ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1037 Tienes tantas esposas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7436

Actualizado: 2019-05-24 00:07


Obviamente, a ella le gustaría pasar toda una vida con Daniel... Pero no sabía qué era exactamente lo que él estaba buscando. Tenía a tantas mujeres hermosas a su alrededor. A veces, se preguntaba si alguna vez él se cansaría de eso.

No, de todos modos, no podría perder ante ninguna de esas chicas.

Con esa idea, se levantó rápidamente de la cama y programó su día para comprar ropa elegante y cosméticos de primeras marcas. ¡Necesitaba lucirse todos los días!

Tenía que ser creativa y probar diferentes estilos de vez en cuando. De esta manera, Daniel no se cansaría de mirarla.

Sin saber lo que ella tenía en mente, Samuel permanecía callado. Aunque tenía mucho que aconsejar a su hija, no dijo nada, recordando las palabras de Milanda.

Simplemente le dijo: "Ya tienes gemelas. Debes comportarte como una madre responsable".

...

Tan pronto como terminó la llamada, Irene corrió al baño. Se refrescó rápidamente y entró en el vestidor de Daniel.

Se sorprendió por completo en cuanto abrió el armario.

Estaba lleno de ropa de mujer.

Toda la ropa había sido cuidadosamente doblada, y también era de la última temporada. Lo que más le gustó fue el gabinete adyacente al que estaba mirando. Contenía alguna de la ropa de niña más adorable para su hija.

Dentro del vestidor, la ropa estaba organizada según fuera de hombre, de mujer y de niña. Al ver eso, se sintió como en casa.

Escogió al azar una blusa amarilla brillante para probarse. Luego, abrió un cajón en el centro del armario. Tal como esperaba, encontró una amplia gama de joyas en una bandeja de terciopelo rojo.

Cada cajón contenía la misma cantidad de joyas tanto para mujeres como para hombres. Esta conmovedora disposición la sorprendió.

Con cuidado, sacó un collar de perlas y se lo puso alrededor del cuello. Luego, abrió el cajón lleno de relojes.

Había al menos 100 relojes de diseñadores diferentes exhibidos en cajas individuales de satén negras.

Seleccionó una pieza que hiciera juego con su vestido.

Después de vestirse, llamó a Daniel.

Este estaba saliendo de la sala de reunión cuando la Srta. Qin lo atrapó a tiempo para entregarle un paquete grande. Había llegado varios días atrás, pero aún no había

la cabeza el paquete que estaba en el suelo y le dijo a Rafael: "Últimamente has estado trabajando duro. Aquí está tu recompensa".

Rafael se emocionó cuando su jefe mencionó un premio. Rápidamente, recogió la caja, sin comprobar lo que había dentro, y dijo: "¡Gracias, Jefe Si! ¡Trabajaré aún más duro de ahora en adelante!"

Daniel sonrió, "No tienes que agradecerme. ¡Cuando veas a mi esposa, dale las gracias a ella!"

"¡Oh! ¡De acuerdo! ¡Se lo agradeceré, Jefe Si!" Rafael salió de la oficina del Director General con una gran sonrisa en el rostro.

Irene había escuchado perfectamente su conversación a través del teléfono. Le espetó a Daniel: "Oye, Daniel, ¿cómo pudiste hacerme esto?"

"Ire, ¡te lo mereces!" Como no quería seguir escuchando sus quejas, colgó la llamada.

Por otro lado, Rafael volvió a su silla con el paquete. No podía ocultar su alegría.

El resto de secretarias lo rodearon para ver qué pasó.

"Asistente Rafael, ¿por qué estás feliz?"

"¡Dinos! ¿El Director General te ha recompensado con algo especial?"

¡Estaban adivinando correctamente! Rafael asintió con orgullo mientras colocaba la enorme caja sobre su escritorio.

Abrió la caja delante de todos...

Y todos se echaron a reír. "¡Jajajajajajaja, esto es épico!"

"¡Guau! Rafael, ¿no tienes ya una novia?"

"¡Jajajaja! Me estoy muriendo de risa aquí mismo. Rafael, ¡mira tu cara!"

...

Estaba completamente aturdido mientras estaba parado allí, mirando la muñeca.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir