ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1024 Era el abuelo de Hogin

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7746

Actualizado: 2019-05-22 00:17


Hogin dio grandes zancadas y la siguió. "¡Maldita perra! ¿Cómo te atreves, pendeja, a darme un puñetazo?"

Antes de abrir la puerta, Irene presionó ligeramente su arete, haciendo que algo saliera directamente hacia la mejilla de Hogin.

Esperaba haber dado en su cuerpo.

Hogin lanzó un grito de dolor y se tapó inmediatamente la cara. Luego, en un abrir y cerrar de ojos, se desplomó sobre el suelo.

Desde lo que había ocurrido en la Montaña Dongcui, Daniel le había pedido a Gonzalo que inventara un dispositivo con forma de arete que contenía un dardo envenenado.

Se había diseñado para protegerla de Hogin, y ahora había cumplido su propósito.

Nadie afuera se había enterado de lo que había pasado dentro de la mansión. Al verlo en el suelo, Irene logró salir por una ventana.

La casa se ubicaba demasiado lejos de la ciudad, sin mencionar que había muchos guardaespaldas cerca. Sacó una pulsera especial de su bolso y se la puso.

Aunque la pulsera había sido diseñada cuidadosamente, no la sacaría de ningún aprieto. Pero para una emergencia como la actual, era suficiente.

Los guardias de la patrulla la descubrieron rápidamente.

"Soy la huésped a la que tu jefe invitó. ¿Qué quieres hacer?" Regañó a los guardias que se le acercaban cada vez más.

Los dos guardias se miraron y luego, intentaron mirar en la sala de estar a través de la ventana detrás de ella.

Irene movió la muñeca y los dos guardias cayeron instantáneamente al suelo.

Al oír el ruido, los demás guardias acudieron hacia ella. De repente, unos pocos coches estacionaron cerca de la casa, llamando su atención en lugar de Irene.

Se sintió aliviada al verlos dirigirse hacia otro lado. Detrás de la casa, había una inmensa jungla más allá de la cerca.

Esta impedía que la gente entrara en la propiedad.

Irene no era tan estúpida como para meterse en un callejón sin salida, así que regresó a su punto de partida inicial.

Escuchó disparos y el fuerte ruido la asustó.

¿Era Daniel?

Se deslizó con cuidado a lo largo de la pared, pero no había rastro de él en ninguna parte.

En ese momento, notó que alguien se estaba acercando por detrás, saliendo de la nada. Una mano presionó su boca antes de que pudiera gritar, pero el olor familiar la abrumó y envolvió sus brazos alrededor de Daniel.

Mien

Gaspar no le tenía miedo a nada, lo miró directamente a los ojos y dijo: "Pero tú no eres bueno con ella".

Daniel se sintió herido, pero aún así, mantuvo su cara de póquer. "Eso no es asunto tuyo y se lo compensaré a mi manera".

El silencio había caído dentro de la habitación hasta que Irene entró con una prescripción médica en la mano. Miró confundida a los dos hombres silenciosos.

"¿Qué ha pasado entre vosotros dos?"

"¡Estamos bien!" Contestaron al mismo tiempo.

Irene apretó los labios por un momento y luego se fue. Miró la prescripción y le dijo a Gaspar: "Solo podrás salir de aquí cuando tus heridas empiecen a cicatrizar, así que, por favor, cuídate".

Gaspar le acarició la cara y dijo: "De acuerdo. Gracias, Irene, por cuidar de mí estos últimos días".

Y al mismo tiempo, sus movimientos estaban siendo observados por una mirada cortante como un cuchillo.

Ummm... Irene sintió que algo estaba mal y se dio cuenta de la mala expresión de Daniel mientras Gaspar le hablaba.

¿De qué habrían discutido exactamente?

"Irene, devuélvele la cuenta de la Puerta Tianye a Gaspar". Daniel la agarró por la muñeca y la atrajo hacia sus brazos hasta dejar una distancia considerable entre ella y Gaspar.

Irene miró íncomoda a Gaspar y le preguntó: "¿Te parece bien?"

Era lo que quería, pero no estaba segura de que Gaspar estaría de acuerdo.

"Irene, no tienes que preguntarle lo que piensa, solo haz lo que quieras". Daniel estaba realmente molesto por su actitud. ¿Por qué demonios tuvo que preguntarle?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir