ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1270 Capitulo Desgracia

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7083

Actualizado: 2019-05-07 03:30


Laureana se detuvo y volvió caminando. Las lágrimas corrían por sus mejillas.

"¡Cierra la puerta!"

"Ynocente, tengo novio. No te atrevas a tocarme o si no..." Laureana lanzó una mirada asesina a su padrastro. Era un maestro de la manipulación. Fingía ser amable frente a extraños, pero ella sabía el tipo de monstruo que era. Más de una vez, ella había jugado con la idea de matarlo a puñaladas.

Mirándola con desdén, pasó caminando y cerró la puerta. No podía librarse de la sensación que tenía sobre lo mucho que ella se parecía a su esposa.

Laureana se estremeció.

"O si no, ¿qué? ¿Qué vas a hacer?" Su voz rezumaba sarcasmo, contaminando aún más el estado de ánimo de Laureana.

Laureana, decepcionada, cerró los ojos y dijo con resentimiento: "¡Ynocente, algún día serás castigado!"

"¿Seré castigado? Estoy deseando que llegue ese día..." Agarrando su cintura, Ynocente sintió que ella estaba temblando. No pudo evitar sonreír, mientras sus manos recorrían cada curva de su cuerpo.

El ataque no duró mucho, Ynocente finalmente la dejó ir. Laureana aprovechó la oportunidad y salió corriendo del estudio jurando que necesitaba casarse pronto, o de lo contrario, Ynocente haría algo más que solo tocarla. Después de calmarse, Laureana llamó a su hermano Mario.

Laureana tenía una buena relación con él a pesar de ser su media hermana.

Él conocía las dificultades por las que había pasado, ya que había pillado a Ynocente aprovechándose de ella una vez. Desde entonces, Mario veía a su padre con otros ojos.

Habían peleado, y a partir de ese momento, Mario apenas iba a casa.

En la oficina del presidente de la división de los Estados Unidos del Grupo SL

Colin seguía esperando el correo de Wade.

Se había fumado dos paquetes de cigarrillos cuando su computadora portátil emitió un sonido de notificación de un nuevo correo electrónico.

Colin miró la cámara de seguridad con expresión impasible en su cara. Estaba claro que la mujer que llevaba un abrigo amarillo claro era Sofía.

Paulo estaba a su lado cuando entraron juntos en la misma habitación.

Al abrir el otro corre

lada.

'La familia Pei y la familia Lien, destinadas a morir... '

"Colin, ¿puedes ayudarme a buscar a mi padre cuando te desocupes?" Ella imploró en voz baja.

Colin dijo fríamente: "Está bien".

"Gracias, Colin. Sin tu ayuda no sé qué hacer... Por suerte te tengo a ti. Soy tan afortunada..." Colin frunció el ceño cuando sintió que ella estaba llorando.

Él no sabía qué hacer. ¿Debería confiar en ella?

"Todavía estoy ocupado. Deberías ir a descansar". Colin colgó el teléfono sin esperar respuesta.

Por muy torpe que fuera, ella sintió que algo andaba mal con Colin. ¿Por qué estaba tan frío con ella?

¿Qué había hecho ella para disgustarlo?

El corazón de Sofía se quebró. No se le ocurría ninguna razón por la que él hubiera actuado de aquella manera. '¿Podría ser porque ella lo molestaba cuando él estaba trabajando?'

'¿Habían secuestrado Ynocente o Jacinto a mi padre? Su cabeza estaba llena de pensamientos sobre su padre y su marido.

Lo peor era que, Zamora falleció en la noche siguiente cuando Sofía la estaba visitando. Sofía se aferró a las manos de su abuela hasta que se quedaron sin fuerzas.

Toda la desgracia con la que estaba lidiando era más de la que podía soportar. Se quedó dormida.

Más tarde esa misma noche fue a la villa de Lien. Su agonía la llevó hasta allí, sin pensar en las consecuencias.

Todo lo que ella quería era matar a Jacinto e Ynocente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir