ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1276 No quiero divorciarme de él

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8241

Actualizado: 2019-05-08 00:37


"Muy bien". Colin realmente no quería divorciarse de ella, tampoco. Así que él accedió fácilmente a su petición.

Se dirigieron a casa juntos. Cuando Sofía buscó su teléfono, rápidamente marcó el número de Quintana. Sin embargo, su teléfono estaba apagado.

Con una sonrisa burlona, Colin salió de la habitación sin girar la cabeza, y no volvió.

A la mañana siguiente, Sofía llamó a Quintana de nuevo, pero su teléfono aún seguía apagado.

Sofía entró en pánico. ¿Por qué Quintana apagaría su teléfono?

Sofía no sabía dónde se hospedaba Quintana en el País A, y su única forma de comunicación era vía telefónica. Como Quintana tenía su teléfono apagado, Sofía no tenía otra manera de ponerse en contacto con ella.

Y si no podía encontrar a Quintana, su relación con Colin también terminaría.

Sofía sintió que se merecía lo que le estaba pasando. Ella misma lo había provocado.

Sofía se arrepentía de lo que había hecho. Colin le había preguntado anteriormente que por qué estaba buscando a una prostituta, pero ella optó por mantenerlo fuera de su plan.

Más tarde, Colin le había aconsejado que lo esperara y prometió que la ayudaría a ejecutar su plan de venganza contra Paulo, pero ella estaba muy impaciente.

Lo que era más, Colin también le había pedido que le contara su plan, para que él pudiera saber qué había estado haciendo.

Pero ella no lo hizo.

Todas estas oportunidades se le fueron de las manos, debido a su ignorancia y simple descuido.

La puerta del dormitorio se abrió de golpe detrás de ella. Wendy entró y vio a Sofía arrodillada junto a la cama, con el rostro hundido en las sábanas.

Wendy estaba asustada y rápidamente se acercó a ella, "¡Sofía! ¿Sofía? ¡Qué sucede!"

Al escuchar su voz, Sofía se volvió lentamente hacia ella, "Estoy bien, madre".

Tenía la cara pálida, pero no tenía moretones ni ninguna otra herida. Al verla más de cerca, Wendy soltó un suspiro de alivio y le dijo: "¿Por qué estás arrodillada en el suelo? ¡Puedes sentarte en tu cama!"

Pero Sofía no se levantó. Llorando, abrazó las piernas de Wendy y le dijo: "Madre, yo nunca engañé a Colin, pero él no me cree, sin embargo me merezco esto que está pasando. Colin quiere divorciarse. No lo culpo, pero yo no quiero divorciarme de él. Mamá, ¿podrías ayudarme? Habla con él, por favor... Él te escuchará..."

Ella nunca le había rogado a nadie antes. Pero ella haría cualquier cosa por el amor de Colin, a cualquier costo.

Al es

era, "¡Colin! ¡Sofía está embarazada! ¡No hagas nada de lo que te puedas arrepentir!"

Al oír esto, Colin mostró una sonrisa con aire burlón. Levantó la barbilla de Sofía con un dedo, "Eres más astuta de lo que pensaba, Sofía Lo. ¿Qué le dijiste a mi madre? Tal parece que ella creé que es mi semilla la que está creciendo en tu vientre".

"Es tuyo". Sofía dijo, agachando la cabeza.

Cuando Colin retiró su mano, Sofía se acercó a él y lo ayudó a acostarse en la cama.

De repente, ella vio una mancha de lápiz de labial en el cuello de su camisa. Temblando, Sofía no pudo desviar la mirada.

Colin notó su comportamiento. Le echó un vistazo rápido y con su rostro exaltado habló, "¿Qué? Tú ya te has acostado con tu ex novio muchas veces. ¿Yo no puedo dormir con otras mujeres?"

Sofía permaneció en silencio por un largo rato. Sintió un dolor en su corazón y le preguntó: "¿Te acostaste con Maita?"

Colin se sintió aún más molesto. ¿Por qué pensó en aquella mujer? Pero él asintió, "Sí, lo hice. Y no es de tu incumbencia. Puedo dormir con quien yo quiera".

Sofía no dijo ni una palabra. Ella lo ayudó a quitarse el traje que olía a alcohol y tabaco. Pero Colin le tomó la mano, "¿Qué? ¿Estás tratando de seducirme?"

Sofía se quedó callada por un momento, antes de responder: "No, simplemente quiero quitarte el abrigo".

En ese instante, la empujó sobre la cama. La cara de Colin estaba tan cerca de la de ella, "No me toques. No eres más que una sucia mujerzuela".

Al escuchar estas palabras, las lágrimas le brotaron de sus ojos.

Colin la tomó por el cuello y le advirtió: "No te atrevas a llorar, o te mato".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir