ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1294 Parto prematuro

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6611

Actualizado: 2019-05-12 00:51


Las lágrimas de Sofía caían al suelo. No podía soportar tanto dolor y se sintió mareada. Sofía se mantuvo firme, negándose a perder el conocimiento.

Colin le apartó los brazos y la miró fríamente.

Sofía sonrió a pesar de su indiferencia. Reuniendo coraje se puso de puntillas y lo besó.

No podía recordar cómo respondió Colin a su beso ni cuánto tiempo duró. De repente, se escuchó el sonido de unos tacones y la separó de él.

La puerta de la habitación estaba abierta. Al ver quién había entrado, Sofía apretó su puño con fuerza.

"Lo siento, Colin, llego tarde. Fui al supermercado a comprar fruta". Bien vestida, Dolores entró y colocó una delicada cesta de frutas sobre la mesa.

¿Qué quería Dolores? ¿Colin le pidió que viniera? ¿Decidieron venir a verla juntos?

¿Para qué vinieron? ¿Para alardear del cariño que había entre ellos?

Ridículo. De pronto, Sofía dejó escapar una risa maníaca.

Agarró la cesta de frutas y la tiró fuera de la habitación. "¡Salgan!"

La fruta quedó esparcida por todo el suelo.

Sofía fulminó a Dolores con la mirada. ¡Qué hipócrita! ¡Ella nunca aceptaría la falsa amabilidad de Dolores!

"Sofía, ¡ya basta!" Soltó Colin.

Dolores sostuvo el brazo de Colin de forma engreída. "Sofía, vinimos a verte porque eres la exesposa de Colin. ¡No seas tan desagradecida!"

Antes de que Sofía pudiera responder, Dolores le dijo a Colin en voz baja: "Vamos. La señorita Lo necesita descansar más".

Sin mirar a Dolores, Colin salió de la habitación. Dolores inmediatamente fue tras él.

Los pasos desaparecieron lentamente. Sofía se sentó en la cama con dificultad.

El hombre que más amaba se había enamorado de su enemiga...

Qué irónico.

El destino era cruel.

Sofía se sintió repentinamente agotada física y mentalmente.

Cuando Mario regresó a la sala, Sofía ya estaba dormida. La arropó y se sentó junto a la cama.

En el estacionamiento del Hospital

De pie junto a su Maybach, Colin miró fríamente a

ercial con más frecuencia, así siempre podría ver a Colin...

Colin parecía imponente mientras caminaba, atrayendo la atención de muchas mujeres.

Detrás de él estaban los jefes de departamento del centro comercial. Parecía que estaba haciendo una inspección.

Sofía salía de una tienda de ropa de hombres, llevando varias bolsas en sus manos, cuando vio a Colin.

Los ojos de Colin se posaron brevemente en ella antes de entrar a la tienda de la que acababa de salir. Sus subordinados le siguieron.

Sofía quería mirar hacia atrás, pero no quería que Dolores le causara problemas en el futuro...

Aceleró el paso y salió del centro comercial.

Mientras escuchaba el informe del gerente de la tienda de ropa de hombres, Colin miró a Sofía, que estaba sola afuera.

Él no pudo averiguar para quién había comprado la ropa. ¿Era para Mario?

Las comisuras de la boca de Colin se cerraron con ironía. De nuevo puso su atención en el trabajo.

En la Casa Lo

Sofía abrió la puerta del salón. "Papá, estoy de vuelta. ¿Ya terminaste?"

No había más que silencio.

Sofía tuvo un presentimiento. Llamó a la puerta cerrada de la habitación de Jay. "Papá, ¿estás ahí?"

Sofía golpeó repetidamente, pero no obtuvo respuesta. Cuando giró el picaporte descubrió que la puerta no estaba cerrada con llave.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir