ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1247 El castigo de Levi

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7216

Actualizado: 2019-05-01 01:57


"¡Eso es genial!" Daniel levantó las cejas. Se alegró al saber que Colin había terminado enamorándose de su esposa. Ya nadie tenía que sufrir más.

Sofía sonreía mientras miraba por la ventana.

Mientras tanto, Levi iba en su coche al centro con Selina. Selina estaba buscando hoteles con su teléfono, pero no conseguía decidirse. Ella preguntó: "¿Alguna recomendación?"

"Sí". Respondió Levi.

Selina cerró la aplicación del móvil. "Bueno. Llévame al lugar donde me recomiendes. Estoy cansada de buscar".

Selina guardó su teléfono y esperó a que Levi la llevara al hotel.

Pero las cosas no salieron como ella esperaba.

El coche entró en un estacionamiento subterráneo. Selina se levantó del asiento del pasajero tan pronto como Levi se detuvo.

Levi sacó la maleta del maletero y Selina se la quitó. "Gracias. Puedo reservar una habitación yo sola".

Levi la ignoró y llevó la maleta al ascensor.

Selina tuvo que seguirle a pesar de su confusión.

Levi pulsó el número 6 cuando llegaron al ascensor. ¿Por qué le resultaba tan familiar?

Cuando llegaron al sexto piso, de repente, se dio cuenta del porqué. Era el apartamento de Levi...

"¡Levi Li!" Ella le gritó con indignación.

Levi se volvió hacia ella confundido.

"¡Quería un hotel!" ¿Por qué se le veía tan confundido?

Levi se acercó y tiró de su muñeca. "Es peligroso. Puedes quedarte en mi apartamento".

El corazón de Selina se aceleró. "¡No! ¡Voy a un hotel!"

¡Dios! Selina pensaba que no iba a estar lo suficientemente cómoda como para dormir en el apartamento de un hombre.

"Los hoteles no son seguros para jóvenes solteras". Levi abrió la puerta con su huella dactilar y llevó a Selina al interior.

La decoración y el mobiliario eran exactamente los mismos de antes.

Levi le ofreció unas zapatillas. "No te esperaba, así que no preparé ningunas de mujer. Puedes ponerte estas zapatillas. Son las que usaste la última vez".

Selina se quedó sin palabras. ¡No quería ponerse las zapatillas!

Al ver que dudaba, Levi se las puso como la última vez. Selina se sonrojó.

"¡Levi Li! ¡Le diré a Wendy que me estás acosando!" Sacó su teléfono, dispues

a".

Selina sollozó en silencio. Ni siquiera lo miró.

Levi dio un paso ansioso hacia adelante. "Lo digo en serio, Selina. Lo siento mucho. ¿Puedes perdonarme? Por favor, deja de llorar".

Selina continuó ignorándolo.

Ahora era el turno de Levi de sentirse asustado. Sintiéndose abrumado, no tenía idea de cómo hacerla sentir mejor. ¿Cómo podía arreglar esto?

"¿Qué te parece si hago 100 flexiones como castigo? No llores más, ¿de acuerdo?" Era lo mejor que se le ocurrió a Levi.

No esperaba que Selina se volviera hacia él y le dijera: "Está bien".

Levi inmediatamente se quitó el abrigo y se tendió en el suelo. Comenzó a hacer flexiones a una velocidad constante.

"1, 2, 3... 20... 40..." Después de 40 flexiones, Levi respiraba un poco más acelerado. Selina lo observó con curiosidad mientras él continuaba sin siquiera sudar. ¿Cómo lo había conseguido?

Cuando llegó a 60 flexiones, Selina se levantó de la cama. "Esto no es suficiente. Es demasiado fácil para ti".

Levi hizo una pausa. "¿Quieres algo más?"

A Selina, rápidamente, se le ocurrió una idea. Ella se acercó a él y se sentó cuidadosamente sobre su espalda. "Harás las 40 restantes conmigo en tu espalda".

Levi casi se cayó al suelo con el peso adicional.

¡Bien hecho! ¡Qué buena idea! ¡También podría castigar a sus subordinados de esta manera!

Necesitaba toda su fuerza para levantar a ambos. Su ritmo se ralentizó considerablemente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir