ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 952 La horquilla de Estela

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6644

Actualizado: 2019-05-07 01:26


Cuando al fin consiguió deshacerse de Daniel, Irene se serenó y se dirigió hacia la puerta.

Cuando ya estaba cerca, Daniel abrió la puerta, la arrastró a Irene por la cintura y se dirigió hacia el ascensor.

Iba demasiado rápido e Irene tuvo que correr para seguirle el paso.

"¡Daniel, déjame ir! Duele..."

La secretaria que había detenido a Irene antes los miró boquiabierta.

Los dos guardaespaldas se miraron y les siguieron. Cuando el ascensor se detuvo en el piso 88, entraron inmediatamente dentro.

En el piso 88.

A través de la cristalera transparente de la oficina, vieron cómo su jefe arrastraba a Irene dentro del despacho del director.

Arrojó a Irene a la cama que había en el salón.

"¿Cómo puedes decir que no quieres tener a tu hija? ¡Irene, no mereces ser madre!" Daniel la miró con absoluta decepción.

Alejándose de él, Irene replicó: "No permites que la niña vea a su madre. ¿Mereces ser padre?"

Daniel se limitó a sonreír con aire de superioridad. "Dado que tanto tú como yo no merecemos ser padres, estamos bien emparejados, entonces".

... Irene estaba disgustada. '¡Lo que dice no tiene sentido!'

A ella no le importaba. ¡Solo quería irse y mantenerse alejada de este monstruo!

Cuando se levantó, Daniel pasó junto a la cama y la detuvo.

"¡Vete a la mierda! ¡No tengo tiempo que perder contigo!" Irene estalló y apartó a Daniel.

'¿Vete a la mierda?' ...

Cuando la mano de Irene ya estaba en el pomo, Daniel la agarró y la lanzó sobre la cama.

Irene se hizo daño en la cintura y gritó para sus adentros. '¡Mierda! ¡Duele!'

Entonces Irene pensó con inteligencia. Se quitó los zapatos y se metió en su cama. "¡No me iré ahora! ¡Daniel, deberías pagarme los gastos médicos y los daños psicológicos que me has causado! Diez millones en total. Te hago un 20% de descuento. ¡Dame 8 millones! ¡Los merezco!"

'¿Estaba haciendo una escena?' La mirada de Daniel brilló. Le pareció ver a la Irene de hacía tres años.

De hecho

Daniel la detuvo.

"Srta. Estela, ven al salón, por favor".

Al verlos luchando, Estela estaba perpleja, pero tenía que seguirlos.

En el salón.

Daniel atrapó a Irene en la cama y ordenó: "Cierra la puerta".

Estela obedeció. Ahora solo había tres personas en la habitación.

Daniel levantó la barbilla de Irene. "Irene, ¿podrías coordinarte conmigo para mostrar mis habilidades a la señorita Estela? No quiero que piense que no soy bueno en esto".

... Las dos mujeres se quedaron totalmente sin palabras.

Mirando a Daniel, Irene gritó: "¿Por qué tienes que andarte por las ramas? ¡Adelante! ¡No necesitas hacer una escena!"

¡La mirada de Daniel era intensa cuando puso su mano en la cintura de Irene!

Ella sintió que se calentaba. Se sonrojó y se apresuró a agarrar su mano. "¡Bastardo! ¡Déjame ir!"

"¿Dejarte ir? ¡Piensas demasiado!" Daniel sonrió y la besó delante de Estela.

La puerta estaba abierta. Daniel soltó a Irene. "¡Para!"

Estela se quedó inmóvil.

Irene agarró el brazo de Daniel y lo mordió con fuerza. "¡Déjame ir! ¡Quiero irme a casa!"

Daniel tocó las marcas que habían dejado los dientes en su brazo. '¿Nació en el año del perro?' "¿Te atreves a morderme?"

"Sí". Valientemente, Irene se puso de pie.

Daniel desgarró su ropa. Los cuatro botones cayeron al suelo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir