ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1155 Arrodillarse y disculparse

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7407

Actualizado: 2019-04-11 00:17


El hombre ni siquiera tenía que adivinar. Al instante supo quién era.

De hecho, ¡la persona que pensó! En menos de dos minutos, Sofía pasó de nuevo ante la oficina del Director Ejecutivo. Llevaba dos carpetas en la mano y miró a Colin cuando vio por la ventana hacia su oficina.

¡Ups! Sofía no esperaba que Colin también la mirara. Cuando sus ojos se encontraron, la joven apartó la mirada y se alejó rápidamente.

¡Maldita sea! ¡Ahora Colin la vio mirándolo fijamente! ¿La atacaría de nuevo por eso?

¡Lo que fuera! ¡Se lo merecía! ¡Él fue quién no la despertó cuando llegaron!

Dentro de la oficina, Colin mostró una sonrisa triunfante.

¿Quería empezar una pelea con él? Colin se burló del desafío ya que sabía que Sofía sería un pobre adversario.

En la sala de reuniones, en el vigésimo segundo piso, después de recomponerse, Sofía abrió la puerta y entró. Dentro de la habitación, vio que Dolores le gritaba a Paulo.

Cuando la vio, Dolores inmediatamente se volvió hacia ella: ''Sofía Lo, ¿llegas tarde a propósito?''.

''¡Por supuesto!''. Sofía no se dignó a dar una explicación, pero admitió la acusación de ella.

Dolores estaba demasiado enojada y no dijo ni una palabra. Después de un largo rato, logró hablar: ''Sofía Lo, ¡mejor reza para que no caigas en mis manos!''.

Sofía puso el contrato reimpreso en el escritorio y la miró con frialdad: ''Señora Lien, estás en SL y no en el Grupo Lien. Tus amenazas no significan nada aquí''.

Con sus dedos apretados, Dolores caminó hacia el escritorio: ''Por supuesto. Firmemos el contrato, señorita Lo''.

''Sí, Sofía, el contrato es nuestra máxima prioridad''. Paulo le sonrió.

Su exnovia llegó dos horas tarde a la reunión, pero el hombre no se sintió ni un poco molesto.

Después de firmar el contrato, Sofía se dio vuelta para salir de la habitación. No quería pasar ni un solo minuto más viéndolos a los dos juntos.

'Tal vez Dolores estaba bajo demasiada presión', pensó Sofía. Hacía un momento, estaba muy enojada y le gritaba a Paulo. Pero ahora, lo miraba de una manera sentimental y servil. Como una lunática.

''¡Sofía Lo!''. Dolores la llamó justo cuando estaba en la puerta.

Se detuvo, pero no miró hacia atrás.

olin, la miró a Dolores: ''¡Dímelo ahora! ¿Quién es el asesino?''.

Dolores retrocedió, con su rostro pálido, incapaz de decir una palabra. No tenía idea de quién había asesinado a la madre de Sofía.

¿Asesino? ¿Qué asesino? Completamente desconcertado, Colin la miró a Sofía, que lucía muy expectante y con los ojos que brillaban con esperanza.

''¡Dilo!''. Sofía sacudió las manos de Colin, corrió hacia Dolores y le apretó los brazos con toda su fuerza.

Dolores se asustó mucho por la expresión en su rostro. Se estremeció y tartamudeó: ''Fue... Fue... ¡Alex Lo lo hizo!''.

No pudo pensar en nadie más a quien culpar en ese instante. Pero casi todos sabían que Alex Lo había desaparecido. ¡Fue un buen chivo expiatorio!

''¡Es totalmente absurdo!''. Ahora incluso Sofía se dio cuenta que algo andaba mal. ¡Dolores no sabía nada! ¡Y se atrevió a echarle la culpa a su hermano menor! Soltó los brazos de Dolores y la agarró del cuello. Poco a poco Sofía apretó más y más fuerte.

¡Fue una estúpida al creerle a Dolores!

''A... .. Ayuda...'', tosió Dolores.

Paulo intentó alejarla de Sofía, pero fracasó. ''Sofía Lo, ¿estás loca? ¡Suéltala! ¡Déjala ir!''.

Colin observó con calma y saludó a Jimena y Wade que se horrorizaron. Las dos secretarias cerraron la puerta y se fueron.

Sofía continuó apretando su cuello más y más. Paulo le dio una patada muy fuerte en la espinilla de Sofía.

Tan pronto como Sofía la soltó, la apartó y abrazó a Dolores.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir