ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1008 Papi va a ir al País Z mañana

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8866

Actualizado: 2019-05-19 00:07


Si hubieran observado su rostro con más cuidado, habrían visto que Estela estaba apretando los dientes con fuerza, y que tenía sus dedos metidos profundamente en los bolsillos de su abrigo.

En el cuarto día del coma de Gaspar, finalmente hubo una señal que indicaba que pronto se despertaría. Todo el tiempo, Irene había seguido cuidándolo a su lado.

Irene se dio cuenta cuando lentamente comenzó a abrir los ojos.

Estaba tan emocionada que se levantó de la silla y gritó: "¡Gaspar! ¡Gaspar! ¿Estás despierto ahora?"

Gaspar sonrió, y asintió lentamente hacia ella; estaba feliz de que la primera persona que viera fuera Irene.

"¿Tienes sed? Déjame ayudarte con un poco de agua", dijo Irene.

Gaspar volvió a asentir con la cabeza.

Antes de que le diera agua, Irene pulsó el botón de llamada de la enfermera. Mientras tocaba sus labios con un algodón mojado, entraron los médicos y las enfermeras.

Dejó el vaso de agua y dio un paso atrás, para no interferir con el chequeo médico de Gaspar.

Pero su mano fue agarrada por otra mano grande.

Con voz ronca, Gaspar le dijo: "¡Por favor, no te vayas!"

El corazón de Irene tembló, y asintió con la cabeza.

Después de un par de minutos, los médicos terminaron su revisión y dijeron: "El paciente está ahora fuera de peligro, sólo necesita recuperarse de sus heridas. Sólo cuídelo bien, y estará bien".

Irene asintió con la cabeza a los doctores.

Después escuchó atentamente sus instrucciones sobre en que debían tener cuidado.

Había muchos asuntos que debían atenderse, y algunos de ellos eran incluso más atormentadores que los de su reclusión cuando dio a luz.

Después de que los médicos y las enfermeras se fueron, Irene dijo con voz tierna: "Por favor, suelta mi mano primero, tengo que llamar al abuelo Berto y a los demás. Todos están preocupados por ti".

Gaspar asintió y la soltó.

Irene hizo una llamada a Berto y Fonzo, y cuando llegó la noche, la habitación del paciente estaba otra vez llena de gente.

Cuando vieron que Gaspar realmente se había despertado de su coma, todos se sintieron más relajados, especialmente Berto, regresando instantáneamente a su carácter loco y salvaje de antes.

Todos se quedaron sin palabras, y dudaban de que Berto lo hubiera hecho a propósito.

La noche se oscureció, y pronto todo quedó en silencio. Gaspar todavía estaba débil, y se durmió temprano.

Irene se había acostado en la cama junto a él, y cuando también estaba a punto de quedarse dormida, su teléfono sonó repentinamente; era una vídeo llamada en WeChat.

Como se había quedado en la habitación del paciente durante los últimos días, había bajad

tumbó en la cama junto a él.

Dentro de la mansión Nº. 9, ¡Daniel finalmente había descubierto por qué Irene se había ido tan deprisa a País Z!

¡Era porque ese hombre llamado Gaspar había sido herido! ¡Había volado un largo camino para cuidarlo!

Esto hizo que Daniel se enfureciera mucho...

A la tarde siguiente, las demás personas regresaron al hospital de nuevo. Irene escuchó que Hogin todavía estaba en coma y que su abuelo, Aitor, estaba muy enojado y había declarado la guerra contra Puerta Tianye.

Irene inicialmente quería aprovechar la ocasión para entregar el liderazgo de Puerta Tianye a Gaspar, pero luego pensó que la banda Gris Luna podría hacerle algo malo a Puerta Tianye en los días siguientes.

Tuvo que dejar de lado la idea de devolver el liderazgo por un tiempo.

Al atardecer, Ariana vino a cuidar a Gaspar en lugar de Irene. En realidad, Gaspar había querido que Irene lo acompañara.

Pero Irene lo había estado cuidando desde que había llegado a País Z. Él no podía ser tan egoísta, y era hora de que ella tuviera un merecido descanso.

Irene vio que Gaspar terminaba su cena y entonces salió del hospital.

Tan pronto como salió del hospital, sonó su teléfono. De pie en el pasillo de un hotel, Daniel le dijo con tono de desprecio: "¡Finalmente te apartaste de su lado y saliste del hospital!"

...

'¡Oh, Dios mío!' Irene al instante miró a su alrededor y comprobó las inmediaciones.

Pero, excepto sus guardaespaldas, no podía ver a nadie con aspecto sospechoso.

'¿Pero cómo sabía que acababa de salir del hospital ahora?', se preguntó Irene.

Respondió fríamente: "Señor Si, ¿qué pasa?"

"Habitación 1836 en el Hotel Northton Grande, en el jardín central de la ciudad. ¡Ven aquí ahora!", ordenó Daniel.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir