ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1398 Venganza

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8648

Actualizado: 2019-06-02 00:22


Colin seguía besando a Sofía, como si la boca de ella fuera de dulce. Ella empalmó el rostro de él entre sus manos y sonrió levemente. Ella dijo: "¿No has estado ocupado últimamente? Pensé que sería mejor dejarte solo. Incluso si fuera a visitarte, también sería posible que hayas estado en medio de algo".

"Bueno, no creo que dejarme solo sea una buena idea. Tengo que trabajar en la oficina, y si no tienes nada más que hacer en casa, siempre puedes venir a mi oficina". Él apoyó sus grandes palmas en la cintura de ella y le acarició la espalda, de arriba hacia abajo.

Sofía asintió y dijo: "Bueno, esperemos un par de días más. Ya casi es el Año Nuevo".

De repente, Colin la levantó y la llevó en sus brazos, pero antes de que Colin pudiera hacer algo más, Sofía saltó de sus brazos y dijo: "¡Espera! ¡Colin, debes de estar hambriento!"

Él la atrajo hacia sus brazos y susurró: "Sí, estoy hambriento, pero no quiero nada más que a ti para la cena".

Los ojos de Sofía parpadearon, y comenzó a pensar en otra cosa. "Colin, ¿puedo preguntarte algo?"

Él besó su hermoso cabello, y dijo: "¿Sí?"

"¿Dónde está Dolores ahora? ¿Ella está en su casa?"

Colin se detuvo cuando Sofía mencionó a Dolores en la discusión. Él besó sus labios y dijo: "Bueno, continuemos con esto más tarde".

Entonces él tomó la mano de Sofía y la condujo fuera de la casa.

Sofía suspiró aliviada y se metió en el coche con él. "¿A dónde vamos ahora?"

"Vamos a hacerle una visita a Dolores".

En el hospital psiquiátrico JZ

Sofía estaba parada a las puertas del hospital con pensamientos negativos. "Mi padre, él está..."

"No. Tu padre y tu abuelo están bien, no tienes que preocuparte por ellos".

"Entonces... ¿Por qué Alejandro no me deja reunirme con el abuelo?" Sin responderle, Colin tomó su mano y entraron en el hospital.

Colin le dio un beso en el dorso de la mano y le dijo: "No te preocupes. Debido a que Ynocente todavía sigue prófugo, podrás reunirte con tu abuelo y con tu padre después de que la policía lo atrape. Es mucho más seguro de esta manera".

Cuanta menos gente supiera acerca del lugar donde estaban ellos, sería mejor.

"Está bien", respondió Sofía.

La puerta de una habitación vieja y destartalada estaba entreabierta. Cuando se acercaron, se oyeron gritos proviniendo del interior de la habitación. "Yo... No estoy enferma... Por favor... No necesito más inyecciones... Ah... Por favor... Por favor... Dejen de inyectarme, por favor... Ah..."

La voz le sonó familiar a Sofía, y ella miró hacia el interior a través de la rendija.

Había

a ella, quien la seguía acechando por su venganza eterna.

"¿Recuerdas cómo murió la abuela de Sofía? No lo recuerdas, ¿verdad? Hice que alguien le contara a tu abuelo lo que le hiciste a Sofía, por igual que Pascua no es tu propio hermano y cómo el Grupo Lien se está yendo a la bancarrota... Tu abuelo no pudo soportar todas estas duras verdades y, finalmente, no pudo sobrevivir. Mis hombres no pusieron ni un solo dedo sobre él".

La cara de Dolores se puso igual de pálida como un cadáver y sus ojos estaban totalmente abiertos. Ella siguió murmurando: "Monstruo, monstruo, Colin... Eres un monstruo..."

Colin sonrió sin piedad. Él caminó hacia el costado de Sofía, la tomó de la mano y continuó: "¿Crees que esto ha terminado? ¡Oh no! Este es solo el comienzo".

"¡Ah!" Dolores estaba respirando muy rápido, y luego pareció perder el conocimiento y casi se desmayó.

Sofía se inclinó cerca de Colin y añadió: "Gracias a la sopa de tu madre, he experimentado el mejor sexo de mi vida..." Sofía se rió alegremente y le dijo a Dolores con una voz dulce: "En día de tu boda, hice que alguien te enviara el mensaje para pedirte que fueras a la habitación del hotel... Era yo quien estaba teniendo sexo con tu prometido".

Dolores había reconocido a Sofía el día de su boda, y también sabía que Sofía estaba teniendo sexo con Colin justo antes de la boda. Así, Dolores, con sus propios oídos, escuchó a Sofía decirlo, y su rostro se puso rojo de ira. Ella escupió unas gotas de sangre y posteriormente se desmayó.

Colin miró con odio a la escandalosa mujer. Luego miró a Sofía y dijo: "Vámonos".

"Está bien", respondió ella. Sofía estrechó con fuerza la mano de Colin y después salieron juntos del edificio.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir