ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1165 ¡Ya está casado!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9006

Actualizado: 2019-04-14 00:07


Helge le había aguado la fiesta... No había otra manera de ponerlo. . Si no hubiera sido por su interrupción, él hubiera estado con su esposa la noche anterior. Maldito Helge lo había arruinado todo. Ahora tendría que vengarse.

"Eres el hermano de Shelly, ¿no deberías al menos investigar al modelito ese antes de dejarlos salir? ¡No sabes nada de él!" Esta fue la única excusa que se le ocurrió a Helge para evitar que Colin llamara a Shelly y que ella estuviera con otro hombre.

Colin levantó las cejas y lo miró con los ojos entrecerrados. "Mi tío ya investigó sus antecedentes. Volvió tres generaciones atrás. Sus padres son presidente y vicepresidente de un banco, y sus abuelos fueron maestros distinguidos. Su origen familiar es tan limpio como cabría desear".

El padre de Shelly no tenía expectativas particularmente altas para su yerno. Mientras viniera de una familia decente y fuera bueno con ella, él sería feliz. Sus antecedentes financieros no le importaban.

Helge le lanzó una mirada pensativa a Colin. "¿Por qué te pones del lado de ese tipo?"

"¿Crees que debería estar de tu lado? ¿En serio? ¿Crees que le presentaría a mi hermana a un hombre que cambia de chicas como si cambiara de zapatos? ¿A un hombre que quiere el bosque entero, y no sólo un árbol?" Colin tomó su teléfono de la mano de Helge y lo puso a un lado.

Sacó dos cigarrillos, los encendió, y le ofreció uno a Helge.

Este último, claramente de mal humor, fumó en silencio. Colin hizo lo propio. Deprimidos por razones diferentes, los días de ambos ya eran bastante malos.

Pasaron unos 10 minutos de esta manera. Ambos hombres permanecieron en silencio, fumando tranquilamente sus cigarrillos.

"¡Toc, toc, toc!" Había alguien en la puerta de la oficina.

"¡Adelante!"

Era Serena, quien empujó la puerta y, con una mirada nerviosa, dijo: "Sr. Colin... La Srta. Chiao y la Srta. Lo están peleando. . La Srta. Ji no se encuentra, ---- así que tuve que venir a buscarlo." .----

Colin y Helge intercambiaron miradas. Luego, salieron rápidamente de la oficina.

Cuando llegaron al área de las secretarias, el grito de Sofía perforó los tímpanos de Colin como un picahielos. "... ¡Ah! ¡Supongo que olvidé mencionar que ya está casado! Sí, ¡como lo oyes! Si realmente lo quieres puedes tenerlo, ----- ¡pero nunca serás más que su amante! Me pregunto lo que su esposa haría con su nueva 'queridita'." ---

El ambiente en la oficina de las secretarias era frío por decir lo menos. Jimena miró a Sofía con desconcierto. "¿Qué dijiste? ¿Que él está casado? ¿Acaso te golpeaste la cabeza? ¿Cómo puedes decir algo semejante acerca del CEO de nuestra empresa? ¡Le diré al Sr. Li y él te despedirá,

exagerado, en su mente, Sofía no había calumniado a Jimena en absoluto. Simplemente había expresado su verdadero sentir acerca de todo el asunto.

"Srta. Lo, esa es una gran mentira." ----- Jimena comenzó a llorar. Cualquier hombre que la viera así, habría intentado consolarla al instante.

Con toda calma, Colin detuvo a las dos mujeres en previsión de nuevos conflictos, pero tanto Jimena como Sofía cerraron la boca y se sentaron en silencio.

"Srta. Lo, inició una pelea en su lugar de trabajo, ¿acaso no le importan las reglas de nuestra empresa?" La mirada helada de Colin se centró en el rostro atónito de Sofía, quien apretó los puños y la mandíbula, y se disculpó a regañadientes: "Lo siento, Sr. Li".

Pasó lo mismo que la última vez. A Jimena no le pasaría nada a pesar de que Colin conocía todos los hechos.

Estaba mostrando obvio favoritismo.

"Quiero que vuelva a su escritorio y copie las reglas de recursos humanos de la empresa diez veces. Me las trae mañana por la mañana".

¡Diez veces!

Sofía recordó dichas reglas. ¡Era simplemente un manuscrito! De repente, se sintió mareada.

Habiendo terminado con Sofía, Colin se volvió hacia Jimena. "Y usted, Srta. Chiao".

"Sí, ¿señor Li?" Su tono era suave y coqueto.

Sofía se sintió enferma. No terminaba de entender qué les atraía a los hombres de ese tipo de mujeres.

"Cuando se unió a la empresa, ¿quién la entrevistó? ¿Quién la contrató?" Hasta ese momento, Colin no había reflexionado sobre el hecho de que Jimena no era más que una graduada de secundaria. Una graduada de secundaria de bajo nivel. . Por el bien de Sofía, Colin la había investigado un poco, y se había sorprendido mucho al toparse con ese detalle. ¡Al parecer, había tenido mucha suerte al colocarse en una empresa tan prestigiosa!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir