ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1249 Una visita a la abuela

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7675

Actualizado: 2019-05-02 00:07


Selina sonrió y besó a Chano en las mejillas. Gonzalo gritó: "¡Oh, Levi acaba de besar a mi hijo!"

¿Qué? ¿Qué quiso decir?

Todos empezaron a reírse con la broma de Gonzalo. Selina se dio cuenta de ello y su cara se enrojeció.

Al parecer, vieron a Levi besándola cuando se despidieron en el aeropuerto. Tenía sentido decir que Levi había besado a Chano a través de los labios de Selina, puesto que ella lo besó después de que Levi la besara.

En medio de la risa alegre y escandalosa, Selina se vio envuelta en muchas preguntas...

Todas eran sobre ella y Levi.

"¡No, no! ¡Están equivocados! ¡No hay nada entre Levi y yo!" Selina tomó a Chano en sus brazos y se apartó hacia un asiento vacío, negándose a responder cualquier pregunta sobre Levi.

Después de que el avión aterrizara, Selina encendió su celular. Al minuto, recibió un mensaje que decía: "¿Llegaste?"

El número del remitente no lo conocía, pero su instinto le dijo que era Levi.

Selina dudó si contestar el mensaje, pero finalmente respondió: "Sí, gracias".

Ella no recibió respuesta de ese número...

En la Mansión de la Familia Li

Después de empacar sus cosas, Sofía se fue a la Ciudad Sha con Colin. Su abuela vivía en un pueblo cerca de la ciudad. Sofía no la había visto en mucho tiempo. En el pasado, durante los principales días festivos, Sofía visitaba a su abuela todos los años. Pero después de lo que le pasó a su familia, ella dejó de ir a visitarla durante dos años.

Desde que su abuela perdió la vista, tuvo que quedarse con el tío de Sofía. Sofía se sintió mal por no haberla visitado en los últimos dos años.

Se preguntaba cómo estaría su abuela y si la esposa de su tío la trataba bien. Después de todo, a su tía no le gustaba su suegra. Ella no tenía una buena relación con la abuela de Sofía. Sofía solo esperaba que las cosas estuvieran bien...

Después de un viaje de tres horas, llegaron al Pueblo de Agua en el Lago Acuoso, en la Ciudad Sha.

Su llegada atrajo mucha atención. Cuando aparecieron en la entrada del pueblo, muchas personas mayores y niños que jugaban al aire libre, comenzaron a mirar fijamente al llamativo y lujoso coche de Colin.

Los aldeanos se murmuraban entre sí, intercambiando ideas sobre las identidades de estos visitantes, mientras se maravillab

bía un gallinero que solía tener pollos, pero ahora estaba cubierto de musgo...

De repente, Sofía perdió el valor para entrar.

Colin la tomó en sus brazos y la besó en la cabeza. "Sofía, ¿qué pasa?"

No sabía cómo había estado ese sitio, pero ahora parecía un depósito de chatarra... Estaba tan deteriorado que nadie creería que alguien vivía ahí.

"Colin... ¿Por qué se ve así?" Sofía sollozó.

Pensando en su abuela, dio un paso adelante y aceleró para entrar.

Las cuatro habitaciones de azulejos en ruinas era aún más trágico de ver. A Sofía le dolía tanto el corazón que le costaba respirar.

Ninguna de las puertas estaba cerrada con llave y la puerta abierta conducía a la habitación de su abuela.

De repente se volvió hacia Colin. "¡Espera aquí!"

Sofía temía que estuviera peor por dentro. Y Colin se desconcertaría al ver la escena.

Colin frunció el ceño y tomó su mano, tirando de ella a través de la puerta abierta.

La habitación estaba vacía. Un ataque de tos se podía escuchar desde lo más profundo de la habitación.

"¡Abuela!" Sofía soltó la mano de Colin y se apresuró a entrar.

La pequeña habitación estaba impregnada de un olor mohoso. Una anciana delgada tosía en la cama, con una mano en su corazón.

Junto a ella habían cuencos sucios, un panecillo seco a medio comer y un vaso lleno de manchas.

Sofía estalló en lágrimas al verlo. "¡Abuela!" Corrió hacia la cama, arrodillándose frente a la anciana.

Pensando que estaba alucinando, su abuela mantuvo los ojos cerrados.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir