ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1161 La pelea de amantes

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8707

Actualizado: 2019-04-13 00:07


A Colin no le gustaba sentirse así. Estaba acostumbrado a tener todo bajo control, pero Sofía se lo puso difícil. Pero juró que la controlaría.

Colin era el que tomaba las decisiones de la casa.

Su plan de dejarlo y regresar a otro país, no le dejó muy bien al hombre. Colin debería hacer algo para detenerla.

Sofía se sintió aliviada y segura cuando regresó al pasillo y vio a todas esas personas muy bien vestidas.

Helge no estaba muy lejos. Se inclinaba sobre una mesa y hablaba con dos hermosas mujeres. El joven miró hacia arriba y sus ojos se encontraron con los de ella. Helge le sonrió y le hizo una seña con el dedo para indicarle que casi estaba por terminar su conversación y que pronto estaría con ella. Sofía se quedó allí, lo observó flirtear por un momento y se sintió disgustada ante la idea de que a ella le gustó este hombre.

''Escuchen, hermosas, mi amiga está de vuelta. ¿Me disculparían?''. Helge les guiñó un ojo a las dos damas y les regaló una de sus sonrisas más encantadoras. Al mismo tiempo, deseaba que su plan funcionara. Colin se equivocó cuando pensó que Helge presentaría a Sofía como su novia para herir los sentimientos de Shelly y en lugar de eso, toda esta escena fue para lastimar a Colin.

''Claro, por supuesto. ¡No se olvide de nosotras, señor Huo!''. Una de las dos mujeres lo miró de reojo a Helge.

La agarró de la muñeca y le dio un beso: ''¡No lo haré!''. Luego dejó a las dos mujeres riéndose.

Cuando se acercó a Sofía, le preguntó: ''¿Dónde está tu marido?''.

''¡Está muerto!''. Le respondió Sofía. Logró arreglar un poco su maquillaje, pero sus ojos estaban enrojecidos debido al llanto. Evitó mirarlo a los ojos.

Helge no sabía qué responder.

'''¿Eso es verdad, Sofía? ¿Así que ahora soy como un fantasma?''. Una voz fría venía desde atrás de la mujer. La chica saltó hacia un lado y lo miró a Colin.

'¿Cuándo me siguió hasta aquí?', pensó Sofía en su interior. No estaba allí cuando se dio vuelta hacía un momento.

Helge no pudo evitar reírse: ''Colin, te ves muy enojado. ¿Qué te sacudió las plumas ahora?''.

Colin oscureció su rostro.

Helge los miró a los dos y luego puso su mano en el hombro de Colin: ''Veo que no te ves tan satisfecho como deberías estar. Eso no es gran cosa, hermano. Cumpliremos con todas tus expectativas''.

A Sofía se le hizo un nudo en el estómago. Miró a Colin muy nerviosa.

Sus ojos se encontraron por un breve momento, antes de que el hombre rompiera la conexión.

''Por supuesto''. Colin dijo con calma. Luego sonrió... Si Sofía no iba a darle lo que quería, él mismo lo consegui

podía dejar de pensar en Colin.

Ya debía de estar divirtiéndose con un grupo de chicas.

'Pero ¿por qué me siento tan mal?'. Sofía pensó en su interior.

Dio vueltas y vueltas en la cama durante media hora más o menos y pensaba. Se sentó de golpe en la cama cuando se le ocurrió una idea. Se levantó y pensó que su idea lo enojaría a Colin.

En el bar Dark Night, Colin bebió dos vasos de whisky. Se apoyó en el sofá y reflexionó.

Sus pensamientos giraban en torno a Sofía.

Por ser alguien a quien no amaba, pensaba demasiado en ella. También se preguntó por qué.

'¿Sofía no se acostaría conmigo?'. Colin la deseaba, pero ¿era amor o lujuria?

La puerta de la habitación privada se abrió y Helge entró con su chaleco blanco.

''¿Por qué estás solo? ¿Dark Night se quedó sin mujeres?''. Helge le preguntó cuando se dio cuenta de que Colin estaba sentado solo. No esperó una respuesta, volvió a salir, llamó al gerente y le pidió que le trajera algunas chicas.

''¿Dónde está tu chaqueta?''. Colin lo miró a Helge que se había sentado a su lado.

El hombre tomó un sorbo de whisky y dijo: ''La tiene tu esposa''.

Colin no respondió. Pero su mano apretó el vaso cada vez con más fuerza.

Pronto, el gerente entró con seis mujeres. Se alinearon. ''Señor Huo, señor Li, todas ellas no tuvieron su primera noche. Elijan la que quieran''.

Helge asintió y le dio una palmada en el hombro a Colin: ''Vamos. Elige a una''.

Un destello de disgusto apareció en los ojos de Colin. Señaló con desinterés a la mujer que estaba cerca de la puerta: ''Ella''.

El gerente la empujó a la que llevaba una camisola roja y se paró al lado de Colin: ''Señor Li, esta es Nina. Es nueva aquí. ¡Ustedes dos, diviértanse!''.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir