ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1121 Un amigo es parecido a un novio

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8648

Actualizado: 2019-06-05 00:07


Ellos fueron a la Mansión Número 8 durante el día; y por la noche, Daniel, Irene y sus hijas se quedaron en la Mansión Lonzo para acompañar a Lola y Jorge.

Se acercaba el día de Año Nuevo. Esta era la primera vez que Irene celebraba el Año Nuevo junto a la familia Si en lugar de hacerlo con sus padres en casa.

Daniel entendía cómo se sentía, y por eso decidió irse del trabajo más temprano que de costumbre para estar con ella.

Lola les dio sobres rojos a sus dos nietas y guardó el más grande para Irene.

Se lo entregó, y como era Año Nuevo, Irene no lo rechazó sino que le dio las gracias y lo tomó de su mano.

Por la noche, Irene se acurrucó en los brazos de Daniel mientras contemplaba silenciosamente el paisaje nocturno fuera de la ventana.

Había un par de estrellas brillando en el cielo e Irene le susurró a Daniel al oído: "Mi deseo de Año Nuevo es dar a luz a otro bebé para ti".

Daniel de repente envolvió sus manos alrededor de su cintura y la presionó contra la silla. "El mío también, ¡así que empecemos ahora mismo!"

"..."

Daniel también esperaba tener un hijo que pudiera proteger a Irene y a las gemelas cuando él no estuviera al lado de ellas.

Después del primer mes del Año Nuevo, Daniel empezó a estar cada vez más ocupado con su trabajo.

Irene también estaba ocupada. Su tienda abrió sus puertas a principios de año y empezó a recibir muchos pedidos.

Todavía hacía mucho frío en febrero y Daniel, como de costumbre, llevó a Irene de vuelta a la villa.

Sus dos hijas habían sido llevadas a la Mansión Lonzo y la villa estaba mucho más tranquila. Irene extrañaba mucho a sus hijas.

Por otro lado, Daniel se veía diferente. Él... parecía como si estuviera un poco deprimido.

Al entrar en la villa sintieron inmediatamente la temperatura caliente. Daniel se cambió los zapatos, ayudó a Irene a quitarse el abrigo y se lo entregó a la sirvienta.

Después de casarse tenía que cuidar a su esposa e hijas. Sería una buena idea contratar a un par de sirvientas más para la villa.

Daniel había seleccionado y contratado personalmente a varias sirvientas con experiencia de la empresa de servicios domésticos.

Después de que la sirvienta se fuera, Irene rodeó la cintura de Daniel con los brazos y le dijo: "Cariño, pareces distraído. ¿Qué te preocupa?"

Daniel le sonrió levemente y asintió: "Tengo que ir a un viaje de negocios".

'¿Un viaje de negocios?'. Irene pensaba que era lo normal para un CEO como él. Sin embargo, ella nunca lo había visto... tan deprimido a pesar de que ya había estado de viaje de negocios ante

apoyó en su hombro y dijo: "¡No quiero que me dejes sola tanto tiempo! ¿No nos extrañarás a mí y a las niñas?"

Daniel sonrió, le acarició la cara con la palma de la mano y dijo: "¡Te voy a extrañar muchísimo!"

"¡Todos sois pesados! Bill se fue el mes pasado, ¡y ahora tú también te vas! ¡Ay!", dijo Irene. Irene había visto a Bill irse el mes pasado. Dijo que quería hacer negocios con Daniel en el futuro y para continuar sus estudios optó por ir a una universidad de economía y administración.

Daniel levantó la barbilla e hizo que ella le mirara a los ojos. Después le preguntó: "¿tiene Bill la misma importancia que yo para ti?"

Después de escucharlo ella pensó que si se atrevía a decir que sí, él la castigaría severamente, así que contestó: "¡No! ¡Un marido es diferente de un amigo!"

"Un amigo es similar a un novio. ¡No lo vuelvas a llamar 'amigo'!"

"..." ¡Ese no era el quid de la cuestión! "Cariño, puedes relegar los asuntos de la compañía a otros. Después de todo tenemos mucho dinero ahora, más de lo que nunca necesitaremos; no necesitas ganar más..." El padre de Irene le había dado seis cajas llenas de efectivo. Ella todavía las mantenía en la caja fuerte del estudio porque no había tenido la oportunidad de gastar ni un centavo.

¡Daniel había conseguido ocultarle a Irene sus verdaderos motivos!

Ella estaba locamente enamorada de él y vivía feliz todos los días, y casi se había olvidado del asunto de Aitor.

Pensó que Daniel realmente iba a ocuparse de su negocio.

Esto era lo que él esperaba que creyera después de terminar de hablar con ella. Esperaba que a la larga Irene se librara de sus pesadillas y, con suerte, nunca más recordaría ninguna experiencia desagradable.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir