ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1002 Le ha pasado algo a Gaspar

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8192

Actualizado: 2019-05-17 02:06


Daniel la estaba mirando y le dijo: "¡Te lo estoy preguntando!"

"¡Responde tú primero!", dijo Irene.

No lo diría a menos que él lo hiciera primero.

'¿Por qué no va a decir que me ama? Tal vez no me ama', pensó Daniel... Se sintió decepcionado de ella y la dejó irse.

Pensó en la grabación del teléfono entre Estela y ella, cuando Irene había dicho que podía enamorarse de cualquier otra persona en el mundo que no fuera él.

"Deberías irte", dijo Daniel.

Se arregló la camisa, pasó junto a Irene con cara de palo y caminó directamente hacia Melania. Se sentó en la cama y miró fijamente la cara dormida de Melania.

"Me llevo a mi hija conmigo", dijo Irene tozudamente.

Por un momento la habitación, estaba tranquila. "Imposible", dijo Daniel.

...

Irene permaneció en silencio y miró a Daniel por detrás durante varios minutos. Después salió de la habitación.

Esto no significaba que se hubiera rendido por Melania. Sabía que la recuperaría cuando tuviera la oportunidad.

El Grupo SL estaba lleno de los secuaces de Daniel, y no tenía ninguna posibilidad de escapar con Melania discretamente. También temía que Melania se lastimara mientras luchaban.

A la mañana siguiente, Irene llevó en coche a Michelle de la Mansión Lonzo a casa vieja.

Daniel dejó a Melania justo después de que Irene se fuera con Michelle.

Lola y Jorge estaban muy felices, ya que Melania había ido a su casa poco después de que Michelle se hubiera ido. De esta forma, podrían pasar tiempo con sus dos nietas.

Daniel miró los juguetes en las escaleras, y se sintió confundido.

Jorge notó que Daniel seguía mirando los juguetes y le explicó: "Sally estaba aquí con su hijo, pero se fueron".

Eso era realmente cierto; acababan de irse junto con Irene y Michelle.

Irene estaba un poco deprimida cuando llegó allí. A Lola le costó bastante tiempo lograr que Irene finalmente le contara lo que le había pasado, y resultó que ella y Daniel habían tenido una pelea, otra vez.

Lola estaba enojada por lo que Daniel había hecho. Daniel era muy bueno en los negocios, pero cuando se trataba de relaciones, era un completo... desastre.

La confusión de Daniel se aclaró cuando le dijeron que Chano había estado allí.

'Pero, ¿desde cuándo Chano jugaba con muñecas?

Esta muñeca era el juguete favorito de mi hija...' Se preguntaba Daniel.

Una voz repentinamente lo interrumpió de sus pensamientos. "¿Por qué vuelve Estela a estar

l otro lado de la calle. Tal vez él almorzó allí', se dijo Irene a sí misma.

"Ire, ¿qué estás mirando? Tu teléfono está sonando, ¿no lo oyes?" Bill miró al otro lado de la calle y sólo vio un restaurante.

Si no hubiera sido por la llamada telefónica, le habría dicho que almorzaran allí.

Decidió decírselo después de que terminara de hablar.

Irene sacó el teléfono de su bolso; era Fonzo.

"Oye, Fonzo...", dijo Irene.

Al otro lado de la línea, Fonzo estaba mirando la sangre en el suelo fuera de la sala de emergencias. Gritó en el teléfono: "¡Le ha pasado algo a Gaspar!"

"¿Qué ha pasado?", preguntó Irene preocupada. Su corazón se aceleró.

"¡Le dispararon! ¡Cinco tiros!", respondió Fonzo.

¡Cinco tiros!

Irene estaba asustada, y casi dejó caer el teléfono de su mano. "¿Cómo está ahora? ¿Está bien?", preguntó Irene con ansiedad.

Fonzo estaba cubierto de la sangre de Gaspar; se sentó en una silla fuera de la sala de emergencias del hospital y dijo: "No está bien, Irene".

Fonzo estaba diciendo la verdad.

"Te llamo para pedirte que vengas por él. Gaspar te ama, sólo quiero que tú estés a su lado mientras lucha por su vida".

Irene se mordió los labios con fuerza y dijo: "Lo sé. Voy a reservar el vuelo ahora mismo".

Le debía la vida a Gaspar, y no lo dejaría solo cuando él más la necesitaba.

Colgó apresuradamente el teléfono. Antes de que Bill pudiera decir nada, dijo: "Bill, debo viajar al País Z, algo malo le ha pasado a mi amigo. Déjame llevarte a casa primero".

Bill escuchó su conversación y dijo: "Irene, no tienes que preocuparte por mí. Vete, puedo llamar un taxi".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir