ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1070 Nunca seremos amigas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7057

Actualizado: 2019-05-28 06:52


Irene Shao hizo lo que Daniel Si le había dicho. Los primeros días, se quedó en casa cuidando de Sally Si y de su hijo, mientras pasaba las noches hablando con Daniel por teléfono. Todo parecía estar bien.

El cuarto día después de que Daniel se fuera, Irene recibió una llamada inesperada de Sabina Fan. Quería invitarla a tomar un café, para disculparse por su mala conducta. Cuando eso ocurrió, Irene se sorprendió por su repentino cambio de carácter.

"No tienes que hacer esto, Señorita Sabina. No te conozco bien". Se negó de inmediato.

Sabina se detuvo un momento y luego, dijo suavemente: "Señorita Irene, no me malinterpretes. Mi madre me ha contado que tú fuiste quien le pidió a Daniel que nos liberara, y te debo mi gratitud. Solo quiero darte las gracias, eso es todo".

"Señorita Sabina, realmente no necesitas..."

Sabina la interrumpió y dijo: "Por favor, Irene, ya le he prometido a mi madre que renunciaré a Daniel". Continuó: "Quiere que haga algo para mostrar nuestro agradecimiento por tu ayuda. ¡De lo contrario, renegará de mí!" Su voz sonaba triste, como si estuviera a punto de llorar.

Irene se rindió y, un poco impaciente, preguntó: "¿Dónde quieres que nos veamos?"

"¿Qué tal en la cafetería Old Tree Coffee, en el centro? Me gusta el café allí, pero... por supuesto, si tienes otra idea". La voz de Sabina cambió totalmente de tono cuando Irene aceptó verla.

Ahora parecía estar encantada, pero Irene no sabía por qué... ¿Acaso había algo raro detrás de su repentina invitación?

Cualquiera que fuera el motivo, pensó que sería mejor ser precavida con ella.

"De acuerdo. Estaré ahí enseguida". Tras colgar el teléfono, Irene volvió a la habitación. Allí interior, Sally Si y Félix Shao aún dormían.

Luna Bo y Lola Li también estaban acostando a las gemelas, cada una con una en sus brazos.

Mientras caminaba hacia el vestidor, dijo: "Voy a salir un rato".

"¿Por qué?" Preguntó Luna, confundida.

Irene pensó por un momento y decidió contarles la verdad. "Voy a ver a Sabina".

Michelle ya se había dormido, y Lola pudo levantarse de la cama. Se acercó

."

Pero ella no reaccionaba a sus gritos. "Ahorra energía, no se despertará antes de un día", dijo Sabina, con una sonrisa burlona.

Irene la miró furiosa, lamentando haber confiado en ella.

Miró a su alrededor, no había ventanas, solo un ventilador en la pared. Tomó rápidamente su teléfono para pedir ayuda, pero cuando Sabina se dio cuenta, corrió alrededor de la mesa para tomar el celular de su mano.

Irene le dio una patada y Sabina retrocedió unos pasos. Estaba herida, y se agarró el doloroso abdomen con una mano, mientras con la otra, se apoyaba en la pared.

"¡Tú, perra!" La maldijo Sabina.

Para detenerla, Sabina saltó de nuevo hacia ella. La agarró por la muñeca y trató de tirarla hacia la puerta.

Irene se sorprendió por su repentino ataque.

"Hola, Ire". El teléfono de Irene se había descolgado y la voz de Daniel salía de él.

Pero antes de que pudiera emitir un sonido, fue violentamente empujada contra la puerta por Sabina.

Sintió un dolor repentino y penetrante en la espalda, y luego se quedó en blanco.

Después de eso, Sabina recogió el teléfono del suelo, mientras se frotaba el abdomen con la mano. "Soy Ire, ¡habla!" Podía oír que Daniel aún estaba en línea. "¿Estás bien, Ire?"

Sabina sintió que una ira celosa crecía dentro de ella, colgó bruscamente y apagó el celular.

Luego, llamó a Hogin Gong. "Todo listo. Ahora, ¿cómo las saco de aquí?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir