ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1040 Querían entrenarme para ser una asesina

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7677

Actualizado: 2019-05-24 01:00


"¡No me toques! ¡No lo haré!" Irene gritó mientras aún estaba alucinando, tratando a Daniel como si fuera el anciano enmascarado de cabello gris.

Estela se sorprendió al ver a Irene así y pensó: '¿Qué ha provocado tanta ira... en Irene?'

"Ire, ¡soy yo! Ire..." Aunque seguía luchando, Daniel logró abrazarla.

Vio la copa en el suelo y la mancha de vino tinto en la alfombra blanca grisácea.

¿Vino tinto?

Daniel siguió reconfortando a Irene. Sostuvo su cara con ambas manos y trató de hacerla enfocar sus ojos hacia él.

"¡Daniel!" Al verlo, Irene se sintió aliviada al instante. Se apoyó contra su pecho y comenzó a llorar.

Daniel le hizo un gesto a Estela, que estaba detrás de él, para que se fuera.

Cuando la puerta se cerró, Daniel tomó a Irene en brazos y la llevó a la sala de descanso.

Después de tranquilizarla durante un par de minutos, la pálida cara de Irene comenzó a verse mejor.

"Yo... te haré caso, de ahora en adelante... No quiero volver a esa cueva nunca más..." Siguió sollozando y tartamudeando.

Daniel besó su largo cabello y dijo: "No te preocupes. Incluso si no me haces caso, no dejaré que te apartes de mi vista".

Todo era culpa suya.

Pero no sabía de qué cueva estaba hablando.

Había pedido a sus hombres que revisaran el Acantilado de Wangfeng, pero no encontraron nada.

"¿Qué tengo que hacer? ¿Qué voy a hacer? No quiero recordar por lo que he pasado, pero no puedo evitarlo..." Irene se secó las lágrimas y se preguntó si debería contárselo todo a Daniel.

Este la acercó a su pecho y dijo: "Estoy aquí. No pienses demasiado en ello. Pero Ire, quizá te sientas mejor si me dices qué te pasa".

No quería que cargara sola con el peso de esos recuerdos extremadamente horribles.

Cuando escuchó los latidos del corazón de Daniel a través de su pecho, Irene cerró los ojos y se quedó en silencio por un rato. Fuera, oscurecía poco a poco. Entonces, comenzó a hablar: "Daniel, una vez dije que no te merezco porque... he tomado drogas".

Ya lo sabía, por lo que la consoló suavemente: "Ya estás limpia. No pasa nada".

Pensó que todavía era digna de él, incluso después de haber hecho ese tipo de cosas. Después de todo, no había sido culpa suya.

Irene ya no dijo nada más. Solo quería permanecer en sus brazos todo el ti

lo, fue presa de un intenso ataque de pánico. Desde entonces, Gaspar no volvió a mencionar el tema.

La llevó a rehabilitación y la ayudó a curar las heridas y cicatrices de su cuerpo. Cada vez que tenía pesadillas a altas horas de la noche, acudía inmediatamente y se quedaba a su lado hasta la mañana siguiente...

En aquellos días, sus hijas fueron su fuerza. Después de unos meses, las niñas dormían con ella para hacerle compañía.

Cuando tenía pesadillas, siempre la abrazaban y la consolaban...

Irene le hizo a Daniel un resumen de lo que había pasado. No quería recordar ni revelar otros detalles.

Cuando terminó de hablar, la sala de descanso estaba muy tranquila.

Había encontrado la fuerza de decir todo esto porque la gran mano de Daniel estaba sobre su cintura, y su cálido abrazo la embriagaba.

La habitación estaba completamente a oscuras. Fijó su mirada en el techo, que estaba débilmente iluminado por la luz exterior.

"Daniel, ¿dejarás de amarme por culpa de lo que pasé?" Había bebido, fumado, usado armas y tomado drogas... No era diferente de aquellas mujeres de las pandillas.

Daniel no respondió a su pregunta, pero en cambio, le dio un beso apasionado.

Cerró los ojos para que no viera lo rojos y llenos de lágrimas que los tenía. Sus labios estaban un poco fríos, así que hizo todo lo posible para calentarlos.

Irene... Daniel se preocupaba tanto por ella.

Empezó a pensar cómo amarla y apreciarla más, para curar las heridas de su corazón y aliviar el dolor que soportaba.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir