ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1168 ¡Serás castigado, si dices mentiras!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8141

Actualizado: 2019-04-14 05:07


En la sala de conferencias, todos los ejecutivos se susurraban entre ellos. Tales reuniones de emergencia no eran comunes. Lo que era aún más sorprendente era que ésta era la segunda reunión de este tipo desde el establecimiento de la compañía.

El silencio envolvió la sala de conferencias cuando Colin entró.

Al ver sus labios heridos, los susurros comenzaron de nuevo ahora más fuerte. Colin fulminó con la mirada a los ejecutivos hasta que todos guardaran silencio.

Sin más preámbulos, Colin dijo: "Estimados colegas, recientemente ocurrió un escándalo en nuestra empresa".

Todos volvieron a susurrar. "La compañía es muy nueva. ¿Por qué hay otro escándalo?"

"¿Quién sabe? ¡Escuchemos a Colin y hablaremos de eso más tarde!"

Mirando a su alrededor, Colin preguntó: "¿Dónde está Omar?"

Cuando Omar escuchó su nombre, su corazón se detuvo. Se levantó lentamente de su asiento. "¡Señor Li!"

"¡Alguien se ha quejado de forma anónima de que el Sr. Chu abusó de su poder para acosar a varias empleadas de nuestra empresa, causándoles daños físicos y psicológicos! Estas acusaciones han sido probadas durante una investigación. Y ha provocado reacciones adversas. ¡Estamos aquí reunidos para deliberar el comportamiento del Sr. Chu! ¡Si él se va o se queda depende de su voto!"

En ese momento, la sala de conferencias se lleno de susurros. Omar notó que todos lo miraban de forma extraña.

Omar estaba nervioso. Su rostro palideció, y comenzó a sudar frío, "Sr. Li... Me han acusado injustamente... ¿Cómo puede ser?"

Miró a su alrededor, y sus ojos se encontraron con los de Sofía. Omar entendió quién se había quejado. Dejó de temblar y volvió a sentirse confiado. "Señor. Li, fue Sofía, ¿verdad? Cuando Sofía me pidió permiso para marcharse, no la dejé. Entonces, ella trató de seducirme y me amenazó con que habría terribles consecuencias. ¡A pesar de eso, no sucumbí! ¡Pero nunca imaginé que ella me iba a acusar falsamente!"

A Sofía no le preocuparon las ridículas declaraciones de Omar.

"Señor. Chu. ¡Serás castigado, si dices mentiras!" Cuando Sofía habló, Omar se asustó. Ella continuó, "Sr. Chu, recuerdo claramente lo que me dijiste en la oficina. ¡Me tomaste la mano y me dijiste que aprobarías mi permiso de salida sólo si aceptaba tener un amorío contigo! Dios lo ve todo. Señor Chu, ¿pensaste en eso antes de hablar?"

Comparada con la artimaña de Omar, Sofía parecía más segura y confiada. L

quién la golpeó, eso no lo sé. ¿No se dieron cuenta de que la señorita Chiao no ha venido hoy a comer? ¡Su cara hinchada está del tamaño de una pelota de baloncesto!"

"¿No dijiste que la señorita Chiao tenía una relación con el Sr. Li? ¿Él no va a hacer nada?"

"¡Quién sabe! Todo el personal de esa oficina son muy reservados. ¡No dirán nada incluso después de que se les hayas preguntado muchas veces!"

"¡Ya veo! ¡Cuando el señor Li consoló a la señorita Chiao, estaba tan enojada que mordió los labios del Sr. Li!"

Todos se emocionaron de repente. Finalmente habían llegado a una conclusión de mutuo acuerdo sobre el misterio detrás de la condición de los labios del Sr. Li.

Obviamente, nadie creía que Colin estuviera casado...

Hablaron de los labios del Sr. Li con tanto entusiasmo que Sofía, quien había estado escuchando con igual entusiasmo, no se dio cuenta de que ya se había terminado su tazón de fideos.

Ella sonrió ante la conclusión de que los labios del Sr. Li habían sido mordidos por la señorita Chiao.

Sofía limpió sus sobras y estaba a punto de irse cuando escuchó algo que la detuvo.

"¡Oh! ¿Es ella la señorita Lo?" Sofía gruñó cuando reconoció esa voz chillona y aguda.

Sofía se volvió y miró a la colega que había dicho que Colin y Jimena tenían una relación. Ella respondió con indiferencia: "Señorita Yuen, ¿hay algo en que le pueda ayudar?"

Eugenia Yuen tenía una buena relación con Jimena. Se podría decir que Eugenia sabía todo lo que Jimena sabía.

Y Eugenia era una entrometida. A Sofía no le sorprendía si era Eugenia quien difundía los chismes en la oficina.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir