ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 974 Se pelearon ferozmente

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8352

Actualizado: 2019-05-12 00:17


Después de caminar bajo el sol, todos se detuvieron por un momento y las mujeres se pusieron de nuevo los calcetines y los zapatos.

Sólo Irene se había quedado dormida.

Por culpa de Daniel, no había dormido ni una sola hora la noche anterior. Después de haber caminado en la montaña por un tiempo, no pudo evitar quedarse dormida sobre la espalda de Daniel mientras la llevaba.

Daniel llamó a Irene, pero no contestó. La llamó de nuevo.

Gerardo lo escuchó, y después de mirar a su hermana, le susurró a Daniel: "¡Está dormida!"

Daniel se quedó mudo, pero siguió escalando con ella sobre su espalda. Después de que el resto del grupo se hubiera vuelto a poner calcetines y zapatos, era el único que aún llevaba a alguien.

Irene se despertó cuando estaban a la mitad de la ascención de una colina, y pensó que se había perdido mucho del hermoso paisaje que se tenía delante de sus ojos. De no haber sido por algunos niños que gritaban y jugaban a su alrededor, probablemente habría dormido durante la mayor parte del viaje.

Cuando la mujer que estaba sobre su espalda se movió, Daniel supo que estaba despierta y miró con descontento a los niños que gritaban.

Pero, al final, siguió sin decir nada, manteniendo la boca cerrada.

Irene le susurró al oído: "Daniel, estoy despierta. Puedes bajarme ahora".

La ropa de su cuerpo estaba casi seca, lo que indicaba que había dormido durante bastante tiempo.

Daniel encontró un banco cercano y la puso sobre él.

Se puso los calcetines y los zapatos y dijo: "¡Gracias!" Luego trotó para alcanzar a los demás.

Daniel no se sintió satisfecho con su agradecimiento.

Pero aún no dijo nada, solo lo tuvo en cuenta para más tarde.

Al cabo de un rato, sonó el móvil de Irene. Lo sacó del abrigo y, cuando miró quién llamaba, vio que era Gaspar.

Caminó un poco más despacio, y mientras se quedaba atrás, contestó la llamada. "Gaspar".

Daniel, quien estaba delante de ella, frunció el ceño y también disminuyó su ritmo.

"Irene, ¿cuándo vas a volver? El abuelo os extraña a ti y a las gemelas", dijo. Tan pronto como Gaspar había salido de la mansión de Berto, había llamado a Irene.

Irene dudó un momento y dijo: "Todavía necesito más tiempo. Estos días, estoy ocupada con el alquiler de tiendas, pero volveré en cuanto haya terminado con todo eso". En realidad, no quería volver...

Gaspar estaba un poco molesto porque no le había dado una fecha. "¿En qué puedo ayudarle?" Preguntó.

"No, ya he alquilado una tien

o la montaña muy enojada.

Daniel corrió hacia ella, la agarró por la muñeca y la empujó cuesta arriba.

"¡Déjame ir! ¡No quiero subir contigo!" Dijo Irene.

Daniel la sujetó contra un árbol que estaba detrás de ella y le preguntó: "¿Estás intentando que todos se sientan infelices?"

"Todos se van a divertir sin mí", dijo ella.

"Irene, ¿por qué eres tan infantil? ¿No sabes que todos se preocupan por ti?" Le estaba haciendo un discurso con su voz áspera y fría.

Irene se sintió ofendida e hizo una mueca. Él la había enojado en primer lugar; ¿Por qué sería la única culpable?

Entonces, estalló en un sollozo incontrolable.

Cuando Daniel vio que las lágrimas corrían por sus enrojecidas mejillas, sintió un poco de dolor en su corazón, pero a pesar de eso, aún le ordenó: "¡Deja de llorar!"

Pero Irene no le hizo caso, y en lugar de eso, ¡lloró aún más fuerte que antes!

"Irene, ¿no me has escuchado? ¿También eres sorda?" Golpeó furiosamente el árbol con su puño, pero el dolor agudo en su mano ni siquiera lo hizo fruncir el ceño.

Irene podía sentir que el árbol se había sacudido.

"¿Por qué me tratas así? ¿Es porque no me amas?" Preguntó ella. Resopló y siguió llorando.

Daniel estaba a punto de perder la paciencia y le advirtió de nuevo: "¡No llores más!"

"¿Por qué no puedo llorar? ¡Si no quieres verme, solo vete a la mierda y déjame en paz!" Irene lo empujó y continuó bajando la colina.

Un hombre de mediana edad con un uniforme de limpiadores vio exactamente lo que había sucedido entre ellos, se echó a reír y le dijo a Daniel: "Intentar convencerla cuando llora. No sea tan duro, nunca funciona de esa manera".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir