ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 981 El sol está saliendo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6450

Actualizado: 2019-05-13 02:13


Lola Li le dijo a Estela Zheng que se mudara del piso 88 al apartamento de secretarias en el piso 20, pero Esteal no quería. Estaría demasiado lejos de Daniel Si.

"¡Solo haz lo que te ha dicho!" Dijo Daniel con voz fría.

Todos sabían por qué Lola hacía eso. Estaba tratando de alejar a Estela de Daniel.

Estela gritó aún más fuerte, lo que molestó a Daniel.

"Señor Daniel, ¿cómo puedes hacerme esto? Irene todavía no se ha vuelto a enamorar de ti. ¿Seguro de que quieres mandarme abajo?" Dijo Estela, sollozando. Sabía que Daniel la había estado usando, pero aún así no podía evitar sentirse desconsolada al querer dejarla.

Cuando Estela habló de Irene, Daniel comenzó a fumar en silencio.

Siguió escuchando lo que ella decía. "Todo lo que escuchaste esa noche salió de sus propios labios. Lo grabé para ti, con la esperanza de que dejaras de amarla, porque sé que ella nunca te volverá a amar".

"No sabe por lo que pasaste, pero yo sí".

"Has visto cuánto ha cambiado desde que volvió. Ni siquiera se disculpó contigo aún sabiendo que te hizo daño hace tres años..."

Estela tenía razón. Daniel había estado esperando que Irene se disculpara.

"Si te hubiera amado de verdad, habría regresado contigo. No habría dicho eso".

"¿Sabes qué, Daniel? La llamé para disculparme, pero no me escuchó. Incluso dijo... que ni siquiera estaba cualificada para ser una amante. Lo siento señor Daniel. Sé que está mal por mi parte hacer esto".

"Pero te amo, Daniel. Te daré todo lo que tengo. Y haré cualquier cosa por ti. Solo quiero estar a tu lado, incluso si nunca te casas conmigo..."

"¡Ya vale!" Daniel se enfureció. Tiró la colilla al suelo y la pisó fuerte. No quería saber cuánto lo amaba.

Le sentaba fatal cuando conocía a una mujer, diferente a Irene, que se enamoraba de él.

Daniel se enfadó con Estela, que estaba aterrorizada por la voz de él en ese momento.

Con los ojos cerrados, Daniel

o. Irene apartó las manos de Daniel de su cuerpo. Ella salió de la tienda.

A las cuatro y media, el grupo decidió partir hacia el amanecer, encontrando que muchos turistas también se dirigían allí desde el hotel.

Los chicos decidieron dejar sus maletas donde habían estado la noche anterior, para que las chicas no tuvieran que llevarlas. Si se las robaban, no les importaba.

...

Aunque las chicas se quedaron sin palabras, finalmente comenzaron a caminar hacia los arces.

Había farolas a lo largo de la carretera, pero Daniel y Gonzalo aún lideraban el camino del grupo, con linternas en sus manos.

Cuando llegaron, se hizo de día, pero el sol no había salido.

Había bastantes parejas esperando el amanecer.

Cada uno del grupo encontró un lugar donde sentarse, e Irene siguió a Ángela. Había estado haciendo eso desde que salió de su tienda de campaña por la mañana.

Ángela estaba confundida. Se preguntaba por qué Irene la seguía a todas partes.

Incluso encontraba un lugar junto a Ángela en cuanto se sentaba.

A Ángela le gustaba tener cerca a Ire, pero también le prometió a Lola que ayudaría a unir a Daniel y Irene.

Entonces dijo: "Ire, ¿puedes ir a otro lugar? Quiero que Curro se siente aquí".

... Irene la miró. "¿Por qué?" Preguntó ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir