ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1365 99 Rosas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7705

Actualizado: 2019-05-26 03:45


Cuando Sofía llevó a Ambrosio al baño, Colin ya había terminado su ducha y se envolvió con su bata de baño.

Al ver su pecho sólido y sus firmes abdominales, ella sintió que sus orejas se ponían rojas. "Vístete. Ya preparé el desayuno".

Después de que Sofía ayudó a Ambrosio a vestirse, Colin ya casi había terminado con su desayuno cuando ellos salieron.

Sofía recalentó la leche para Ambrosio y se la llevó. "Déjame ayudarte con los huevos duros".

Los ingredientes que usaba para hacer el desayuno eran muy limitados. Tuvo que ir al mercado esa mañana para comprar huevos y leche. Ella sólo hacía huevos duros, sándwiches sencillos y albóndigas con poro y huevos.

Sofía estaba muy feliz de que Colin se había terminado toda la comida que preparó para él.

Colin se limpió la boca y tomó los huevos de la mano de Sofía. "Déjame ayudar a Ambrosio".

Ella no rechazó la ayuda, le pareció muy tierno que Colin se ofreciera a ayudar a Ambrosio con su desayuno. Ambrosio pudo conocer el amor de su padre hacia él.

Pero Colin le entregó el huevo a Sofía justo después de pelarlo. Mirando a su hijo, dijo: "Las damas primero".

El descontento en los ojos de Ambrosio desapareció instantáneamente. "¡Tía Sofía, tú debes comer primero!"

Sofía tomó el huevo y lo llevó a la boca de Ambrosio. "Bario, toma un bocado primero".

Ambrosio miró a Colin, que estaba pelando otro huevo. Sin levantar la cabeza, Colin dijo: "El huevo de Bario está casi listo". Quiso decir que Sofía debería comer el huevo primero.

Sofía dejó escapar un suspiro. Ella simplemente se rindió y comió primero. Había suficientes huevos para todos. "La próxima vez, Ambrosio debería comer primero. Ser un caballero es bueno, pero también debemos respetar a los ancianos y cuidar a los niños", dijo Sofía.

Colin no estaba de acuerdo, "Es un niño. Debe aprender a ser un caballero".

Parecía haber algo mal con la respuesta de Colin. Sofía preguntó: "¿Y si Bario fuera una niña?"

"En ese caso mi hija sería la más querida".

Sofía no respondió. ¡Muy bien entonces! Según un dicho famoso, si una mujer no puede casarse con el hombre que ama, ella reencarnará como su hija en la próxima vida. Sofía tenía la sensación de que Colin consentiría a su hija de la manera en que lo hizo Daniel.

¿Y si... ella le diera

arrojar las rosas en su coche. Bueno, eso le ahorraría algunos problemas.

Colin miraba a Sofía con severidad mientras echaba al repartidor. "Si sigues viendo a alguien más, te encerraré en mi casa y te ataré a la cama".

Sofía se quedó sin habla.

Ella no había hecho nada. Feidi fue quien le envió las rosas. Por qué Colin estaba hablando como si ella lo hubiera engañado...

Colin se subió al auto y se alejó furioso.

Sofía se sintió molesta. Caminó lentamente hacia la entrada del edificio y se topó con varias chicas curiosas de su departamento. Le preguntaban con entusiasmo, "Sofía, ¿el Sr. Li te trajo aquí?"

"¿Las rosas son un regalo de él, o un regalo tuyo?"

"Sofía, ¿cuándo conociste al Sr. Colin? ¿Están saliendo? ¡Te trajo al trabajo!"

...

Hicieron todo tipo de preguntas. Sofía sonrió levemente y respondió a todas ellas, "No. Y... Mi auto se averió en el camino, y el Sr. Li iba pasando. No estamos saliendo. Pero nos hemos reunido varias veces por cuestiones de trabajo en viajes de negocios. Puede que las rosas sean un regalo para su prometida".

'Bien. Me he convertido oficialmente en una mujer hipócrita que puede contar un montón de mentiras'. Pensó Sofía para sí misma.

En la compañía de entretenimiento Jingguan

Feidi estaba escuchando el informe del repartidor por teléfono. Mientras el chico le contaba toda la historia, frunció el ceño. ¿Colin?

¿Qué relación tenía Sofía con él?

Colin había afirmado que Sofía estaba enamorada de otro hombre... ¿Acaso se trataba de Colin?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir