ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1051 ¿Puedo llevar a Bill conmigo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8891

Actualizado: 2019-05-26 00:07


Irene se tomó las palabras de Samuel muy en serio y comenzó a poner toda su alma y todo su corazón en su relación con Daniel.

Quería casarse con él para darles a sus gemelas un hogar dulce y cariñoso.

Pero Daniel parecía estar más que satisfecho con su situación actual, y no mencionaba ni pedida de mano ni boda.

Esto entristecía a Irene.

Lola comprendió en qué pensaba, y encontró la oportunidad de darle una idea. "Traté de declararme a Jorge con un anillo de plástico, en aquel entonces, porque quería saber si pretendía casarse conmigo o no".

Recordó que Jorge se había enojado mucho, pero ahora, cuando Lola lo volvía a mencionar, tenía que admitir que, de hecho, todo este asunto le había entusiasmado.

Irene miró a Lola sorprendida y le preguntó: "¿Quieres decir que yo también debería proponerle matrimonio a Daniel?"

¿Qué pensaría él si lo hacía? Podría creer que lo presionaba para casarse rápido...

Lola negó con la cabeza y dijo: "¡Por supuesto que no!"

Irene estaba confundida, pero Lola continuó: "Vosotros dos ya os habéis establecido y acostumbrado el uno al otro, y Daniel podría pensar que como ya eres suya, y no vas a irte a ninguna parte, no necesita meterte prisa para casaros pronto. Debes conseguir que se sienta ansioso por hacerlo".

De hecho, Lola estaba un poco preocupada al contarle su idea a Irene. Si no manejaba bien la situación, los dos podrían terminar peleados de nuevo, así que Lola cambió de opinión acerca de todo el asunto.

"¡No importa, Ire! Lograré saber lo que opina al respecto cuando regrese a casa", dijo Lola. Pensándolo dos veces, se había dado cuenta de que su idea no era tan buena. Era arriesgada porque podría no funcionar con Daniel.

Sin embargo, Irene ya había guardado el consejo en su mente.

Con la ayuda de Samuel, Irene encontró el local adecuado para su pastelería, muy cerca de la oficina de Daniel.

Después de pagar el depósito, empezó a decorarlo.

Quería llamarlo "Tienda de Pastel de Jane", como su anterior negocio.

Pero esta vez, tuvo que cambiar sus planes. Excepto postres, no vendería ningún otro tipo de pastelería. Además del comercio minorista, también incluiría asociaciones con empresas para conseguir pedidos de cantidad mayor.

También había contratado a un maestro del té con leche y a otro del café, con el fin de ofrecer bebidas de alta calidad con sus productos.

Mientras trabajaba en el diseño interior de la tienda, Bill ya había acudido varias veces para ayudarla a comprar materiales y hacer otros recados.

El tiempo pasó rápidamente, y a principios de agosto, Gaspar llegó desde el País Z.

Irene había decidido darle la bie

ba en el Nº 8 o en la casa vieja.

"No puedo hacer nada. Eres muy ruidosa por la noche, y temo que el escándalo que haces despierte a Melania", dijo Daniel. Luego se ajustó su propio cinturón de seguridad y arrancó el auto.

Por supuesto, Irene entendió desde el principio que Daniel se refería al sexo. Se sonrojó, lo miró y le preguntó: "¿Necesitas tener sexo todas las noches? ¿No estás preocupado por tu próstata?"

"No te preocupes. Tengo la mejor", respondió Daniel.

...

"¿De verdad no tienes vergüenza?" Dijo Irene, irónicamente.

"Está bien si puedo pasar todo el día contigo", respondió Daniel. El que no llora no mamá, ¿verdad? Si pudiera pasarse todo el día en la cama con Irene...

En efecto, ¡no tenía vergüenza en absoluto!

De repente, recordó la llamada de Gonzalo y le dijo a Irene: "Tenemos una reunión mañana por la noche. Vayamos juntos".

"¿Una reunión?" Preguntó Irene.

"Eeeh, Gonzalo nos ha invitado", respondió Daniel.

Irene asintió con la cabeza, pensó un rato y luego preguntó: "¿Puedo llevar a Bill conmigo?"

Daniel la miró y, con celos en la voz, dijo: "Ya que te pones, ¿por qué no traes también a Gaspar?"

Tenía que deshacerse de todas las mujeres de su alrededor, pero ¿qué pasaba con ella? Todavía tenía a Gaspar y a Bill rondándola. ¿No debería tener algo que decir al respecto?

... Irene se quedó sin habla ante la respuesta de Daniel. "Bill está a punto de irse a la universidad en Singapur, así que deja de ser tan celoso por nada".

"Irene, si trajera a una mujer conmigo, ¿te importaría?" Dijo Daniel.

Irene permaneció sentada en silencio un momento, asintió con la cabeza y dijo: "De acuerdo, entonces. No traeré a Bill a la reunión".

Daniel se quedó satisfecho con su respuesta, hasta que...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir