ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 978 Todo tiene su conquistador

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6331

Actualizado: 2019-05-13 00:07


Resultó que solo estaba asumiendo cosas por su cuenta.

Le preguntó con un tono de consternación: "¿Te lo comerás?"

Daniel sintió que su ira aumentaba, así que tomó el "Donkey Burger" de su mano y le dio un gran mordisco.

No sabía tan mal como había pensado. La masticó de mala gana.

Y luego Irene le pasó un tazón de sopa de cerdo y le ordenó: "¡Cómetelo!"

Irene no esperaba que Daniel comiera la sopa.

Pero realmente, tomó la cuchara y comió.

Al ver esta escena, Sally estaba tan aturdida que tuvo que parar de comer.

Como hermana de Daniel, Sally nunca le había visto tan obediente.

Las palabras secas de su padre siempre despertaban su lado rebelde.

Pero cuando estaba con Irene, se mostraba relajado y siempre escuchaba lo que decía.

'Todo tiene su conquistador. Era absolutamente cierto. Daniel había sido conquistado por esta mujer'. Pensó Sally, bastante divertida.

Y luego, le hizo una señal de aprobación a Irene, con gran respeto.

Irene estaba dudosa y confundió este gesto con el otro, pensaba que ella también quería la sopa.

Luego, le pasó rápidamente un tazón de sopa a Sally: "Sally, este es tuyo".

"¡Gracias! ¡Pero Gerardo ya me ha dado sopa para beber!" Sally dejó el tazón en el plato de Daniel. Al ver que Irene estaba realmente expectante, Daniel miró la sopa y controló su sentimiento de incomodidad. Se la bebió.

Nunca había ido a un restaurante de este tipo. Cuando estaba en un viaje de negocios en una aldea, tenía a alguien que le preparaba la comida. Siempre tenía lo que quería.

Además, todos los utensilios de cocina eran absolutamente nuevos. Todo lo que usaba estaba impecablemente limpio.

Pero ahora, todo había sido utilizado por otros y nada había sido desinfectado. No tenía apetito en absoluto.

Si no fuera por Irene, no habría comido tanto.

Luego miró a Gonzalo que estaba sentado frente a él.

'¿Aca

"

Shelly solo pudo sacudir la cabeza. Tampoco lo sabía.

"¿Y Selina?"

Gerardo le preguntó a ella. Selina contestó: "¡Solo escuché a Irene gritar! ¿Qué pasa?"

Ninguno de los hombres sabía qué decir.

Miraron a Irene. "¿Por qué gritaste?" Preguntó Gerardo.

Irene levantó la cabeza del pecho de Daniel, recordó lo que vio y gritó: "¡Serpiente! ¡Dos serpientes!"

...

"¡Oh no!" ... A Ángela le daban mucho miedo las serpientes. Aunque no los había visto con sus propios ojos, agarró los brazos de Gonzalo y volvió a gritar.

Irene gritó aún más fuerte: "¡Esas serpientes estuvieron a punto de morderme!"

El año pasado, cuando la secuestraron en el País Z, fue mordida por una víbora que casi la mató.

Daniel frunció el ceño y secó dulcemente sus lágrimas: "¿Estás bien? ¿Estás herida ahora?"

Es bastante normal que haya serpientes en las montañas.

Irene sacudió la cabeza y agarró la ropa de Daniel.

"Me mordió una el año pasado, y casi moría. Mi pobre hija se habría quedado sola..." Lloró aún más fuerte.

Al ver esto, todos se miraron y regresaron a sus respectivas tiendas. Gonzalo y Gerardo fueron al lugar donde las mujeres perdieron sus cosas.

Daniel la abrazó y no dejó de consolarla. "Estoy aquí, no tengas miedo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir