ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1208 Los sentimientos de Leila

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7634

Actualizado: 2019-04-23 00:18


Los ojos de Colin se volvieron distantes. "¿Por qué? ¿No te he satisfecho esta tarde?"

... Si no fuera por la cena, Sofía obligaría a Colin. ¡Ups! ¡No, era más probable que ella lo golpeara en la cara!

"Vete al carajo". Sofía lo fulminó con la mirada.

Parecía que era mejor mantener su distancia.

"¿Acabas de decirme que me vaya al carajo?".

"¡Sí! Me escuchaste bien. ¡Ahora vete al carajo!". Sofía estaba tan furiosa que había olvidado totalmente su promesa personal de que sería buena con Colin en el futuro.

En lugar de alejarse, Colin bajó la cabeza y la besó bruscamente. Él besó tan fuerte, que casi la estaba mordiendo.

Pero Sofía no lo apartó. Ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello y le devolvió el beso salvajemente.

No lo dejaron ir aún cuando comenzaron a perder el aliento.

Como Sofía había estado con Colin varias veces, sabía exactamente qué pasaría a continuación.

Antes de que Colin llegara más lejos, ella lo empujó con fuerza y corrió hacia la puerta del dormitorio tan pronto como se distrajo.

Sofía casi se echó a reír cuando cerró la puerta detrás de ella. Estaba tan feliz que tuvo que contener el repentino impulso, tratando de no saltar de alegría.

De hecho, fue su victoria. Al salirse de la habitación, a Colin le dieron ganas de voltearla de espaldas y tenerla contra la pared...

Un sudor estalló en la frente de Colin mientras trataba de reinar a su deseo.

Otra figura emergió de las escaleras. Cuando Sofía la vio, su sonrisa victoriosa se desvaneció.

"Señorita Ji, los invitados no están permitidos en el segundo piso esta noche. ¿Puedo acompañarla a la puerta?". A Sofía no le agradaba ella. ¡La mujer quería seducir a su marido, después de todo!

Leila miró a Sofía y luego la ignoró. Fue directamente a la habitación de Colin y llamó a la puerta, "¿Colin? ¿Estás ahí?".

"Lo está, pero no puede verte ahora. Mal momento, señorita Ji". La cara de Sofía aún estaba sonrojada y habló sin aliento. Era obvio lo que ella y Colin habían estado tramando.

Leila la ignoró de nuevo y siguió llamando a la puerta. "¿Puedo entrar, Colin?"

...

Antes de que Leila abriera la puerta, Colin salió. "¿Qué pasa, Leila?".

"Colin, ¿es ella realmente tu esposa?". Leila miró a Sofía con curiosidad.

Coli

nzado. Tomando la mano de Sofía, Wendy la colocó en el asiento junto a ella. Muchos invitados comenzaron a preguntarle a Wendy quién era Sofía. Wendy sonrió y les dijo que Sofía era su hija.

Wendy en realidad quería decir "nuera". Pero para lograr que Colin aceptara el matrimonio, ella le había prometido que mantendría su matrimonio en secreto con el mundo exterior.

"¿Dónde está Colin? ¿Por qué está demorando tanto?". El asiento de Colin al lado de Sofía estaba vacío.

Ante la pregunta de Wendy, Sofía desempaquetó distraídamente un pañuelo mojado y respondió: "Está ocupado".

"¿Con qué está ocupado ahora?". Entonces Wendy se dio cuenta de que el asiento de Leila al lado del general Ji también estaba vacío.

Entre las tres mesas para invitados, sólo los asientos de Leila y Colin estaban vacíos.

Mirando la pálida apariencia en el rostro de Sofía, Wendy sintió que algo estaba mal.

"Sofy, ¿dónde está Colin?"

"Parece estar arriba". Sofía aún estaba pensando en Colin y Leila abrazándose. Antes de que ella se diera cuenta, ella había respondido al paradero de Colin. Estaba tan inmersa en sus propios pensamientos que no se dio cuenta de que Wendy iba por Colin.

En el pasillo de arriba, el llanto de Leila había llegado a su fin. Colin intentó apartarla, pero Leila se aferró a su abrigo con fuerza.

"Colin, Leila". La voz de Wendy venía de la escalera. Al oír esto, Leila se alejó rápidamente de los brazos de Colin.

Bajando la cabeza y evitando sus ojos, ella susurró: "Tía Wendy".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir