ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1387 El abuelo de Feidi Fan

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9531

Actualizado: 2019-05-31 00:07


Cuando salieron del restaurante, Sofía se dio cuenta de que Alejandro estaba esperando a Colin en el Cayenne. Ella golpeó ligeramente a la ventana del auto y le preguntó: "¿Ya comiste algo?"

"Sí, acabo de comer unos deliciosos platillos de la cocina Sichuan con algunos amigos en un restaurante cercano. No te preocupes por mí".

"De acuerdo. Tengo que dirigirme primero a la oficina. Supongo que Colin terminará pronto. Conduce tu coche despacio y con cuidado. ¡Cuídate!"

Alejandro salió del auto y miró al hombre parado detrás de su hermana. "Sofía, ¿Feidi te invitó a salir?"

La cara de Sofía de inmediato se puso roja y respondió apresuradamente: "No es asunto tuyo. Tengo que irme".

Sin embargo, Feidi se acercó de repente a Alejandro y extendió su mano derecha: "Encantado de conocerte. Soy Feidi Fan y estoy totalmente enamorado de tu hermana. Sofía ha dicho muchas cosas buenas sobre ti".

Al escuchar estas palabras, Alejandro estaba un poco consternado. Miró la mano de Feidi, pero no planeaba tomarla para un apretón de manos. Sofía lo presionó, indicando que él no debía comportarse de manera grosera enfrente de una persona educada. "Alejandro, ¿qué estás haciendo? El señor Fan solo está siendo amable. No le hagas pasar un mal rato".

Pero Alejandro, de manera obstinada, solo se metió las dos manos en los bolsillos y respondió: "Mi hermana ya ama a alguien, así que ella definitivamente no tiene tiempo para ti. Te lo puedo prometer".

Feidi retiró su mano derecha y no mostró ninguna molestia en su rostro. "Tú no eres tu hermana. Así que no puedes decidir por ella. Ella se conoce a sí misma mejor que nadie".

Alejandro detestaba a cualquier hombre que se acercara a su hermana con motivos ocultos. Él sabía que Feidi era un hombre muy pretencioso. Él contestó, esta vez con un tono más decidido: "Te equivocas. Yo puedo decidir con quién se casará mi hermana". Luego, se volvió hacia Sofía y le dijo: "Sofía, te aconsejo que no pases más tiempo con este hombre. Te llevaré a casa. Vámonos".

Pero Sofía no se dio cuenta de que a su hermano no le agradaba mucho Feidi. Ella pensó que él solo estaba siendo protector. Ella forzó a Alejandro a subir al auto y dijo: "No te preocupes por mí. Me voy. Puedes quedarte aquí y esperar a Colin. Gracias, hermano".

Luego, ella tiró de Feidi por la manga y se fue con él rápidamente.

Cuando Sofía y Feidi entraron en su costoso Lamborghini, Colin y su grupo salieron del restaurante. Feidi y Colin de inmediato intercambiaron miradas.

Feidi lanzó una mirada desafiante a Colin, pisó el acelerador y arrancó.

Sin embargo, él no pudo ver la sonrisa de impotencia en el rostro de Colin. Cuando Feidi comenzó a acercarse a Sofía, Colin ya había enviado a un subordinado para investigar sus antecedentes.

Resultó que Feidi tenía muchos secretos. Colin ya tenía el p

sotros tenemos un dicho, que aunque desees golpear al perro, debes seguir respetando a su dueño. ¿Colin te permitirá regañar o inclusive castigar a Alejandro? ¡No! ¡Él no estaría de acuerdo con eso! Ahora, mira lo que has hecho. Colin te abandonó y le pidió a su guardaespaldas que te mandaran a casa. Él no se preocupó por ti en absoluto".

Felice se sintió tan consternada al pensar en la desconsideración y estupidez de su hija. 'Cómo pude dar a luz a una niña tan tonta', pensó dolorosamente para sí misma.

Dolores tomó la mano de su madre y dijo: "Mamá, no te enfades conmigo. De ahora en adelante, haré lo que tú me digas. ¡Lo siento!"

Felice suspiró pesadamente. Dolores siempre había sido su hija favorita. Ella no podía culpar demasiado a su hija. Felice tomó suavemente su mano y la dejó sentarse en el sofá. "Siéntate aquí para que pueda poner un poco de medicina en tus heridas".

"Gracias, mamá. Eres tan amable conmigo. Lamento haberte decepcionado". Dolores estaba conmovida y miró a su madre, con lágrimas recorriendo su rostro.

Felice estaba aplicando medicina en los rasguños de Dolores cuando dijo: "Solo faltan un par de días antes de tu boda. Tienes que ser paciente y asegurarte de no volver a causar problemas. Recuerda, después de tu matrimonio con Colin, puedes hacer lo que quieras con tus enemigos. ¡Recuérdalo!"

"No lo olvidaré, mamá". Dolores maldijo en voz baja a los ancestros de Sofía y Alejandro, y juró castigar a la hermana y al hermano justo después de su boda.

Felice continuó con una voz decidida: "Voy a desinfectar tus heridas. Luego, te llevaré al hospital y te conseguiré una vacuna contra la rabia. No permitiré que Sofía y Alejandro queden impunes. ¡Se les debe responsabilizar por todos los problemas por los que tú estás pasando!" Luego pensó por un momento antes de agregar: "Primero, deberás callarte. Yo hablaré con Colin sobre esto".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir