ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 949 De lo contrario, ¿cómo podría ser posible que te ame

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7228

Actualizado: 2019-05-07 00:17


Irene se dijo a sí misma: '¡Daniel, ni siquiera pienses en quedarte como si nada cuando yo estoy en problemas!'

Algunas mujeres se burlaron y mientras la miraban con desprecio, le preguntaron: "¿Cuál anciano?"

'¿Anciano?' Irene les sonrió.

Ante la mirada de todos, corrió hacia Daniel, quien no se había percatado de la situación. Aquello sorprendió a las mujeres y cambió hasta la expresión de sus rostros. Irene arregló la corbata de Daniel, ignorando las reacciones de todos los demás.

"¡Jefe Si, alguien acaba de decir que eres anciano!"

Lo que ella dijo causó conmoción a todos los presentes en la fiesta.

"¡Oh Dios mío! ¡Es Daniel!" Gritó una mujer.

"¡No puede tratarse de él! ¿Está loca?"

"¡Parece que el Jefe Si la está ignorando!"

...

De hecho, Daniel hizo caso omiso a Irene y actuando de un modo indiferente le quitó la corbata de la mano.

Irene estaba enojada ante su reacción tan parca, la cual le hizo sentir avergonzada.

No solamente se negó a ayudarla, sino que incluso se atrevió a no responderle.

Todas las personas miraban a Irene a la expectativa de que siguiera haciendo el ridículo.

Respiró hondo y, mientras miraba a las mujeres, preguntó: "¿Quién dijo que mi madre era una asesina? ¡Que dé la cara!"

Una mujer se encogió de hombros y dijo en voz baja: "¡Es cierto, y mucha gente lo vio!"

Irene, tomándola por el cuello, vertió champaña sobre su cabeza.

"¡Mierda!" La mujer dejó escapar un grito y se sintió aturdida.

Ilsa estaba enojada y se encaminó hacia Irene. Levantando su mano, Ilsa estaba lista para abofetearla, pero, para entonces, Irene ya la tenía tomada del brazo.

Luego la arrojó al suelo.

Sosteniéndose con una mano y la otra apuntando a Irene, Ilsa, atónita, la miró y dijo: "¿Cómo te atreves a empujarme?"

Respondiendo a su pregunta, pero a su modo, Irene pisó la mano de Ilsa.

Por causa de los tacones altos que Irene llevaba, Ilsa dejó escapar un agudo grito de dolor. Irene se burló de ella y dijo: "Como pretendías pegarme y me apuntaste con tu mano, te arruinaré la mano en respuesta".

Rápidamente, varios guardaespaldas vinieron y las separaron.

Para

cía, no tenía más remedio que llamar a Martín.

"¡Ay!"

Cuando estaba a punto de llamar a Martín, una mano le quitó el teléfono.

Irene se dio la vuelta y vio que Daniel acababa de colgar su llamada.

"¡Devuélveme mi teléfono, bastardo!" Irene trataba de recuperar su celular. De ahora en adelante, ya no quería tener nada que ver con él.

Pero flacasó. Rafael, sosteniendo a Estela, habló con la policía un momento y de pronto los tres coches policiales se fueron.

Ilsa miraba atónita lo sucedido. Miró a Irene y se preguntó: '¿De verdad es ella la mujer de Daniel?'

Daniel le devolvió el teléfono a Irene.

Luego levantó a Estela entre sus brazos y salió con ella.

Ilsa le dijo a Irene: "¡Mira! Esa mujer es la verdadera prometida de Daniel. Ya le compró una casa en la ciudad y también contrató a varios guardaespaldas y sirvientes para ella. Solo eres su pasado, ¡como mucho!"

Ella, en su fascinación con Daniel, también había investigado a Estela.

Lo que dijo rompió el corazón de Irene. De hecho, ella era su pasado. Debido a que ella había elegido irse tras haber confrontado a Daniel y Valentina, Estela a su vez había aprovechado la oportunidad para seducir a Daniel.

"¡Échale a la basura!" Irene hizo señales a su guardaespaldas y luego salió del hotel sintiéndose agotada.

"¿Cómo te atreves? ¡Me vengaré!"

"¡Oh! No aceptaré que me desechen así tan fácil. ¡Ayuda! ¿Alguien puede ayudarme?"

...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir