mostrarle el lugar a Irene.

Irene publicó varias fotos en Twitter, donde se veían a ella y a Bill divirtiéndose de lo más lindo, pero cada vez que Daniel veía las publicaciones, deseaba con todo su ser poder volar en un segundo y estar con Irene, para sacar de una patada a Bill de la vida de ella.

El día de hoy, Irene y Bill visitaron un barrio pobre, donde llevaron comida, víveres y algunos regalos. Al llegar ahí, tan pronto como se instalaron, comenzaron a repartir toda la comida y los regalos a los niños que se acercaban.

"Tenía mucho tiempo desde la última vez que hice algo similar", suspiró Irene.

Bill volteó a verla un poco confundido. Ella le explicó: "Hace mucho tuve un conflicto con varios periodistas, por lo que preferí evitar hacer este tipo de situaciones para no estar bajo el reflector de los medios."

Los niños estaban en condiciones lamentables. La mayoría de ellos no era más robustos que una ramita.

Ya llegada la noche, Bill e Irene se sentaron junto a una fogata y contemplaron a esos niños bailar alegremente.

Daba la impresión de que Irene estaba de muy buen humor.

Dado que Bill era un poco impasible, no insistió en saber y preguntar por qué Irene parecía estar mucho más tranquila de lo que solía estar.

Simplemente pensó que la razón era porque se había convertido en toda una mujer y había madurado.

Sacó de su bolsillo un celular, tomó algunas fotos de Irene y los niños, y publicó las imágenes en Twitter.

Después de poco tiempo, comenzó a recibir decenas de comentarios por parte de sus compañeros del

ante a tomar el jade, "¿Acaso estas deseando que este embarazada? ¿Podrías no desearlo?"

Irene sonrió, "Tranquilízate. En caso de que ella no esté embarazada, me lo regresarás el día que yo lo necesite."

Tras las palabras de Irene, Daniel no pudo evitar mirarla y enfocar su vista en su vientre. Al notar sus ojos en ella, Irene de inmediato se ruborizó: "¡Oye! ¿Qué estás pensando? Sólo fue un comentario..."

'¿Por qué no fue Irene quien se embarazó?' Daniel suspiró profundamente tras pensar en lo que pudo ser.

Él tomó el jade y le dijo: "Lo conservaré porque sé que algún día te lo regresaré."

Irene se quedó en silencio después de escuchar eso. Ella muy dentro de sí, esperaba tener el jade de regreso.

Daniel esperó a que Irene entrara a la mansión, después encendió el auto y se marchó.

Irene había estado muy preocupada los últimos días. Tanto así, que la mañana del día de la cita, se despertó a las 5 de la mañana y no pudo volver a conciliar el sueño.

Prefirió levantarse de la cama y bajó al primer piso.

Luna se encontraba en la cocina, preparando el desayuno. En cuanto notó la presencia de Irene sentada sola en la sala de estar, se asustó: "¡Ire, hoy te levantaste muy temprano!"

Irene con cierta indiferencia asintió, "No pude dormir de nuevo y preferí bajar."

Después de escucharla, Luna se acercó, se sentó junto a ella y suspiró: "Deja que la naturaleza siga su curso. Ire, cariño, no estas disfrutando tu propia vida por vivir para Daniel."

"Estoy consciente de eso, mami. Me he imaginado todos los escenarios posibles.

Si es verdad que esa mujer lleva dentro el bebé de Daniel, entonces en definitiva, yo me haré a un lado y dejaré ir a Daniel para siempre."

"De acuerdo. Lo único que mamá quiere es que siempre seas feliz", dijo Luna mientras rodeaba en un tierno abrazo a Irene.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir