ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1261 Conveniente para nuestro encuentro privado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6799

Actualizado: 2019-05-04 18:31


"Sí. ¿Qué pasa?" La voz de Sofía se redujo a un susurro, mientras mostraba una expresión impasible.

"Esta tarde, Dolores y yo tenemos un conflicto. Estoy molesto, y necesito un trago. ¿Vienes conmigo?"

"Está bien. ¿Adónde?" Suprimiendo su ansiedad, Sofía respondió.

Paulo le dio la dirección. Después del trabajo, Sofía llamó a Wendy, informándole que no cenaría en casa y se dirigió a la dirección que Paulo le había dado.

Sin embargo, antes de llegar al lugar, ella había comido algo en el camino, por si Paulo la obligaba a beber.

Paulo llegó a la barra a las ocho debido a su altercado con Dolores. Él llegó una hora tarde.

Después de atravesar la concurrida pista de baile, Paulo se dirigió hacia un salón privado. Sofía estaba enviando mensajes de texto, pero inmediatamente borró uno cuando lo vio.

"¡Sofía, debes haber esperado mucho tiempo!" Después de entrar en el salón, Paulo abrazó a Sofía. Él también quiso besarla, pero Sofía volvió la cara. "¿Cuál es la prisa? Estás de mal humor, ¿no? Pedí algo de vino. Puedes tomar un poco primero".

Paulo se sentó junto a ella, su brazo descansaba cómodamente alrededor de su cintura. Sofía realmente quería cortarle el brazo, pero fingió serenidad. "Paulo, ¿Dolores sabe de nuestra aventura?"

Sofía tomó una copa de vino blanco de la mesa y se la llevó a los labios. Paulo se tomó la copa de una sola vez.

El hermoso rostro de Sofía despertó sus deseos y sin responder a su pregunta, se arrojó sobre ella. "Sofía, te deseo. Sofía..."

Pero Sofía no estaba de humor para esto. Ella ahora necesitaba respuestas.

Justo cuando estaba a punto de quitarle la ropa, Sofía lo detuvo y le preguntó de manera coqueta: "Esto concierne a nuestro futuro. ¿Ella lo sabe?"

Paulo resopló, tratando de controlar sus emociones. Se alejó de ella y buscó otra copa de vino, terminándola de una sola vez.

También sirvió una copa de vino para Sofía, mientras ella enderezaba su ropa y se sentaba. Ella aceptó la copa, y tomó un sorbo.

"Dolores no accedió a divorci

Sofía corrió y se escondió detrás de Paulo, gritando: "¡Ayuda! ¡Paulo, dijiste que lidiarías con esta perra loca!"

Paulo se quedó inmóvil, mostrando una sonrisa avergonzada.

"¡Dolores, no te enojes! Dolores..."

"¡Apártate de mi camino!" Dolores quería golpear a Sofía. Ella no la a iba a dejar salir tan fácilmente.

Como Dolores no pudo atrapar a Sofía, ordenó a sus guardaespaldas: "Atrapen a esa perra. ¡Ella será de ustedes esta noche!"

"¡Auxilio!" Sofía gritaba mientras se aferraba a la ropa de Paulo.

Sin que ellos lo supieran, Sofía estaba enviando una señal de socorro a Cornelio, esperando que él entendiera su situación.

Poco después, los dos guardaespaldas atraparon a la débil Sofía. Paulo todavía estaba tratando de razonar con Dolores, "Dolores, Dolores, ¡sólo piensa en lo que dijo papá!"

Sofía miró a la pareja con perplejidad. ¿Qué había dicho Jacinto?

Dolores se había dejado llevar por la ira y no le importaba nada. "¡Viólenla!"

Obedeciendo sus órdenes, los hombres arrojaron a Sofía sobre la cama.

"Dolores, ella es la esposa de Colin. ¡Si haces esto, Colin vendrá por ti!"

Cuando mencionó a Colin, agregó combustible al fuego para Dolores. "¡Ese cobarde! Ni siquiera se sobresaltó cuando oyó que su esposa estaba en una habitación de hotel contigo. ¡Él sigue tratando a esta perra como un tesoro!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir