ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1018 No quiero que la veas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7174

Actualizado: 2019-05-21 00:07


Daniel preguntó: "¿Qué problema tiene?"

"Está enferma por el diferente clima del País Z".

"Ya veo".

Cuando colgó el teléfono, le dijo a Irene: "Primero tengo que ir al hospital, pero tú, regresa al hotel".

Después de todo, Estela era su secretaria y estaba en el hospital. Tenía que hacerle una visita.

Pero en cuanto a Irene... Dada su mala relación con Estela, no quería volver a verla.

Daniel no había usado el auricular Bluetooth, por lo que Irene había escuchado casi todo lo que Rafael le había dicho.

"¡Está bien!". Le respondió sin dudarlo.

Daniel la miró y notó la tristeza que se había acumulado en sus ojos.

"¡Volveré al hotel contigo!" Había cambiado de opinión de inmediato, porque si ella se sentía mal con todo ese asunto, entonces no iría.

Mientras miraba por la ventana en vez de a él, le contestó: "No importa, puedes ir".

¿Por qué iba a ver a Estela? Sabía muy bien que a ella no le gustaba. Si hubiera ido a ver a Rafael, entonces no habría dicho nada.

Daniel detuvo el auto y dijo: "Ire, no quiero que seas infeliz".

Finalmente, estaban juntos otra vez y no quería que nada desagradable volviera a pasar entre ellos.

Irene soltó lo que estaba pensando en ese momento: "Bueno, entonces no vayas. ¡No quiero que la veas!"

Y de todos modos, ¡no tenía ningún interés en ser de nuevo amiga de Estela!

Daniel sonrió, le besó los labios y dijo: "Está bien, entonces. No voy".

Cuando llegaron al hotel, Irene fue al baño a ducharse primero y Daniel se ocupó de su negocio.

Cuando terminó de ducharse, Irene pensó en las gemelas, pero no se atrevió a llamarlas, porque temía que Daniel se enterara de todo.

En ese momento, se preguntaba si debía contarle la verdad o no.

Pero pensó que hacía muy poco tiempo que estaban juntos de nuevo, así que decidió que era demasiado pronto para hablarle de las gemelas.

'Bueno, ¡tal vez más tarde!' Pensó.

Después de conversar con Sally en WeChat, se enteró de que las gemelas estaban con Lola, por lo que finalmente renunció a la idea de llamar a sus dos princesas.

Cuando terminó de trabajar, Daniel habría pensado normalmente acer

a otras personas?"

Pensó que Irene definitivamente la estaba engañando porque estaba celosa de su belleza.

Irene se rió a carcajadas, "Sabina, mírate las cejas".

"¿Qué pasa con mis cejas?" Se inclinó más cerca del espejo y las miró. 'Bueno, se ven muy bien'.

"Mira tus cejas ridículas y tus ojos risibles, tus labios carnosos y tu mentón que parece el de un mono, así como tu cara increíblemente grande. Incluso siento vergüenza ajena".

...

Sabina se cabreó de nuevo y estuvo a punto de tirar su celular contra el espejo. ¿Cómo se atrevía Irene a insultarla así?

"¡Irene! ¡Has ido demasiado lejos!"

Hasta su muñeca lesionada le dolió un poco por culpa de la ira.

"¿Demasiado lejos? ¿Ni siquiera tienes vergüenza de llamar a mi novio tan tarde? ¿Tan descarada eres?" Irene se volvió y de repente, vislumbró al hombre detrás de ella y se quedó inmóvil.

'Él... Él... ¿Cuándo salió?'

Daniel la miraba despreocupadamente, por lo que Irene pensó que no había oído lo que le había contado a Sabina sobre él.

Le sonrió, sintiéndose culpable.

"Irene, todavía no se sabe quién es la novia de Daniel. ¡No dejes que se te suba a la cabeza!" Definitivamente, haría que Daniel se enamorara de ella otra vez.

Irene se aclaró la garganta y respondió posesivamente: "Daniel es mío para siempre, nunca pienses lo contrario. Y cualquiera que mire a mi hombre será eliminado sin ningún tipo de misericordia".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir