ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1175 ¡Deja a Sofía Lo con la Sra. Li!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7349

Actualizado: 2019-04-16 03:16


"¿Por qué te molestas en preguntar? Usted ya sabe." Sofía se sonrojó, lo cual ocurría raramente.

"¡Genial! ¡Al fin Colin se convierte en un hombre!" Realmente admiraba la fuerza de voluntad de Colin. Colin había permanecido virgen por treinta años.

Sofía no quería seguir hablando de esto, por lo que cambió de tema preguntando: "Helge, ¿de verdad estás trabajando aquí?"

"Mmm, le prometí a tu marido que trabajaría aquí durante tres meses. Y después de eso, tendré la inversión que necesito para mi empresa". La consultora de inversión que Helge había registrado estaba a punto de quebrar. Nunca había estado allí ni se había encargado de ningún problema. Sus subordinados lo supervisaban todo.

La compañía estaba en las últimas. Se necesitaban fondos para sostener la empresa. Y Helge estaba dispuesto a invertir más dinero en ello.

Sin embargo, para obtener la ayuda de Helge, Colin había ofrecido invertir en su compañía y contratar profesionales para que la dirigieran.

Y por supuesto, Helge aceptó.

"¿Le prometiste...?" Sofía se detuvo antes de que pudiera terminar la oración.

¿Por qué siquiera molestarse en mencionarlo? Sofía estaba en lo correcto al suponer que Colin había convencido a Helge para que se la llevara.

Helge se apoyó tranquilamente en el escritorio y dijo: "Sofía, ¡por fin te compraste algo de ropa!"

"¿Qué?" Sonó como si hubiera estado viniendo a trabajar desnuda todo este tiempo.

Helge señaló su blusa azul claro: "Bueno, supongo que la blusa que llevas es TER. El precio de la blusa equivale a dos meses de salario aproximadamente. Espera, ¿Colin te la compró?"

Era posible que Sofía comprara una prenda de vestir costosa. Pero llevaba ropa de marca de pies a cabeza. Esto no era normal.

Helge había estado con tantas mujeres que se podía dar cuenta tan solo con mirarla. Además, conocía muchísimas marcas de ropa para dama porque a menudo compraba ropa para las mujeres con las que salía.

Además, los tenis que traía puestos eran de una marca reconocida. Si no se equivocaba, ¡los zapatos de esa marca valían por lo menos 10, 000 por par!

Nadie sería tan generoso excepto Colin. Así que parecía que su relación iba en la direcció

fía Lo a estar tan cerca de otro hombre delante de él!

Helge notó lo molesto que estaba Colin. Sonrió maliciosamente y se apoyó deliberadamente en el hombro de Sofía de nuevo.

"¡Helge! ¡Me estás lastimando!" Sofía estaba agobiada. Vio a Colin de reojo sentado en su oficina.

Sofía estaba nerviosa. Ella tomó la mano de Helge apresuradamente, "¡Helge! ¡Aléjate! ¡Me estoy enojando!"

¡Qué mala suerte! ¡Colin debió haber entendido mal!

Helge sonrió y soltó a Sofía, quien estaba a punto de volverse loca, "¿De qué tienes miedo?"

"De nada... ¡Pero estamos en la compañía, la gente empezará a esparcir chismes sobre nosotros!"

Helge se metió las manos en los bolsillos y levantó una ceja a Sofía, quien no se atrevió a mirarlo a los ojos. "Oh... Ya veo. Pero escuché que Colin ha hecho un anuncio que prohíbe los chismes. ¿Por qué sigues preocupándote por eso?" Helge no la desmintió. Él quería que ella le explicara.

Sofía se sonrojó, "Bueno, sabes que mi reputación no es buena aquí. No quiero involucrarte".

Al ver a Sofía sonrojarse, Colin pensó que Helge estaba coqueteando con ella.

"¡Oh!" Helge comprendió enseguida, "Está bien. Mi reputación es peor. No me importa". La abrazó por el hombro y le dijo encantado: "¡Vamos, pequeña Sofía! Salgamos a cenar. ¡Yo invito!"

"Estoy en un gran problema", pensó Sofía. Colin sin duda lo iba a malinterpretar todo. Pensaría que Sofía se acercó intencionadamente a Helge y coqueteaba con él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir