ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1114 Las mujeres eran impredecibles

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7993

Actualizado: 2019-06-04 00:07


Estela se quitó las gafas de sol y el sombrero, y caminó directamente hacia Irene. Abrió la boca y dijo: "Irene, me voy ahora. Regresaré a mi ciudad natal con mis padres". ...

Irene no dijo nada. Había esperado que las cosas terminaran de ese modo.

"Te debo una disculpa por todo lo que pasó entre nosotras. Irene, ¡lo siento!" Con estas palabras, agachó la cabeza.

"Sé que para ti, es difícil perdonarme, y no espero que lo hagas. Pero solo espero que puedas encontrar algo de compasión en tu corazón para dejar atrás todas estas cosas". Ojalá pudieran volver... a la época en la que aún eran mejores amigas...

"Esta podría ser la última vez que nos vemos. Pero Irene, siempre... te recordaré". Sabía que no tenía derecho a decir estas palabras. Pero quería aclararse y ser honesta acerca de cómo se sentía realmente.

"En cuanto a Daniel... estaba locamente enamorado de ti. En aquel entonces, solo organizó la boda conmigo porque quería encontrarte. Para la celebración, ni siquiera había invitado a mis padres... Cuando estabais peleados por el tema con Valentina..." Estela se detuvo y se mordió el labio en señal de angustia. Le resultaba difícil escupirlo todo. Había hecho algo tan horrible que hasta se odiaba a sí misma por ello.

"Él realmente se preocupó por ti. Pasaba por mi casa todos los días solo para ver cómo te iba. Más tarde, me pidió que me mudara a un nuevo apartamento, y me dio un cheque para que pudiera cuidar de ti. Sencillamente, no quería que sufrieras..."

Irene se mantuvo tranquila mientras la escuchaba. Sin embargo, sentía los latidos de su corazón y sus puños apretados.

Daniel era un gran idiota. ¡Debería haberle explicado esto antes!

"Solo estaba cooperando con él de cara a la galería. Confía en mí, tú eras su objetivo, y solo tú. Nosotros... nunca nos tomamos de las manos, por no hablar del sexo. Nunca me tocó. Además, si alguna vez usaba alguna de sus cosas, las tiraba..."

Estela siguió contándole muchas historias de las que nunca había oído hablar. Desde el punto de vista de Estela, Daniel realmente se moría de amor por Irene.

Finalmente, Estela se frotó sus ojos hinchados y sollozó: "Lo lamento mucho, Irene. Él realmente te ama. Por favor, aprecia su amor. ¡Os deseo a los dos lo mejor!"

Sus sinceras palabras conmovieron el corazón de Irene. La vio ponerse las gafas de sol y el sombrero. Luego, se levantó para

quedaron solos, Irene se levantó y voló hacia los brazos de Daniel. Con sus manos alrededor de su cintura, se rió, "Sé que no lo haces. Esposo, ¡te amo!"

"¿Por qué me expresas tu amor, de repente?" Daniel estaba divertido y sorprendido por cómo se estaba comportando. Tendría que preguntarle a Rio la razón detrás del repentino cambio de actitud de Irene hacia él.

Irene sonrió, "Por nada. Deja de querer adivinarlo todo. Esposo, ¿te gustaría un postre casero?"

¡Le prepararía con amor un pastel con sabor a durián!

"Por supuesto. Pero tengo que acudir a una importante reunión de negocios. ¡Así que me lo llevaré y lo comeré por la tarde en casa!" Solo había ido hasta allí para ver si estaba bien.

"¡No hay problema! ¡Puedes seguir con tus cosas, entonces!"

Mientras regresaba, Daniel se puso su auricular Bluetooth y escuchó el informe de Rio mientras manejaba.

¡No era de extrañar que se hubiera comportado así!

Su esposa había sido muy amable. Su amiga la había traicionado, pero seguía actuando como si nada hubiera ocurrido.

¡También aceptó rápidamente las disculpas de Estela, como si hubiera olvidado todo el dolor que había sufrido!

"Gracias por el informe". Rio también le dijo que Irene conocía el paradero de Sabina por Estela. De momento, se encontraba en el País C.

La habían visto hacía un par de días cerca de la compañía de Daniel.

Tan pronto como Daniel colgó, marcó rápidamente otro número y dio una orden: "¡Encuentra a Sabina y tráemela!"

Fue quien envenenó a Ire y quiso que Hogin la violara. ¡Debía cazarla y hacerla pagar por eso!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir