ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 982 Podrás ser mi cuñado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7373

Actualizado: 2019-05-13 02:14


"Es romántico disfrutar del amanecer con el sexo opuesto. Mira, todos ellos son parejas. Así que no deberías estar conmigo". Las palabras de Ángela hicieron que Irene se sintiera un poco frustrada, así que la miró con tristeza, queriendo decir algo.

Pero Ángela la detuvo y saludó a Daniel con la mano, diciendo: "Daniel, por favor llévate a Ire contigo. Quiero disfrutar del amanecer con Curro".

En ese momento, Curro abrazó a Ángela para dejar claro que querían ver el amanecer juntos.

...

Daniel miró con calma a Irene, que obviamente estaba de mal humor, y dijo: "Irene".

Irene se enojó más. Pensó: 'Anoche me llamabas Ire, pero ahora me llamas Irene. Tal vez sientas pena por Estela porque ahora estás conmigo'.

"¿Qué?" Contestó con tono frío.

"Ven aquí y siéntate conmigo". Era una rara oportunidad para que él e Irene disfrutaran de un momento de paz. No quería desperdiciarlo.

Además, era romántico ver el amanecer, por lo que quería disfrutarlo con su amada.

"¿Por qué?" Preguntó Irene.

'¿Estás bromeando?' Pensó Daniel para sí mismo. Entonces, la levantó y la puso en el lugar donde él se había sentado.

Y se sentó a su lado.

Hacía un poco de frío por la mañana. Afortunadamente, Irene llevaba un abrigo, pero Daniel no. Irene estaba a punto de discutir con él, pero se quedó en silencio en cuanto tocó su brazo frío.

Más tarde, Daniel agarró el brazo de Irene y dejó que descansara la cabeza sobre su hombro. Irene no dijo nada.

Ambos estaban disfrutando del hermoso y tranquilo momento.

Si alguien hubiera visto esa escena, estaría seguro de que eran una pareja.

Cuando Irene se sintió mareada y con sueño, apareció un rayo dorado en el cielo.

"¿Te has dormido?" Preguntó Daniel.

Sus palabras sonaron como un disparador. De repente, Irene se despertó.

Se incorporó un poco y miró al cielo.

En la distancia, el sol rojo se elevaba poco a poco por detrás de las nubes. El cielo pronto se volvió rojo y amarillo. ¡Qué hermosa escena! Todos quedaron asombrados por el espectáculo.

Irene inmediatamente aprovechó la oportunidad para tomar una foto de esta maravilla de la naturaleza.

"¿Te gusta?" Preguntó Daniel.

Irene asintió sin vaci

ía pasado antes.

El agua caía, haciendo un fuerte ruido. Irene gritó: "¡Hijo de puta! Daniel, si no te gusto, ¡no coquetees conmigo!"

Pensó que no había nadie. Pero de hecho, un hombre estaba parado detrás de ella.

Se burló en cuanto escuchó sus palabras.

'¿Quién es él?' Irene se volvió avergonzada y vio a un hombre alto con tatuajes y pelo corto.

Llevaba una camiseta blanca, pantalones de camuflaje y un par de zapatos blancos.

Había una chica de pie junto a él y dos hombres fuertes detrás.

El instinto de Irene le decía que estos hombres eran de una pandilla.

No le gustaban estas personas, por lo que no pensaba preguntarles si habían oído sus palabras. Decidió marcharse.

Cuando pasó junto a ellos, el hombre dijo: "Usted es la jefa de la Puerta Tianye, Señorita Irene".

Dijo afirmativamente, por lo que Irene se quedó confundida y se detuvo a mirarlos.

"Irene, ¡es un placer conocerla!" El hombre puso una sonrisa malvada y extendió su mano derecha.

Aunque a veces Daniel podía sonreír con malas intenciones, no era como este hombre. Este parecía un canalla.

"¿Quién es usted?" Preguntó con un tono frío, ignorando su mano derecha.

Él sabía su paradero, lo que significaba que la habían seguido.

Al hombre no le importó su actitud, retiró la mano y dijo: "Mi nombre es Hogin Gong".

¿Hogin Gong? Irene estaba segura de que nunca había oído ese nombre, por lo que no quiso hablar con él y siguió caminando al frente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir