ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1088 Quiero volver a la mansión

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8178

Actualizado: 2019-05-31 00:40


Samuel sabía lo que estaba pensando su hija Irene; por ello, le dio unas palmaditas en la espalda a Jorge y dijo: "¡Vamos!"

Pero Jorge parecía enojado y, satíricamente, dijo: "¡No puedo creer que tengas el valor de llamar a Ire tu esposa! ¡Ni siquiera la has desposado! Ire, no te quedes con este mocoso, ¡puedo presentarte un mejor hombre!"

...

Irene casi se ahogaba con su propia saliva. ¿Su padrino en verdad era el padre biológico de Daniel?

Daniel le tomó la mano y ella lo escuchó decir: "¡Preocúpate por lo que es verdaderamente importante! ¡No tienes que preocuparte por Irene y por mí! ¡Si no quieres que las gemelas te llamen abuelo, entonces tampoco me importa!"

Irene tambaleó la mano de Daniel para detenerlo. ¿Cómo podía hablarle así a su padre biológico, quien también era el padrino de ella?

"Oye, ¡déjame decirte algo, pequeño mocoso! Si tengo que elegir entre tú y las gemelas, ¡definitivamente las elegiré a ellas! ¡Ni siquiera pienses lo contrario!", respondió Jorge. ¡Con el tiempo, Lola había sido testigo de muchas disputas entre su esposo y su hijo! Esto solía ocurrir en la familia.

Debían haber sido enemigos en una vida anterior, porque solo eso podía explicar el odio ardiente en sus ojos cada vez que se enfrentaban.

"¡Es muy raro llegar a un consenso con el Sr. Jorge aquí!", dijo Daniel, mientras miraba a su padre con desdén.

Sin embargo, aunque tanto el padre como el hijo se atacaban mutuamente en sus acaloradas discusiones, ninguno de los dos se enfurecía ni se enojaban el uno con el otro.

Tal vez solo querían mostrar su elocuencia de vez en cuando, en una mera charla vacía.

Cuando los dos padres se marcharon, Irene miró a Daniel y, con voz disgustada, dijo: "¿Cómo puedes hablarle así a mi padrino? Él vino a ver si estabas bien y seguías vivo".

"Ire, ya no lo llames tu padrino, ¡deberías llamarlo padre!"

... ¡De acuerdo! ¡Resultó que Daniel sabía que Jorge era su padre!

Irene puso los ojos en blanco y, mientras sonreía, dijo: "Bueno, ¡si ya no vas a contradecirlo, lo llamaré padre!"

"..." Daniel la tomó en sus brazos de nuevo y le susurró al oído: "Oye, pequeña, ¿estás negociando conmigo?"

Irene abrió uno de los botones de su camisa y escuchó los latidos de su corazón. Entonces respondió: "Así es. ¿Acaso no puedo?"

"¡Siempre estoy de tu lado!", dijo Daniel. Eso era cierto; ¿quién más podría haber negociado con él, excepto ella?

Irene estiró los

'¿Huyó?'

"¿Qué hay de Hogin?"

Al escuchar ese nombre, Daniel recordó el cuchillo que había usado para apuñalarlo. "Es un eunuco ahora, pero los demás lo salvaron. Entonces, hasta que este asunto de la pandilla de la Gris Luna se resuelva de una vez por todas, será mejor que tengas a los guardaespaldas cerca".

Estaba a punto de decirle que quería atarla a su propio cuerpo pero, cuando recordó las cosas que tenía que resolver, abandonó la idea.

Irene se quedó en silencio por un rato y se sintió enredada al decir: "¿Sabes quién es el hombre... de la máscara?"

Al escuchar su pregunta, Daniel la sostuvo entre sus brazos con más fuerza y respondió: "Sí, lo sé, es el abuelo de Hogin. ¡Podemos decir que es él!"

La sala permaneció en silencio durante un rato, y la cara de Irene se volvió mucho más pálida. No esperaba que el hombre fuera el abuelo de Hogin, Aitor.

¿Qué podía hacer ella para vengarse?

"Irene, te dije que ya me tenías, y eso es todo lo que siempre necesitarás".

Daniel ya le había leído los pensamientos. ¡También se preguntó cómo una niña pequeña como ella podría luchar contra una amenaza como Aitor!

"Pero no quiero depender de ti, quiero ser independiente", dijo ella. Haría todo lo posible para no estorbarlos.

Daniel frunció un poco el ceño y le dijo a su mujer: "Escucha, solo necesitas que yo te proteja; no quiero que seas independiente".

Si Irene fuera una mujer independiente y fuerte, ¿cuál sería su trabajo?

Lo que Daniel deseaba era que ella dependiera totalmente de él en todos los aspectos, y que ella no pudiera hacer nada sin que él estuviera a su lado.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir