ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1333 Después de la cena

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6938

Actualizado: 2019-05-20 00:17


El padre y el hijo se miraron el uno al otro. "Papá, ¿cómo supiste que estábamos aquí?".

Colin frunció los labios y dijo con indiferencia: "Eres simplemente predecible''. Tenía un rastreador instalado en el reloj que su hijo tenía en la muñeca.

... Ambrosio bufó: "No me molestes ni a mí ni a Sofía la próxima vez''.

Con una mirada pensativa, Colin golpeó la mesa varias veces con su dedo índice. "En realidad, puedes llevarla a casa esta noche''.

"¿Qué? ¿De verdad?". Los ojos de Ambrosio brillaron de alegría.

"¡Por supuesto! Déjame decirte cómo...".

...

Después de la cena, Sofía lo llevó a Ambrosio a dar un paseo para digerir la comida que comieron.

A eso de las nueve en punto, Sofía le dijo a Ambrosio: "Bario, es hora de irse a la cama. Mañana es un día de escuela, ¿recuerdas? Vamos, vuelve a casa con tu papá''.

La cara de Ambrosio de repente cambió. Se puso las manos sobre el estómago y tropezó con los brazos de Sofía. "Sofía, me parece que... tengo dolor de estómago''.

"¿Qué? ¿Qué pasó? Déjame echar un vistazo''. Sofía se agachó y miró preocupada al chico de mal aspecto.

Sacudiendo la cabeza, Ambrosio seguía acechando en los brazos de Sofía. "No me siento muy bien. ¿Me puedes llevar a casa? ¿Puedes cantarme una canción de cuna cuando me acueste?''.

Sofía sintió que su corazón latía con fuerza ante la voz débil del chico. Miró al hombre silencioso que estaba cerca. "Tu hijo está enfermo. ¡Vamos a llevarlo al hospital!''.

No entendía por qué Colin parecía tan tranquilo al ver a su hijo así. '¿Todos los padres son tan despiadados?', pensó en su interior.

Antes de que Colin pudiera responder, Ambrosio se aferró a su ropa. "Sofía, no quiero ir al hospital. ¿Puedes solo abrazarme?''.

Ambrosio se veía tan expectante, que Sofía no tuvo corazón para negarse. "Bueno''. Ella lo levantó en sus brazos. "Bario, ¿te duele mucho? Creo que necesitas ir al hospital''.

"No quiero ir al hospital. ¿Puedes llevarme a casa?''. Ambrosio le suplicó. Rodeó el cuello de Sofía con sus brazos y apoyó la cabeza en su hombro.

Esta casa... No había estado aquí por años, pero nada había cambiado desde entonces.

Cuando llegaron al pie de la escalera, Colin le bloqueó el paso. Tomó a Ambrosio en sus brazos y subió las escaleras.

Mientras Sofía dudaba si debía seguirlo, Ambrosio de repente gritó: "¡No quiero a papá! ¡Quiero a Sofía!''.

Al instante, ella corrió y subió las escaleras sin pensarlo dos veces.

Al oír la conmoción, Wendy abrió la puerta de su habitación. Sus ojos se iluminaron al ver a Sofía detrás de Colin y Ambrosio. "¡Sofía, estás aquí!".

"Sí, tía. ¡Perdón por molestarte!". Sofía miró a Wendy, avergonzada.

"De ningún modo. ¡Todavía no es mi hora para irme a dormir! Estaba hablando con Selina en este momento''. Mientras hablaba, una mujer salió de la habitación.

¡Era de hecho Selina!

"¡Selina!".

"¡Sofía!". Las dos mujeres se abrazaron tan pronto como se vieron.

Durante los tres años que Sofía estuvo en Milán, había estado en contacto con Selina. Ella era una chica alegre y encantadora.

Al despertar, Ambrosio saltó de los brazos de su padre y corrió hacia Selina. "Tía''.

Selina soltó a Sofía y levantó al niño. "Has crecido mucho, estás más alto y pesas más, ¡apenas puedo sostenerte ahora!".

"Está bien, tía. Soy un chico. Cuando crezca, ¡podré abrazarte a ti y a Sofía!''. Ambrosio se deslizó de los brazos de Selina y regresó con Sofía.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir