ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1160 Ego o amor El dilema de Colin

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9775

Actualizado: 2019-04-12 14:21


Colin miró a Sofía mientras hablaba casi a mil palabras por minuto.

Hoy estaba muy conversadora porque estaba de buen humor.

Podrías describirla como terca, elocuente, calculadora y amante de la comida. Su apariencia física era un testimonio de su pasión por comer.

''Colin...''. Le dijo y metiéndose una semilla de melón en su boca: ''... Umm, quiero renunciar''.

Colin la miró en silencio y luego respondió:

''Bueno. Está bien''.

Sofía frunció el ceño por su respuesta. No esperaba que le respondiera tan fríamente.

''Solo lo haré después de que me paguen mi salario''.

Esto le llamó la atención a Colin. ''¿Por qué vas a esperar hasta que recibas tu pago? Esa es una idea estúpida, Sofía''. Las palabras de Colin fluyeron, sin inhibiciones.

Sofía se levantó del taburete de inmediato: ''Colin, ¿por qué me dices algo así? ¡No soy estúpida!''.

Colin negó con la cabeza. Sofía tenía la mala costumbre de que escuchaba lo que quería.

Sus habilidades de escucha eran deficientes. Sofía, con mucha rabia que le hervía por dentro, se culpó a sí misma por casarse con Colin, que era simplemente un imbécil. Siempre la insultaba y ella no sabía por qué.

Colin extendió la mano, tomó la de ella y le hizo un gesto para que volviera a sentarse.

''Sofía, no escuchaste lo que dije. Dije que tu idea es estúpida, no que tú eres estúpida''.

"Pero como salió de mi mente y dices que es así, ¿no me estás llamando estúpida sin querer?''. Contestó Sofía y lo tomó por sorpresa. Colin miró a su esposa y, por un segundo, sintió que estaba equivocado por subestimar su capacidad para razonar. Sin embargo, el hombre era muy orgulloso y nunca se disculpó. Su ego no se lo permitía.

''No discutamos sobre la semántica. Mi problema es con tu idea.

Entonces, déjame aclarar esto, ¿planeas renunciar, regresar a la Nación A, acercarte a tu enemigo, encontrar un trabajo y buscar una oportunidad para vengarte de él?''. Sofía lo veía diferente. '¿Podría él leer mi mente?'. Se quedó pensativa. Sofía asintió con la cabeza afirmativamente a sus palabras.

Colin se rió de manera sarcástica. Un arrebato de ira inundó el rostro de Sofía. ''¿De qué te ríes?''.

''Sofía, tienes un cerebro de cerdo. ¿Qué te hace pensar que puedes vengarte de la hija del Clan Lien? Podría arruinarte muy fácilmente usando su poder e influencia. Es una tarea de tontos''. Ambos sabían que Colin decía la verdad.

El clan Lien mantenía una posición muy estable en la Nación A. Aunque Dolores, su enemiga jurada, no tenía poder, pero su familia sí lo tenía.

Si alguien lastimara a la hija de esta familia, se asegurarían de castigar a la persona responsable.

Era muy peligroso y Sofía sabía que tenía que tener mucho cuidado.

Pero en el fondo ella estaba segura que algún día se vengaría. ''No lo haré de inmediato''. Sofía respondió a las miradas inquisidoras de su marido.

Colin se recostó en su silla y la m

r de su cintura. Esto captó su atención porque el viento frío soplaba y podía sentirlo en sus muslos.

Consciente de su intención, Sofía le mordió levemente el labio y Colin saltó hacia atrás. ''De ninguna manera, Colin''. Le dijo mientras se bajaba el vestido.

Colin apretó los dientes y le gruñó. ''Si otros hombres podrían tenerte, ¿por qué yo no puedo?''.

Sofía se agachó por debajo de sus brazos y retrocedió un par de pasos. 'Entonces, ¿por eso está actuando así?'. Sofía pensó en su interior y las lágrimas que amenazaron con escapar esta vez rodaron por sus mejillas.

''¿Así que eso es lo que piensas de mí, Colin? Te entrego mi corazón y mi alma y aunque está muy claro que no me amas, me quedé contigo. Me amenazaste, me denigraste y sigo a tu lado. ¿Cómo te atreves a acusarme de buscar el afecto de otros hombres?''. Sofía sollozaba en este momento.

Colin no estaba escuchando. Su rabia lo cegó hasta el punto de obsesionarse con la idea de mostrarle a Sofía lo varonil que podía ser. Colin respiró intensamente, la agarró de la muñeca a Sofía y caminaron hacia el salón de banquetes.

''Déjame sola, Colin. ¿A dónde me llevas?''.

''Vamos a casa. Deja de resistirte. Te vienes conmigo y eso es definitivo''.

Colin le retorció un poco la muñeca para tirarla hacia adelante, pero Sofía no se movió. ''Colin... Por favor...''. El hombre miró a los ojos a su esposa y su ira se disipó.

El maquillaje inmaculado que una vez cubrió el rostro de Sofía, ahora estaba esparcido y con manchas por toda su cara. Parecía agotada y dolorida. '¿Qué hice?'. Colin pensó en su interior.

Sofía lo miró. ''¿Por que me estás haciendo esto?''. Antes de que pudiera responder, Sofía aprovechó la oportunidad para liberarse de su agarre, le arrojó el abrigo y se alejó.

Esta vez Colin no la detuvo. La observó mientras se alejaba de él. '¿Por qué no puede simplemente escucharme y hacer lo que le dije?'. Colin se quedó pensativo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir