ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1391 Abuelo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6691

Actualizado: 2019-05-31 08:05


"¿Qué pasa? ¿Hay algún problema?", preguntó Colin analizando el rostro angustiado de Sofía.

Sofía dominó sus emociones y negó con la cabeza. "No, sólo tengo curiosidad. Ve a darte un baño".

"Bueno, espérame". Después de que Colin se fuera al cuarto de baño, Sofía se quedó pensando en su reciente descubrimiento.

Al parecer, la niña llamada Naiara era hija de Colin y Maita.

Recordó la mañana en la que Colin dijo que le gustaban las hijas.

Él debía amar mucho a Naiara. Si no fuese así, no la protegería tanto. A pesar de que ella estaba con él a menudo, no sabía que tenía una hija.

Sofía ya estaba acostada en la cama cuando Colin regresó a la habitación. Metiéndose en la cama, la abrazó por detrás y besó su pelo.

Sofía se vio obligada a darse la vuelta para aceptar su deseo y sus besos.

Estaba un poco distante esa noche. Para despertar su lujuria, Colin le hizo el amor apasionadamente.

A la mañana siguiente, Sofía decidió ir al hospital cuando salió del baño porque estaba sangrando un poco.

En un pueblo de la Ciudad D

Tres Audis negros se detuvieron en una intersección. Un joven con gafas de sol, chaqueta de cuero y pantalones negros salió del auto. Miró a un anciano que estaba no muy lejos de él.

El anciano, que vestía con una chaqueta negra desgastada, cogió una botella vacía del contenedor de basura. Varios estudiantes de primaria que regresaban a casa de la escuela pasaron por su lado y se detuvieron. Uno de los chicos tiró al anciano su botella aún sin terminar. Luego el niño le hizo una mueca y le gritó: "¡Viejo, viejo apestoso!"

Siguiendo su ejemplo, los otros chicos recogieron piedras y se las tiraron al hombre de pelo gris. "¡Viejo, viejo apestoso!"

El anciano no respondió y les sonrió con tristeza.

Al presenciar la escena, el hombre vestido de negro dijo fríamente a sus hombres: "Encuentren a sus familias y hagan que sus padres les enseñen una lección".

"¡Sí, jefe Lo!"

Tres de los guardaespaldas se fueron. Alejandro

ando podía conseguirlos.

"No, no me he casado todavía. Abuelo, ¿has estado viviendo allí?" Alejandro secó suavemente las lágrimas de Pazel.

"Sí. Alejandro, vete a casa. No te preocupes por mí. Te meteré en problemas", respondió Pazel retrocediendo unos pasos.

"Abuelo. Estoy aquí para llevarte de vuelta a casa". Alejandro miró con cariño al anciano que solía llevarlo a cuestas cuando era niño.

Pazel negó con la cabeza. "Alejandro, quiero ir contigo, pero no puedo..."

Él se conformaba con llevar una vida pobre. Ver a su nieto le hizo sentirse feliz y afortunado.

"Abuelo, confía en mí. Te llevaré a un lugar seguro con papá. ¿Vendrás conmigo?", preguntó Alejandro ansiosamente.

Después de meditarlo por un momento, Pazel decidió ceder pensando en sus nietos. "Está bien".

Alejandro agarró con fuerza la mano de Pazel y se volvió hacia los guardaespaldas.

"Esta mujer ha estado maltratando a mi abuelo durante años. Expulsen a todos sus inquilinos y no permitan que nadie alquile su casa de ahora en adelante".

"Sí, jefe Lo". Los dos guardaespaldas fueron a echar a los inquilinos.

La casera se sentía como si fuese el fin del mundo. Toda su familia dependía del alquiler de esa casa para vivir. Si Alejandro hacía eso, estarían acabados. Ella gritó: "¡No! ¡Por favor, no! ¡O llamaré a la policía!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir