ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 964 ¿Morirías si alguna vez dejaras de humillarme

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8068

Actualizado: 2019-05-10 00:17


Irene reprimía la tentación que tenía de salpicarle el agua de la botella en la cara. Finalmente, se las ingenió y logró que la tapa girara.

Daniel, aparentemente, tenía tanta sed que agarró la botella y bebió todo el contenido de un solo trago.

Se veía guapo al beber el agua con su cabeza inclinada ligeramente hacia arriba, e Irene, permanecía cautiva de aquella escena.

Luego, en un arrebato instintivo, le quitó la botella vacía. Pero al darse cuenta de lo que había hecho, pensó que se había enloquecido por un momento.

Si no fuera así, nunca se hubiera quedado en la misma habitación con el hombre que nunca la había amado.

Daniel le ordenó, "¡Ven aquí!"

Pero Irene se quedó quieta y con calma le recordó, "¡Vine aquí a buscar a Melania!"

"¡No verás ni su vestido si antes no me das con el gusto!"

...

Irene fulminó a Daniel con la mirada y rechinando los dientes preguntó: "¿El Sr. Si no se siente enfermo por dormir con una mujer a quién no ama?"

Daniel, que tenía puesto solo un pantalón de vestir, se acercó a ella y le dijo, "¡Me excito con solo pensar que puedo aprisionarte y hacerte sentir indefensa sin que puedas hacer nada para resistirte!"

"¡Bastardo!" Rápidamente, Irene se alejó de él.

Intentaba escapar de la mirada de Daniel mientras se sonrojaba y lucía como un tomate.

Pero en vez de perseguirla, Daniel simplemente se sentó con pereza en su cama, y con la espalda apoyada en la cabecera de la cama.

En menos de dos minutos, y como pensó que sucedería, Irene regresó enojada a la habitación.

"¡Daniel, abre la puerta!"

En algún momento, Daniel había cerrado con un código aquella puerta de la sala de estar. Irene intentó desbloquearla varias veces pero no pudo lograrlo.

Daniel sacó su teléfono del bolsillo y empezó a revisarlo, ignorando por completo lo que ella le pedía.

Irene miró hacia arriba y sus ojos quedaron en blanco. Seguidamente, se apoyó en la puerta y con un tono de voz frío preguntó, "¿Te divierte esto, Daniel?"

La relación entre ellos se rompió, pero ¿por qué él la seguía molestando?

¿Estaba ella en ese lugar solo para complacerlo?

Daniel la miró diciéndole, "Es divertido. ¡Ya te dije Irene! ¡Voy a hacer que entiendas que nunca se recupera lo que se perdió una vez!"

"¿Y entonces?"

"¡Entonces haré que seas mi amante pero sin entregarte ni mi corazón ni mi estado civil!"

Su arrogancia y narcisismo

igereza la delgada frazada que cubria a Irene, pero ella continuaba durmiendo profundamente.

Al mirar su rostro adormecido, su ira empezó a ceder, se quitó la toalla y se tendió en la cama junto a ella.

Por la mañana, Daniel tomó a Irene en sus brazos y le acomodó algunos mechones de cabello por detrás de sus orejas.

Cuando le dio un intenso beso en la frente, sus ojos se le llenaron de amor. Pronto, se quedó dormido con Irene acurrucada en sus brazos.

Al mediodía, Irene se vistió con la ropa que le había enviado Daniel y se apresuró por regresar a la casa.

Cuando llegó, se dio con una sala de estar muy ruidosa.

Cuando Irene vio a Melania sintió un alivio instantáneo y pensó, '¡Parece que el tormento que pasé durante toda la noche no fue en vano!'

"¡Mamá!" Al ver a Irene, Melania se lanzó felizmente hacia sus brazos.

Irene, quien ya se había cambiado los zapatos, la abrazó y la besó. "¡Bebé, ya estás en casa. Mami te extrañó mucho!"

En la sala de estar no solo estaban Samuel, Luna, las gemelas y Sally, sino también Estrella y Chano.

Todos ya sabían bien dónde había estado Irene la noche anterior por lo que no le preguntaron nada.

Irene se sorprendió al ver a Estrella y sin darse cuenta se dio vuelta para observar a sus hijas gemelas.

Sonriendo Estrella le hizo un gesto de negación con la cabeza a Irene, dando la impresión de saber lo que la preocupaba. Irene soltó un suspiro en señal de alivio.

"Estrella..." Irene, con Melania en brazos, saludó a Estrella, luego bajó su niña al piso y saludó a Michelle con un beso. Después fue a abrazar a Chano.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir