ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1013 El Señor Gaspar y yo tenemos algo personal que tratar

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 10133

Actualizado: 2019-05-20 00:07


Daniel acercó a Irene a sus brazos, para que ella dejara de cuidar de una vez por todos a Gaspar.

El día de ayer estaba tan angustiado y molesto cuando vio que Irene lucía realmente agotada en el hotel.

Con excepción del momento que habían pasado en la cama, él nunca querría verla de nuevo tan cansada.

"¡Sólo para que estés enterado, no volveré a dejar que ella sufra de esa manera nunca más!"

Los dos reflexionaron profundamente cada una sus palabras.

Irene sintió una gran felicidad en su pecho al escuchar esas palabras salir de la boca de Daniel, mientras que Gaspar simplemente no podía dejar de sentirse culpable.

Confesó que se sentía muy contento de ver a Irene cada vez que él despertaba. Sin embargo, se olvidó por completo de notar que ella estaba tan agotada por el hecho de cuidarlo cada noche.

Un silencio cubrió el ambiente de la habitación. Después de unos minutos, Daniel habló de nuevo: "Recordaré todas y cada una de las cosas que has hecho por Irene. Si en un futuro, llegas a necesitar algún tipo de ayuda, házmelo saber. Pondré todo de mi parte para ayudarte a cambio de lo que has hecho".

Gaspar de inmediato se incomodó tras las palabras de Daniel. Al escucharlo, se dio cuenta de que Daniel hablaba como si fuera el esposo de Irene.

'¡No merece ser el marido de Irene en lo absoluto!'

Gaspar se apoyó en la cabecera de su cama, esbozó una sonrisa burlona, miró a Daniel y dijo: "Señor Si, ahora que lo mencionas, te tomaré la palabra, ¡quiero que me hagas un favor!"

Con un rostro inexpresivo, Daniel dijo fríamente: "¡Adelante, pide lo que necesites!"

Gaspar le lanzó una mirada desafiante y dijo con firmeza: "¡De ahora en adelante, quiero que te mantengas lo más lejos posible de Irene porque la quiero sólo para mí!"

Daniel de inmediato reaccionó, una mirada persistente y fría apareció en su rostro, e Irene, quien se encontraba a un lado de Daniel, se sintió tan avergonzada que en ese momento se quedó sin palabras.

Daniel dio un paso al frente.

Irene recordó que Gaspar y Daniel habían peleado entre sí la última vez que se encontraron, así que de inmediato tomó fuertemente el brazo de Daniel, tratando de evitar que comenzara una pelea.

Cuando Daniel miró la expresión nerviosa en el rostro de Irene, él sonrió y la tranquilizó: "No te preocupes, todo estará bien".

Lentamente tomó sus manos y con un gesto tierno le dio una palmadita en la mano como señal de calma.

Después de escucharlo, Irene se tranquilizó y sintió un gran alivio. De cierta manera estaba preocupada por Gaspar y sus lesiones. Si los dos hombres se atrevieran a pelear entre sí, Daniel sin duda alguna tendría toda la ventaja sobre él.

Daniel rápidamente dirigió su mirada a Fonzo, quien estaba a su lado y dijo: "Fonzo, discúlpanos. El Señor Gaspar y yo tenemos algo personal que tratar".

Fonzo entendió a lo que se refería, así que solo asintió y dijo: "Irene, estaré afuera fumando un cigarrillo. Cuando estés a punto de irte, llámame".

"De acuerdo Fonzo", respondió

ase de hombre... No tienes que darle demasiada importancia a todo lo que dijo... Yo... Él"

"¡Irene Shao!" Gaspar la interrumpió mientras ella intentaba explicarle.

"Sí, sí, está bien. Sigo aquí". Irene caminó un poco hacia él y se puso de pie junto a su cama.

Gaspar hizo todo lo posible por calmarse y contener todo ese dolor que guardaba en su corazón. Después dijo con seriedad: "¡Basta Irene, no tienes la necesidad de defenderlo delante de mí!"

Irene no pudo evitar sentirse avergonzada una vez más después de escuchar esas palabras de Gaspar. Inconscientemente, se tocó el lóbulo de su oreja mientras se preguntaba si en verdad era tan fácil ver a través de ella. Enseguida comentó: "Gaspar, lo mejor será que vayas a descansar. Me quedaré aquí para hacerte compañía".

La molestia de Gaspar desapareció después de escuchar la propuesta de Irene. Él la miró por un par de minutos y con un tono de voz suave y tierno le dijo: "Tengo miedo".

Un poco confundida, ella miró la expresión de dolor que reflejaban los ojos tristes de Gaspar.

"Tengo miedo de cerrar los ojos y no verte a mi lado cuando me despierte".

Antes de conocer a Irene, Gaspar siempre había vivido en lugares completamente desapercibidos para mantener su identidad oculta.

Antes de encontrarse con Irene por primera vez, Hogin lo había estado siguiendo, incluso había contratado a personas con el único propósito de arruinar su vida.

En ese momento y a pesar de todo, no estaba asustado, pero se cansó de la situación, por lo que decidió permanecer oculto.

Le pidió a su guardaespaldas que le buscara un lugar discreto y desconocido. Sin embargo, jamás imaginó que se encontraría con Irene después de vivir allí solo por un par de días.

Se preocupaba mucho por Irene, en verdad le importaba.

Al principio, sintió un poco de pena por ella.

Si ella hubiera sido una niña que proviniera de una familia pobre y hubiera estado acostumbrada a vivir con dificultades y pobreza, él jamás se habría preocupado por ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir