ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1098 Es una bestia

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7861

Actualizado: 2019-06-01 01:35


"No sólo iremos a cenar, así que esta vez no las llevaremos", dijo Daniel. Ese día tenía preparado algo importante, por lo que no podía llevarse a las gemelas con ellos.

Irene asintió con la cabeza y dijo: "¿Nos encontraremos con alguien?"

"No".

"Entonces, vamos a... salir a divertirnos?" En su mente, pensaba que probablemente irían a un lugar de karaoke o a un parque romántico.

"¡Algo así!", respondió Daniel.

...

Entonces ella dejó de hacer preguntas.

Eran exactamente las 6:00 pm cuando el auto se detuvo. Como era una tarde de otoño, ya estaba muy oscuro afuera.

Daniel la tomó en sus brazos y se bajó del auto.

"Hay algo terrible delante de nosotros. ¡Cierra los ojos y abrázame fuerte!", dijo Daniel.

"¿Qué?", ella no puso en duda sus palabras, así que inmediatamente hizo lo que le dijo.

Al ver que había cerrado los ojos, él sonrió y dijo: "Bien. Quédate quieta, y no abras los ojos".

Irene apretó los brazos alrededor de su cuello, hundió la cara en su pecho y le preguntó: "Daniel, ¿acaso es un animal salvaje?"

¡Por supuesto que no se trataba de eso!

"No", respondió él.

"¿Entonces es... un fantasma?"

Daniel no pudo evitar reír a carcajadas y dijo: "No. No te preocupes por eso. Te lo diré cuando abras los ojos".

Después de unos cinco minutos, finalmente la bajó y le dijo: "¡Ire, ya puedes abrir los ojos!"

"¿Ya no hay nada terrible?", preguntó, pues todavía estaba asustada. Se asustaba con suma facilidad. No era capaz ni de matar una cucaracha.

"¡Nada en absoluto!", afirmó él.

Irene abrió los ojos lentamente, pero la luz que le daba en el rostro era demasiado brillante, por lo que tardó unos segundos en adaptarse a ella.

"¡Guau!", exclamó con los ojos y la boca bien abiertos. No podía creer lo que estaba delante de ella.

Bajo la luz brillante, había un mar de rosas de color rosa mecidas por el viento, rodeadas de globos blancos y rosados flotando en el aire.

A esa escena tan hermosa se sumaron muchas caras familiares que le sonreían: Gonzalo, Bill, Estrella, Gerardo, Selina y Shelly...

Justo cuando pensó que no podía mejorar, se dio cuenta de que estaba sobre una alfombra roja, y de que junto a ella había una mesa repleta de alcohol y un gran pastel de color rosa.

De repente, un pensamiento le vino a la mente. ¿Acaso Daniel pretendía pedirle matri

emocionada, le dijo: "Estamos al norte de la ciudad. Daniel sembró un campo de flores hace mucho tiempo".

Sorprendida, Irene puso los ojos en Daniel, quien sonrió ligeramente pero no dijo nada, así que ella lo tomó como una afirmación.

Desde el momento en que supo que a Irene le gustaban las rosas de color rosa, decidió traer algunas variedades de esas flores desde el extranjero para crear un mar de flores para ella. Su intención era celebrar ahí la ceremonia de la boda, pero cuando supo del hotel de los sueños de Irene, cambió de opinión y decidió pedirle matrimonio ahí mismo.

Irene apretó las manos de él, lo miró directamente a los ojos y dijo: "¡Daniel, gracias!"

Se sentía muy feliz...

Daniel sonrió, le quitó la mano y dijo: "Soy tu esposo. No tienes que agradecerme. Es mi deber hacerte feliz".

Aunque no le importaría si ella decidía pagarle de una manera especial.

Al oír lo que su tono insinuaba, Irene rápidamente retiró su mano y dijo: "Está bien. No volveré a decirlo".

Se habían servido una amplia gama de platos occidentales, así que todos tomaron sus tenedores y cuchillos y se dispusieron a disfrutar de ellos.

Los camareros, que estaban bien adiestrados, llevaban guantes blancos y servían vino tinto para todos.

"¿Hay algún restaurante cerca?", le preguntó ella a Daniel.

"¡Así es!"

Gonzalo, quien se ocupaba cortando un bistec para su esposa, le dijo a Irene: "El restaurante abrirá pronto. ¡Esta noche se nos está dando el privilegio de ser los primeros en probar las exquisiteces de la cocina del chef!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir