ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1026 Debería decir algo agradable para complacerlo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8251

Actualizado: 2019-05-22 00:58


Con los brazos cruzados sobre el pecho, Fonzo arqueó las cejas y preguntó: "Acabas de agradecer al Tío Lu y al Tío Quiller, pero ¿por qué no a mí?"

De hecho, había sido el más ferviente opositor a Irene desde el principio, y creía que si una mujer actuaba como líder de la Puerta Tianye, muchos no estarían satisfechos con esto, o no le obedecerían.

Incluso si era simplemente una jefa simbólica, había algunas personas que aún no aceptaban a una líder femenina.

Fonzo también había sido el primero en tomar a sus hombres y oponerse a ella de vez en cuando.

Gaspar le había dicho que no lo hiciera más, pero siguió sin hacerle caso.

Cuando fue secuestrada, vio personalmente que Irene no solo era de mente amplia e imperturbable, sino que también había conseguido un gran entendimiento de la situación general en la que se encontraba. Después de esto, su opinión sobre ella empezó a cambiar.

Además, ella siempre había mantenido un perfil bajo, y también por las gemelas adorables, poco a poco, ella y sus hijas empezaron a gustarle. Incluso tomó a las niñas como sus ahijadas.

¡Por supuesto! Irene le gustaba como si fuera su hermano mayor y la trataba como a una hermana. No había sido tan tonto como Gaspar, porque nunca le habría gustado una mujer que ya tenía a otro hombre en su corazón.

Las palabras de Fonzo divirtieron a Irene, y le respondió con malicia: "¡Fonzo, ninguna palabra puede expresar mi gratitud por tu excepcional amabilidad! ¡Debes entenderla!"

Al principio, pudo sentir que no le gustaba y estaba un poco triste, pero rápidamente pensó en positivo. No le importaba gustarle o no porque, después de todo, él no era Daniel.

Después, Fonzo siempre la había ayudado con su forma de ser tranquila, y Milena también le había salvado la vida...

Todos en la Puerta Tianye la habían ayudado mucho.

Fonzo le dio una palmadita en el hombro y dijo: "¡Cuida bien de mis ahijadas!"

"¡Lo haré!" Respondió Irene. No solo cuidaría bien a sus gemelas, sino que también haría todo lo posible por estabilizar su relación con Daniel, y le haría saber lo antes posible la existencia de su otra hija.

Ummm... Tal vez le daría la sorpresa en su cumpleaños. Cuando ella pensó en esto, se rió...

Después de darle formalmente la cuenta de la Puerta Tianye a Berto, Irene se sintió más aliviada. Pero aún así, decidió no regresar al País C hasta que Gaspar no se hubiera prácticamente recuperado de sus heridas.

Antes de volver al

"

Samuel se enojó nuevamente al mencionar a Irene, quien se había quedado tanto tiempo en el País Z, ¡y nunca lo había llamado!

"Está sentada a mi lado. Puedo pedirle que hable contigo ahora, si quieres".

"¡De acuerdo!" Dijo Samuel.

Irene le quitó el teléfono y con voz amable, dijo: "Padre".

Estaba segura de que Samuel había llamado solo para regañarla, y pensó que debería decir algo agradable para complacerlo.

¡Y tenía razón! Cuando escuchó a Irene hablarle así, Samuel ya no estaba cabreado. Comenzó a quejarse, "Ire, ¿por qué no me llamaste estos últimos días? ¿No sabes cuánto me preocupo por ti?"

Irene se había quedado con la Puerta Tianye del País Z y él estaba realmente intranquilo en cuanto a su seguridad.

"Padre, estoy bien, Daniel está aquí para protegerme. No tienes que preocuparte". Sonrió y miró a Daniel que estaba sentado en el sofá a su lado. Daniel la abrazó y pareció escuchar a Samuel en secreto.

Cuando escuchó el tono de Irene, Samuel adivinó que ella y Daniel ya se habían reconciliado. Luego, resopló y dijo deliberadamente: "Tengo miedo de que huyas de casa otra vez por su culpa".

Irene le prometió inmediatamente: "Padre, ya no haré una cosa tan tonta. ¡No te preocupes!"

De hecho, había planeado volver a casa con sus hijas después de dar a luz, pero perdió la memoria durante el parto y, lamentablemente, su regreso a casa se retrasó dos años más...

"Está bien, mi querida hija. ¿Cuándo volverás? No olvides que ahora eres madre. ¿No quieres estar cerca de tus hijas?"

Melania y Michelle siempre jugaban con la familia Si o con la familia Shao. Eran de hecho muy felices.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir