ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1065 Obviamente, sospechaba de él

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7515

Actualizado: 2019-05-28 00:07


Daniel no había llamado a Irene en todo el día, así que estaba seguro de que ya estaba enojada con él. La conocía muy bien, por lo que imaginó las formas de cortejarla a su regreso.

¡No pudo evitar reírse cuando pensó en la cara que pondría! Frunciría las cejas y sus labios harían pucheros. Se vería como una niña obstinada, pero linda.

Daniel estuvo atrapado en la cueva hasta el mediodía del día siguiente. Un helicóptero llegó para quitar varias rocas grandes que habían bloqueado la entrada, y lo rescataron.

"¡Lo sentimos, Sr. Si! ¡Llegamos tarde!" Dijeron los miembros del equipo de rescate, que se disculparon sinceramente al verlo.

A Daniel no le importó, estaba preocupado por sus pensamientos. ... Cuando miró la cueva destruida, pensó en lo inteligente que era su enemigo.

Todas las pistas que había obtenido desaparecieron con la explosión.

Pero estaba convencido de que Hogin, de la banda Gris Luna, estaba detrás de esto.

Después de dejar que la policía del País Z investigara dentro el lugar, Daniel fue al hotel, puso su teléfono a cargar y se dio una ducha.

Después de acomodarse, encendió su celular y, como esperaba, vio varias llamadas perdidas de Irene.

Se secó el cabello con una toalla y estaba a punto de devolverle la llamada cuando escuchó el mensaje de voz.

Su rostro se ensombreció. Marcó inmediatamente el número de Irene.

Pero no contestó...

'¡Debe de haberlo dicho en serio!'

Daniel inició sesión en WeChat y le envió un mensaje: "¡Ire! ¡Cómo te atreves! Llámame en cuanto leas este mensaje".

Pero en realidad, Irene no lo había dicho de verdad.

En este momento, estaba ocupada con las gemelas y su bisabuela en la habitación de Gerardo. Y había dejado su celular abajo.

Sally no había querido quedarse en el hospital, por lo que seguía con su recuperación en la mansión.

"Sally, ¡no salgas! ¡No te resfríes! ¡No te bañes! ¿Entendido?" Milanda le decía a Sally lo que no debía hacer mientras se recuperaba. Sally estaba aterrorizada con todas las cosas que le estaban prohibidas.

"Bisabuela, ¿por qué hay tantos noes?" Se quejó.

Milanda se rió y dijo: "Son costumbres que han sido comprobadas y demostradas durante varias generaciones. Tenemos que seguirlas. Será m

verdad cuando vuelvas?"

Se preguntaba si la estaba extrañando tanto como ella a él...

Los ojos de Daniel brillaron. Contestó alegremente, "¡Trato hecho!"

"¿Hum? ¿Trato hecho? ¿Cuál es el trato?" Irene volvió de repente a la realidad. ¿Qué acababa de decir?

¡Oh, pobre chica! Ya lo había olvidado.

"¿No te acuerdas?"

"No. ¿Qué he dicho?" Irene se frotó la frente con suavidad. Desde que había dado a luz, su memoria no era tan buena como antes.

"¡Has dicho que te casarás conmigo cuando regrese!" Dijo Daniel decididamente. Contra todo pronóstico, ¡Irene lo creyó!

Estaba un poco asustada. Agitaba su mano derecha en el aire inconscientemente. "Yo... estaba... ¡Estaba bromeando! ¡No quise decir eso!"

¡Oh, Dios mío! ¡No había podido contenerse! ¿Cómo había sido capaz de decir que se casaría con él?

El hombre al otro lado de la línea se rió en voz baja. ¡Era tan linda!

"¡No te rías! En realidad, quise decir... yo..." Daniel no pudo evitar reírse a carcajadas. La mente de Irene se quedó en blanco. No sabía lo que debía decir.

Daniel no dijo nada y escuchó su tartamudeo.

"Solo quería decir... Nosotros... ¡Ve a dormir!" Irene no sabía cómo explicarse, así que simplemente, colgó.

... Daniel se quedó sin habla, mirando el teléfono. ¡Ni siquiera había terminado de hablar con ella!

Pero no tenía importancia. Después de colgar, Daniel inició sesión en WeChat y le envió un mensaje.

"Ire, dijiste que preferías besarme en persona que por teléfono".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir