ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1217 La maldición de Dolores

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7537

Actualizado: 2019-04-25 00:17


El camarero se quedó pensando por un momento. "Señorita, si quiere probar el chile habanero, puedo pedirle al cocinero que ponga uno en su plato. Tres pimientos del nivel diablo a lo mucho".

"Bueno. Quiero tres pimientos en mi plato". Sofía ya había comido cuatro pimientos del diablo anteriormente. Pensando que los habaneros aquí podrían ser de otro tipo más picante, Sofía pidió sólo tres pimientos del diablo.

Colin dejó escapar humo cuando el camarero se fue. "No es saludable para el estómago comer demasiada comida picante".

Sofía tomó un sorbo de limonada. "Está bien."

A ella le gustaba mucho la comida picante y su lengua ya se había acostumbrado al sabor del chile.

"¿Por qué no atendiste mi llamada?" Colin no había olvidado lo que pasó esa tarde.

Sofía sonrió. "Señor Li, no quise estropear tu hermosa cita".

Los ojos de Colin se ensombrecieron. "No estábamos en una cita. Había otras personas allí también. ¡Por última vez, Leila y yo no tenemos ninguna relación amorosa!"

"No tienes que explicármelo." Sofía quiso decir que él no tenía que mentirle porque ella podía darse cuenta por sí misma.

El hombre arrojó un poco de ceniza de cigarrillo y la miró. "Sofía, por favor no me hagas enojar".

Los ojos de Sofía se abrieron ante sus palabras. ¿Cómo podía decir que ella fue la que lo hizo enojar? Por el contrario, ¡Colin fue quien la hizo enojar a ella! Colin era bueno para cambiar los hechos.

Sofía cambió el tema. Ella no quería seguir hablando más sobre eso. Todo lo que quería hacer ahora era comer, luego irse a casa temprano para un buen descanso.

Ella estaba callada, pero Colin rompió el silencio. "He decidido enviar a Alejandro a la escuela secundaria para que estudie de nuevo".

Sofía negó con la cabeza. "Ahora no es el momento adecuado para enviarlo a la escuela. Si yo estuviera en el País A, él podría ir a la escuela. ¿Me vas a dejas volver al País A?

Olvídalo, no debería haber dicho nada.

Colin dio una profunda calada al cigarrillo. "¡Un año!"

La traería de vuelta después de un año.

"Bueno." Sofía dejó escapar un suspiro. Estaba preocupada por su padre quien se encontraba en el País A.

El teléfono de Sofía sonó, rompiendo el breve silencio en la habitación.

Era una

.

"Toma los 30 millones y compra lo que quieras. ¡No pienses en divorciarte de mí después de que te lo hayas gastado!"

"¡Entonces no lo gastaré!" Dijo Sofía sin pensar.

"Bueno. Puedes quedarte con los 30 millones". Sacó su chequera de su bolsillo, escribió muchos ceros en uno y se lo lanzó a Sofía.

Si algo había aprendido Colin con todo lo sucedido, era que no debía hacer demasiadas preguntas de lo contrario la mujer haría algo estúpido.

Sofía se quedó atónita y en silencio. ¿Acaso Colin tenía una fabrica secreta de dinero?

Sofía contó los ceros. Diez, cien, mil... Cincuenta millones.

El camarero comenzó a servir los platos y Sofía se esforzaba para controlar sus emociones.

Se pellizcó la cara y le dolió. El cheque por 50 millones era real. En un instante, Sofía tuvo la sensación de volar por el aire.

El camarero se fue y Sofía le sonrió a Colin. "Voy a huir con el cheque".

"Si te quedas, tendrás otro cheque por 50 millones, y un tercero, un cuarto..." Colin la tentó lentamente.

Afortunadamente, encontró algo que le gustaba a Sofía.

Si lo hubiera sabido antes, habría puesto un montón de cheques en su ropa interior.

¡Oh Dios mío, cuatro cheques de 50 millones! ¡Eso es 200 millones!

Sofía quería correr y abrazar la pierna de Colin. ¡Era tan rico y generoso!

Se sirvieron dos platos más, y Colin puso un vaso de jugo fresco delante de ella. Sofía tomó un sorbo y dijo algo que hizo que Colin se volviera loco. "¡Colin, ya puedes irte ahora!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir