ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1086 Un amante es más importante que un buen amigo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8238

Actualizado: 2019-05-31 00:09


Aitor Gong no tuvo tiempo de vengarse, así que tuvo que pedirles a sus guardaespaldas que se llevaran a su nieto. Luego, corrió tras Daniel, quien estaba a punto de escapar por la puerta trasera, detrás de la cual ya lo esperaba una multitud de policías. Con una mirada fría en sus ojos, frunció el ceño hacia Aitor al salir.

Este último de repente tuvo un mal presentimiento, pues escuchó a Gonzalo hablar con el capitán de la policía, "Sr. Xue, el hombre herido es Hogin Gong. Es un criminal buscado por la policía. Y aquel hombre con la máscara es su abuelo, se llama Aitor Gong, también está involucrado en algunas transacciones ilegales... ¡Mire! Esta puerta fue derribada con una granada obtenida en el mercado negro manejado por sí mismo".

El Sr. Xue era un colega del ejército del tío de Gonzalo, por lo que se conocían bastante bien.

Él les echó un vistazo a los tres hombres que tenía enfrente. Notó que había sangre en el traje gris de Daniel, así que supuso que le habían disparado.

El Sr. Xue no era estúpido. Comprendió exactamente lo que había sucedido con tan sólo ver la escena que lo rodeaba y a las personas presentes.

También había obtenido cierta información confiable de que el hombre con la máscara era Aitor Gong, un criminal buscado a nivel internacional.

Después de hacerle un gesto de asentimiento a Gonzalo, les hizo una seña a los policías que estaban detrás de él, diciendo: "¡Llevádselos a la estación!"

"¡Sí, señor!"

Entonces, docenas de policías rodearon a Aitor y a su pandilla. De repente, Aitor se metió la mano en el bolsillo para sacar algo.

Daniel notó ese movimiento y vio de lo que se trataba. Inmediatamente, gritó a la multitud: "¡Todos, retrocedan!"

Aitor había sacado el cable de una bomba personalizada y, unos segundos antes de que explotara, todos corrieron intentando alejarse.

Gonzalo recogió del suelo un pedazo de la humeante bomba y lo arrojó dentro del coche al que Aitor estaba subiendo.

Uno de los guardaespaldas dentro del auto se horrorizó y rápidamente tomó el explosivo para lanzarlo fuera.

El coche se alejó a toda velocidad y la bomba estalló en el aire. Afortunadamente, nadie resultó herido por la explosión.

Aitor era en verdad audaz y salvaje. Había utilizado sin ningún escrúpulo objetos sumamente peligrosos en público.

No le importaban las demás personas y menospreciaba a la policía. El Sr. Xue, sin decir nada, mantuvo eso en mente.

Daniel, Gerardo y G

no y Gonzalo?"

"Están justo a mi lado", respondió Daniel.

"¿Como están?", preguntó ella.

Luego, escuchó la voz de Gonzalo al otro lado de la línea, "¡Ire, mujer ingrata! ¡Por fin te acordaste de tu hermano y de mí! ¡Eh! ¡Un amante es de hecho más importante que un buen amigo!"

'¿Un amante es más importante que un buen amigo?' La cara de Irene enrojeció.

"¡Ya cállate!", gritó Daniel, quien le dio una patada a Gonzalo, que estaba vendando su herida.

Irene sabía a quién le estaba gritando, así que rió y preguntó: "¿Te está tratando Gonzalo tu herida?"

"Sí", dijo él.

"Está bien, entonces te veré en el hospital".

"Bien".

Cuando Irene llegó al Hospital Privado Chengyang, Daniel ya había sido enviado a la sala de operaciones. Gonzalo estaba a cargo de la operación, y Gerardo se quedó esperando afuera.

"Hermano, ¿cuánto tiempo lleva ya la operación?", preguntó Irene.

Sentado en un banco, Gerardo hizo que su hermana se sentara a su lado y le dijo: "Tranquilízate. Gonzalo está allí. Él estará bien".

"Está bien", dijo ella. Ya se sentía más tranquila gracias a las palabras de su hermano.

En la Mansión No. 8, Samuel suspiró después de escuchar el informe de los guardaespaldas y llamó a Jorge.

"Los niños han crecido. ¡Nos han mantenido al margen de los peligros que enfrentan!", se quejó Samuel.

Jorge miró en silencio los papeles que tenía en sus manos y dijo: "Iré al hospital ahora mismo. No se lo digas a Lola".

"Bien, yo también iré", dijo Samuel.

Si los guardaespaldas no les hubieran informado que Daniel estaba herido, no se habrían enterado de nada de lo que había sucedido.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir