ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 928 Cómo podía haber en el mundo una mujer tan estúpida

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7731

Actualizado: 2019-05-03 00:07


Irene Shao hizo una mueca de dolor, mientras soplaba sobre su dedo quemado.

Se sentía deprimida y tenía lágrimas en los ojos.

Una gota de lágrima rodó por su cara. '¿Cómo podía ser tan estúpida como para quemarse al abrir la tapa de la olla arrocera?'

Irene llenó un tazón grande de arroz y abrió las cajas de comida preparada. Qué comida tan estupenda.

Había un guiso de albóndigas con una salsa marrón, tocino frito con brotes de bambú agrios, esturión chino al vapor, col lombarda, verdura y y tofu Ma Po.

Hacía mucho tiempo que no comía algo tan apetitoso. Irene estaba de tan buen humor que comió un tazón grande de arroz y un pescado entero.

No tiró los restos porque podría comerlos al día siguiente.

Gaspar volvió a la habitación y marcó un número: "¿Dónde se vende la cuenta Tianye, según tu investigación previa?

¿En el pais C? ¿Estás seguro? ¿Qué más sabes?"

Satisfecho con lo que le dijeron, Gaspar no habló más pero colgó el teléfono.

'¿Cómo podría conseguir que la mujer se quite la cuenta para poder identificarla? Si se trataba de la auténtica cuenta Tianye, ella ya no podría quedarse aquí.'

Irene terminó de comer poco después de las nueve. Soñolienta como estaba, fue a la cocina a lavar los tazones y los palillos.

Exprimió el bote de jabón líquido. Pero en ese momento, un cuenco de porcelana se le cayó de las manos, cayó en el fregadero y se rompió en mil pedazos.

...

Irene, sintiéndose cabreada, miró el cuenco roto. '¿Incluso tú estás en mi contra?'

Las desgracias nunca vienen solas. Al recoger los trozos rotos, se hizo un corte en la mano izquierda.

Abrió el grifo para limpiar la sangre de su mano.

No tenía tiritas, no tenía idea de dónde comprarlas ni de qué hora era ahora.

Así que tomó un pañuelo y se envolvió la mano con él. Luego, limpió el desorden con su mano ilesa.

Irene había tenido un día agotador. Finalmente podría darse una ducha e irse a dormir.

Antes de acostarse, pensó que debería acercarse a la comisaría de policía. Podría haber alguna novedad acerca de su celular y de su dinero, ya que habían pasado varios días.

Se quedó dormida enseguida.

En el país C

Mientras Irene dormía profundamente, Daniel Si, con un moretón en la cara, estaba en el dormitorio del Complejo Waterside, mirando fijamente l

a la cama y se durmió.

A la mañana siguiente, el propietario vino. Irene le dio los 1000 de alquiler. En un primer momento, el propietario no había estado dispuesto a permitirle pagar el alquiler mensualmente, pero al considerar que estaba embarazada y que no tenía mucho dinero, accedió.

Mirando los 2000 que le quedaban, Irene se preguntó cómo iba a llegar al fin de mes. 2000 apenas eran suficientes para un mes, por mucho que gastara con prudencia.

En el pasado, dos mil dólares ni siquiera le llegaban para comprarse un vestido.

Pero ahora... Irene suspiró y se tocó el vientre, decidida a que su bebé no sufriera con ella.

Irene se fue a trabajar con 200, resuelta a comprar algunas frutas cuando regresara a casa.

Cuando estaba fuera para almorzar, Irene vio las noticias sin querer. Un periodista que se encontraba frente al edificio del grupo de la familia Yi informaba de que su Director General, Ponce Yi, había sido detenido por su participación en fraudes, sobornos y evasión de impuestos.

Según una fuente, Ponce había atropellado a un anciano mientras conducía y se había dado a la fuga. Después de eso, había gastado una gran suma de dinero para tapar el accidente.

Todas las fábricas del grupo de la familia Yi dejaron de producir y todo el personal fue puesto bajo investigación.

El tema cambió de repente. Un reportero le preguntó a Ponce acerca de Valentina y Daniel. Ponce le contestó enfadado que su hija estaba embarazada de dos meses, pero que Daniel no se había hecho cargo de la situación.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir