ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1189 Capitulo El rescate

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7466

Actualizado: 2019-04-19 08:56


La enfermera estaba demasiado avergonzada y no quería aceptar ese regalo. ''Realmente no necesitas hacer esto. Solo hago mi trabajo. Además el señor Li nos paga un salario más alto que todos los demás. No debería aceptarlo''.

''El salario es lo que has ganado por tu trabajo. Este es mi regalo personal. ¡Aunque no es muy caro, espero que eso no te importe!''. Sofía no tenía mucho dinero en este momento. Estaba bastante ajustada en ese tema. Si tuviera más, habría comprado más regalos para las enfermeras.

Un lápiz de labios que cuesta unos pocos cientos puede considerarse costoso. ¿Cómo podría una enfermera de una familia común negarse a aceptar ese presente?

Finalmente, Sofía la convenció para que tomara el lápiz labial que le compró.

La enfermera se sintió muy agradecida con la chica. No dejó de decirle y de explicarle a Sofía que trabajar fuera de casa estaba bien. Definitivamente la mujer cuidaría bien de su padre.

Antes de la hora de la cena, Sofía volvió a la Mansión Li.

Mientras la preparaba, Wendy la ayudó y le enseñó cómo cocinar. Definitivamente ella podía cortar verduras, pero preparar algo más elaborado le resultaba difícil.

Sofía no había sido muy consentida cuando era una niña. Cuando vivía en casa, la joven ayudaba a sus padres con las tareas domésticas como lavar la ropa y preparar verduras.

Mientras Sofía cortaba las cebollas, Wendy lo llamó a Colin: '''¿Volverás para cenar esta noche?''.

''No. Tengo una cita con un cliente''. Colin se dirigía hacia el hotel.

Wendy se sintió un poco arrepentida. ''Bueno, te pregunté sobre la cena... Sofía fue la que me ayudó a cocinar esta noche. Pero si tienes trabajo, ¡adelante!''.

Colin no dijo nada. Cuando Wendy pensaba que el joven había cortado, él volvió a hablar: ''Cenaré más tarde''.

Wendy entendió lo que quería decir y le respondió alegremente: ''Bueno, te dejaré algo de comida para después''.

Volvió a la cocina y le pidió a Sofía que guardara y apartara algo de comida. Pensó que era para Yonata y guardó obedientemente un poco de cada cosa y lo repartió en varios platos.

A las nueve de la noche, Sofía salió de la habitación y le dio a Wendy un poco de crema para manos: ''Mamá, tú cocinas habitualmente.

salvar a su hermano. ¡Tres millones! ¡No trescientos!

Después de vestirse, Sofía finalmente llamó a Colin.

Colin había bebido un poco de vino. Cuando regresaba a casa, se apoyó en el asiento trasero del automóvil y cerró los ojos para descansar.

Miró el identificador de llamadas, el joven sonrió pero contestó el teléfono con indiferencia. "¿Qué?".

"Colin...''. Después de pronunciar su nombre, Sofía se quedó en silencio.

Colin supuso que la chica necesitaba su ayuda. Ella no habló y él no insistió.

Sofía se mordió el labio inferior con tanta fuerza que casi le sangró. La chica fue directamente al grano: "Quiero que me prestes tres millones. Quédate tranquilo porque te los devolveré con una nota de crédito como prueba. Si eso no es suficiente, puedo firmar un contrato laboral más largo para la empresa...''.

Tres millones era una suma astronómica para Sofía. Pero para Colin no había diferencia entre tres millones y tres mil.

'¿Para qué quiere Sofía esa cantidad de dinero?', pensó el joven.

Sofía no tenía idea de su riqueza. La chica añadió con ansiedad: ''Pero si no tienes el dinero, no importa. Yo...''.

"¿Qué harás?". Colin le preguntó con indiferencia.

Sofía volvió a guardar silencio. '¿Y si Colin no tenía el dinero? ¿Realmente tenía que hacer lo que dijo Dolores?'.

"Si no tienes suficiente dinero... Le voy a preguntar a Helge o... ¿Puedes ayudarme a ponerme en contacto con Mario?''. Rendirse ante Dolores sería el último recurso.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir